lunes 21 de septiembre de 2020

El centro Renacer precipitó los casos en el Este. Estos sitios tienen muchas chances de generar cadenas de contagios.
Sociedad

La mitad de los residentes del centro Renacer dio positivo

El clúster disparó los casos en la zona Este, que pese a no tener circulación comunitaria, se muestra activa. Se supo extraoficialmente que son 42 los internados contagiados.

El centro Renacer precipitó los casos en el Este. Estos sitios tienen muchas chances de generar cadenas de contagios.

La zona Este mendocina quedó fuera del territorio declarado con circulación comunitaria del virus Sars Cov-2. Sin embargo, los últimos días ha presentado un aumento exponencial de casos positivos. Estos están en su mayoría asociados a lo que se ha llamado “clúster Renacer”, en referencia al centro para personas con discapacidad donde el virus se ha diseminado rápidamente.

En ese lugar ya se han registrado 58 positivos de Covid-19 según ha informado el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes. De ellos, 55 han estado englobados dentro del clúster mientras que los tres primeros quedaron por fuera de éste antes de que se generara.

Según pudo saber Los Andes, serían 42 las personas infectadas entre las internadas, es decir que casi la mitad de quienes allí residen (44,6%) adquirieron el virus, al menos hasta donde hay resultados de los hisopados hasta ahora. Son en total 96, pero en ese momento dos se habían retirado.

Pese a la insistencia con fuentes sanitarias, este diario no pudo acceder a información oficial al respecto.

El resto de los infectados son trabajadores del lugar. Además, el hecho ya dejó un fallecido: se trata de una mujer con discapacidad que perdió la vida el 2 de agosto.

Este tipo de lugares están en el centro de las alertas cuando el virus ingresa, ya que al igual que los geriátricos, son sitios de internación cerrada que revisten altas chances de generar cadenas de contagio dado que los residentes comparten los lugares.

A una semana

El martes 28 de julio se tuvieron las primeras novedades en el centro Renacer, luego de que una mujer internada allí diera positivo en la prueba. Después se identificaron dos trabajadores del lugar y eso encendió la alarma. Se hizo un operativo en el que se testeó a 24 contactos estrechos y se los aisló. Fue el principio de un proceso anunciado, ya que en ese entorno se preveía de alto riesgo de transmisibilidad.

El 30 de junio los informes del Ministerio de Salud ya preveían el foco y comenzaron a informar como “clúster Renacer”. Ese día se informaron 21 casos. Debido a esto, el viernes 31 de julio se realizó un nuevo operativo en el que se buscó ser más abarcativo, tanto de las personas alojadas como del personal, y se hicieron más de 100 determinaciones.

Sucedió lo esperable. El 1 de agosto se detectaron 21 positivos; el 2 fueron 27 nuevos casos y el 3 fueron siete los detectados.

La información sobre lo que sucede al interior del instituto Renacer es escasa, está centralizada en el Ministerio de Salud y ni siquiera áreas que trabajan con personas con discapacidad pueden acceder más que a recortes obtenidos a fuerza de insistir. “Es muy hermética la situación con el Renacer, trabajan con instrucciones del ministerio”, dijeron en una de ellas.

En la Defensoría de las Personas con Discapacidad detectaron inmediatamente el riesgo, atentos a que ya había sucedido en otros lugares del mundo. “Estamos pidiendo informes al ministerio y al instituto para resguardar los derechos de las personas con discapacidad”, dijo el responsable, Juan Carlos González.

Una de las preocupaciones es cómo se estaba actuando con quienes parecían no haberse contagiado. En ese sentido, se ha podido saber que el edificio tiene dos módulos y han quedado quienes tienen Covid-19 y están asintomáticos en uno y el resto en el otro. Los demás, internados en el sistema de salud.

Incremento

La zona Este es la que muestra más actividad del virus los últimos días por fuera del Gran Mendoza, la única zona declarada con circulación comunitaria con excepción de Las Heras.

San Martín es el que aparece primero en cantidad de casos, por fuera del Gran Mendoza. Hasta el 30 de julio ese departamento era el séptimo con más casos: tenía 36. De la misma región, Rivadavia tenía 20, Junín nueve y Santa Rosa, cuatro. La Paz sin casos.

Hasta el 16 de julio (hace 20 días) San Martín tenía seis casos informados, Junín cuatro y Rivadavia tres.

Omar Dengra, director del hospital Perrupato de San Martín, no se mostró alarmado. “El aumento, pese a que son pocos casos, corresponde a lo mismo que ha tenido la pandemia en todas partes. De camas estamos bastante bien todavía, así que no preocupa. En la zona estamos viendo los segundos anillos para no saturar las camas con gente asintomática”, explicó.

Con esto hizo referencia a tener en cuenta los espacios de internación por fuera del sistema sanitario, como hoteles y una escuela. Dijo que están esperando un cambio en el protocolo de actuación para que el paciente oligosintomático pueda ir a esos otros lugares.

San Martín fue una zona con bastantes noticias del virus los últimos meses. Hasta allí llegaron varios transportistas, internados en el hospital Perrupato, quienes también tuvieron contagios en sus familias.

Fue en el nosocomio donde se contagió uno de los empleados de limpieza y luego ocurrió otro tanto con personal de salud. Pero además allí se registraron fallecimientos los últimos días. El 28 de julio murió una mujer de 72 años internada en el sanatorio Argentino, de San Martín, el 31 dos mujeres en el mismo nosocomio, de 82 y 77 años. El primer día de agosto un hombre de 68 años internado en la clínica Ateneo de San Martín y al día siguiente, la mencionada mujer de 64 años internada en el sanatorio Argentino.

“Si seguimos así estamos bastante bien; -consideró Dengra- no tenemos los casos que se debería tener, se hace mucho esfuerzo para mantener una curva plana pero esto la va a estirar en el tiempo. Esto no va a pasar, el virus se va a quedar con nosotros”.