La “Whitney Houston mendocina” y su sorprendente historia: “Llegué hasta Bolivia, en bicicleta y cantando”

La “Whitney Houston mendocina” y su sorprendente historia: “Llegué hasta Bolivia, en bicicleta y cantando”
Argentina Libertad (45) suele cantar a la gorra en la Peatonal mendocina, pero también en otros puntos. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes.

Argentina Libertad es el nombre artístico de esta mujer que lleva la mitad de su vida viviendo en Mendoza y que sorprende a los mendocinos por su energía y su voz al interpretar canciones en la vía pública. De esta manera se gana la vida, y con la música logró viajar por América. Su historia.

En su documento, Argentina Libertad (45) no figura precisamente con ese nombre. Pero, como buena artista –y de ley-; es el que usa para que la gente la reconozca. Esa misma gente que se convierte en su público ocasional, y que muchas veces se acerca para colaborar con ella, y para decirle que con una de sus canciones le cambió el día; o le mejoró la espera en la interminable y siempre tediosa cola del banco.

Argentina Libertad (nombre artístico) es la mujer de 45 años que sorprende a mendocinos en la calle con sus interpretaciones de clásicos de Whitney Houston y otras cantantes melódicas internacionales. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes.

Día por medio (“si llego a salir todos los días para cantar 10 canciones, ¡me muero!” aclara, siempre sonriente), la mujer se instala con un reproductor de música portátil. Lo hace en la Peatonal, en otros puntos del centro mendocino; y también la zona bancaria de Guaymallén. Su tez morena, su cabello ensortijado y la fortaleza con que irrumpe en el paisaje ya sobresalen en cualquiera de estas postales. Pero es su voz y la energía con que canta lo que termina por destacarla por sobre cualquier otra persona u objeto que rodee la escena. Es esa voz la que ha llevado a que, quienes la escuchan, la bauticen como la “Whitney Houston mendocina”.

“Canto temas de Whitney Houston; y también de Celine Dion, de The Carpenters, de Barbra Streisand y de Olivia Newton John, entre otras. Antes cantaba algo de latino, pero me gusta más lo internacional, lo melódico y más tirando a clásicos”, se sincera Argentina Libertad luego de una mañana de esfuerzo, trabajo y lucirse con su inconfundible voz, acompañada únicamente por la pista musical que suele emanar el reproductor portátil que lleva a todos lados.

“Me vas a encontrar siempre en algún lado, por ahí; donde consiga un recoveco. La idea es ver dónde puedo quedarme y que no haya otros músicos. Pero no tengo lugares fijos”, agrega la mujer.

A Mendoza, por amor

Cantando en la calle, Argentina Libertad se gana la vida. A veces le alcanza para guardar algo de dinero (sobre todo para aquellos días en los que no puede salir); mientras que otros –la mayoría- es apenas suficiente para vivir al día. Vive en Las Heras con su esposo Miguel y sus dos hijos, de 8 y 6 años.

Su esposo, Miguel Ángel Muñoz se dedica a hacer mantenimiento y colocación de pantallas solares, aunque con la pandemia de coronavirus la demanda de trabajo cayó bastante. Pero también es músico; canta y toca la guitarra. Por esto mismo es que la familia come y vive de lo que cantan.

“Nací en la Ciudad de Buenos Aires, pero vivo en Mendoza hace 22 años; casi la mitad de mi vida. Por esto mismo es que siento que soy una mendocina más, ¡estoy enamorada de Mendoza y de acá no me quiero ir nunca!”, confiesa Argentina Libertad en una especie de declaración de amor a viva voz.

Argentina Libertad, "la Whitney Houston mendocina", cantando en la Peatonal Sarmiento. Foto: Facebook.

Su llegada a Mendoza fue por amor, ya que conoció a Miguel en Buenos Aires en una ocasión por demás llamativa. “En septiembre de 1999, mi esposo fue en auto desde Mendoza hasta Buenos Aires, y lo hizo recorriendo todo el país con una bandera blanca. Se armó toda una campaña por la paz con ese viaje, y en el diario Los Andes le hicieron una nota en ese momento”, rememora la cantante.

Luego de aquel comentado viaje, Miguel regresó a Mendoza; y dos meses después lo hizo su actual esposa. “Cuando llegué a la provincia, empecé a cantar acá. Primero me anoté en un casting que hacía una banda y quedé. Esos fueron mis comienzos, pero luego la banda se disolvió y seguí trabajando como solista en boliches, bares y restaurantes de Mendoza y San Juan”, repasa.

De viaje con la música

En 2005, el matrimonio de artistas decidió alejarse por un tiempo del ruido de la ciudad; por lo que se fueron a vivir al medio del campo en Córdoba. Y fue en ese momento cuando emprendieron otra llamativa y atrapante aventura, siempre con la música como hilo conductor. “Entre 2006 y 2007 nos fuimos en bicicleta a Bolivia con mi esposo, e hicimos el viaje cantando. Parábamos en todas las ciudades, en las escuelas a cantar. Y así pudimos completar el viaje, con la música y vendiendo sahumerios y artesanías que hago yo misma”, reconstruye Argentina Libertad. Y hace una aclaración que, ya en este momento de la charla, parece innecesaria: “Nos encanta viajar”.

El regreso a Mendoza tuvo lugar en 2010, y aquí ya se instalaron para formar su familia. Tuvieron un hijo –quien tiene 8 años actualmente- y una hija -6 años-. Pero los viajes continuaron. “Pudimos comprar un auto, y en 2018 llegamos hasta Ecuador. ¡Menos mal que nos fuimos y pudimos volver antes de la pandemia!. No sé qué hubiese sido de nosotros si la cuarentena nos agarraba allá”, vuelve a pensar en voz alta.

Argentina Libertad está convencida de que “se nace con el don del canto”. Pero ella intentó perfeccionarlo tomando algunas clases cuando todavía vivía en Buenos Aires. “Tuve que abandonarlas por cuestiones personales al tiempo, pero aprendí mucho de técnica”, sostiene.

Un día en la vida

Al igual que a tantas familias, el brote de la pandemia de coronavirus desacomodó la rutina y las finanzas de Argentina Libertad, Migue Ángel y sus dos hijos. La demanda para mantenimiento y colocación de paneles solares mermó para el hombre; por lo que la música y las actuaciones callejeras de Argentina Libertad son hoy la principal fuente de ingresos en esa vivienda.

Argentina Libertad, la Whitney Houston mendocina

“Empecé a cantar de nuevo en la calle, con el aparatito que tengo. Lo hago durante la semana y cuando puedo. Gracias a un video que se viralizó en las redes, es como que de repente me hice famosa”, destaca con humildad.

Cada mañana, la mujer se levanta y define cuál será su improvisado escenario para “mejorarle el día” a la gente (como los propios mendocinos le dicen cuando la escuchan y ven cantar). “Siempre alguno de mis hijos me acompaña, porque no quieren que vaya sola; y se sientan al lado mío. Mi hija se ha empezado a interesar por el arte; la música y el teatro”, acota.

Luego de dejar todo en el escenario (que no es otro que la vida misma), con lo recaudado gracias a esas 10 canciones diarias, Libertad Argentina va al supermercado. Dependiendo de las ganancias, compra algo para llegar hasta el final del día, o bien algo más para acopiar para las jornadas venideras (en esos casos, no suele alcanzar para más de un día de gracia). “Después me tomo el micro a mi casa, llego y comienzo a cocinar. Eso sí, entre que llego y hago la comida, me tomo un mate. Y, dependiendo de cómo me fue ese día; veo si al siguiente tengo que salir o no”, concluye.

Argentina Libertad en las redes

Facebook: facebook.com/argentina.libertad

Twitter: @ArgentinaLiber1

YouTube: Argentina Libertad Aras

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA