Juntos a la par: el arquitecto mendocino que pasea en moto con sus mascotas

Eduardo Peinado, un apasionado de las motos y los perros. Foto: @edupeinado1
Eduardo Peinado, un apasionado de las motos y los perros. Foto: @edupeinado1

Eduardo Peinado ama a los animales y prefiere su compañía. Sus perros son tan simpáticos que les abrió un Instagram que ya tiene 2.000 seguidores.

Eduardo Peinado tiene 54 años, es arquitecto y algo excéntrico. Vive en Chacras de Coria y se define como un amante de los animales. Tal vez por eso su vida transcurre íntegramente junto a sus tres amores, su gata Pampita y sus perros Clarita y Simón: estos dos últimos lo acompañan en su moto a todas partes con lentes y campera de abrigo si hace frío.

Las imágenes de Eduardo y su inseparable equipo comenzaron a replicarse a partir de su Instagram (@claritabiker) donde se pueden ver a sus mascotas en la moto, sobre su cabeza, en paseos al aire libre, en el auto o en moto. También posando, porque se han convertido en especialistas.

“Sí, Clarita posa y es muy expresiva y fotogénica. De a poco Simón va aprendiendo”, cuenta. Eduardo se indigna frente a la pregunta sobre si sus perros son “rescatados”. “Me resulta patético decir que rescaté a alguien. No rescaté a nadie ni ellos me rescataron a mí, simplemente nos encontramos. No tengo un ego tan grande como para salvar a un animal y, además, ellos no pueden hablar, por lo tanto, no saben expresar si su vida era mejor antes que ahora”, enfatiza.

Debido al espacio que tiene en su casa, algo reducido, cuenta que no puede albergar a más de dos perros y de tamaño pequeño. “Ellos vienen conmigo a todas partes, creo que es lo que corresponde, jamás los dejo, me acompañan a las obras, a hacer las compras y a pasear”, continúa.

“Mi gran distracción es andar en moto, hace 30 años que lo hago. Ellos se suben como algo natural y viajan en el tanque. Jamás van atados, eso es más riesgoso”, relata.

Simón y Clarita, según contó, son perros callejeros. “Nací y crecí en un hogar donde no había perros, pero con el tiempo tuve un setter Irlandés y me enamoré. De allí en adelante comenzó esta gran aventura”, recuerda.

Y remata: “Mi vida es hermosa. Vivo alejado del ruido del teléfono, de hecho, solo recibo WhatsApp. Me enoja y me altera el sonido o la vibración del celular, llevo una vida en paz junto a mis animales”.

Mendocino de pura cepa, Eduardo también ama a los gatos. “Clarita y Pampita tienen la misma edad, llegaron juntas a casa”, cuenta en una historia de Instagram. Aunque, claro, como el comportamiento de perros y gatos es diferente, Pampita se queda en casa. “Es una maravilla, pero claramente no sale. Junto a un vecino también damos de comer a otros cuatro gatitos callejeros”, agrega.

La idea de exhibir parte de su vida en el Instagram, según señala, surgió a partir de la propia gente. “Frenaba en los semáforos y me hacían comentarios hermosos y eso sigue sucediendo. Llego a casa con mucha energía positiva por la cantidad de sonrisas que traigo”, dice.

Fue así que decidió inaugurar un Instagram dedicado a Clarita, la más expresiva de sus perros. Según dice, sabe perfectamente cuando van a tomarle una foto. “La gente se fue sumando y tiene más de 2 mil seguidores. La gente me escribe cosas hermosas, incluso me aconsejan, me hacen chistes relacionados con las mascotas. Me divierto muchísimo”, relata.

“Mortales las fotos, los amo”; “Quiero una perra así”; “Cuidales los oídos del frío”, suelen escribirle. Clarita en el tanque de la moto y Simón en la mochila, o viceversa. Libres y felices en la butaca del acompañante de su moderno descapotable: así se trasladan y así viven estos dos compañeros de equipo que son pura simpatía y ya se ganaron el corazón de los mendocinos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA