Luego de cinco meses, regresaron los artesanos a la plaza Independencia

El paseo podrá ser visitado de jueves a domingo, de 10 a 18 horas. Uno de los artesanos relató cómo sobrevivió todo este tiempo sin ese ingreso.

Quienes venden sus artesanías debieron adaptarse al cierre del paseo y rebuscársela con otros trabajos para vivir. Foto: Mariana Villa / Los Andes
Quienes venden sus artesanías debieron adaptarse al cierre del paseo y rebuscársela con otros trabajos para vivir. Foto: Mariana Villa / Los Andes

Acostumbrada a ser un lugar de paso y espera, pero también de entretenimiento, compras y reunión, la plaza Independencia no volvió a ser la misma desde el 20 de marzo pasado, cuando se declaró el aislamiento obligatorio en todo el territorio nacional.

Si bien con el paso de los días y la flexibilización de las medidas, fue retornando lentamente el movimiento, faltaba la apertura del tradicional Paseo de Artesanos para recuperar su colorido habitual que, tras la habilitación de la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza, se concretó ayer. Además durante las próximas semanas comenzarán a funcionar otros paseos similares en la ciudad (ver aparte).

En la mencionada feria se reúnen decenas de stands con productos artesanales, que utilizan materias primas como cuero, metal, cerámica, madera y lana, que estarán abiertos de jueves a domingo de 10 a 18. Se trata de una excelente noticia para los trabajadores del rubro, que cinco meses atrás se quedaron sin el ingreso que les generaba este trabajo.

Por esa razón tuvieron que buscar otras alternativas para subsistir. Entre ellos, hubo quienes avanzaron en la comercialización a través de internet, innovando en diversos canales, y otros que dejaron esta pasión de lado y empezaron a hacer “changas” para poder sobrevivir.

Este es el caso de Maximiliano Bordini (40), que durante el cierre de la feria retornó a su actividad como pintor y albañil, que aprendió desde chico y ha implementado cada vez que el trabajo en su puesto ha sido insuficiente. En el paseo, él vende joyería artesanal utilizando la técnica conocida como filigrana con alpaca, plata y piedras naturales.

“Nosotros vivimos netamente de lo que fabricamos así que durante estos meses nos la tuvimos que rebuscar como pudimos”, relató el artesano. En su vida él ha trabajado de todo, por lo que durante la cuarentena no dudó en reinventarse como pintor y albañil. “Tengo clientes que cada tanto me piden hacer cosas así que estuve bastante ocupado”, relató. Es que, tal como observó, muchos mendocinos que tenían algunos ahorros y más tiempo para estar en el hogar decidieron avanzar con algunas mejoras. “Ahí es donde uno entra en acción; no con un trabajo grande, pero sí arreglando el comedor, el patio, entre otros”, enumeró.

Maxi, como todos lo conocen, es oriundo de Buenos Aires y tras un largo viaje por el país 15 años atrás, decidió radicarse en nuestra provincia. “Desde los 17 años empecé con la joyería artesanal como un hobby para solventar las vacaciones, hasta que me enamoré de Mendoza”, recordó. Para él esta tierra presenta una combinación perfecta entre tranquilidad y movimiento.

“Me vine sólo con una bolsa de dormir y la carpa. De a poco fui trabajando, conociendo gente, alquilé un departamento”, describió. Al año de estar en Mendoza, Maxi empezó con su puesto en la plaza Independencia como principal fuente de ingresos. “Siempre con altibajos, pero me siento afortunado, porque no todo el mundo puede vivir de lo que le gusta”, aseguró.

En tanto, destacó que mucha gente tiene prejuicios sobre los artesanos. “Piensan que vivimos en otro planeta, pero si no somos responsables, cumplimos los horarios y tratamos bien a la gente como en cualquier otro trabajo, no podemos vivir de esto”, remarcó.

Actualmente el artesano está en pareja con una mujer que conoció justamente en la plaza y quien afortunadamente pudo conservar su sueldo fijo. “Pero igualmente estuvimos complicados; pagamos alquiler, impuestos, tenemos cuatro perros de la calle, necesitamos un presupuesto”, señaló. Así es que por estos días se encuentra satisfecho por retornar a su trabajo habitual.

“Nos alegra mucho saber que vamos a estar de vuelta en serio, porque hace un mes y medio teníamos todos los papeles listos pero empezaron a surgir nuevos casos nuevos y todo se tiró para atrás”, recordó. En ese entonces reconoció que le molestó la apertura de locales cerrados y no el paseo de la plaza, que está al aire libre. “No le encontramos explicación, pero no podíamos ir en contra porque es un tema muy delicado”, comentó.

Sobre las expectativas de este regreso asegura que será de a poco. “Espero que podamos vender lo justo y necesario como para poder reactivarnos y, a medida que vaya pasando el tiempo, todo evolucione para mejor”, deseó.

Habilitarán otras ferias

Además del Paseo de Artesanos de la plaza Independencia, la Municipalidad de Capital adelantó que durante los próximos días comenzarán a funcionar otras ferias de similares características. A partir del próximo jueves los mendocinos podrán visitar el “Paseo de Anticuarios”, en la plaza Independencia. Si bien este emprendimiento solía estar asentado en la plazoleta Pellegrini, se mudó temporalmente mientras se remodela el espacio verde.

En tanto, a partir del 3 de septiembre estará habilitado el “Paseo artesanal la Estación”, ubicado en calle Villalonga y Las Heras. En total, son 68 puestos distribuidos en los tres paseos que funcionarán de jueves a domingo de 10 a 18 horas. Todos los stands deberán cumplir con las pautas establecidas, según los requisitos sanitarios aprobados por el Gobierno provincial y otras medidas sanitarias que serán estrictamente controladas.

En caso de incumplimiento a la normativa dispuesta, se aplicarán sanciones y hasta clausuras, conforme a los decretos provinciales y municipales vigentes.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA