Insólito: le robaron la parrilla a una familia de Luzuriaga que se gana la vida vendiendo pollos

Durante la noche de este martes, una gran parrilla y toda su estructura fueron robadas en el barrio Jazmín (Luzuriaga). Sus dueños son una familia que vive de la venta de pollo a la parrilla los fines de semana, por lo que piden ayuda para recuperarla.
Durante la noche de este martes, una gran parrilla y toda su estructura fueron robadas en el barrio Jazmín (Luzuriaga). Sus dueños son una familia que vive de la venta de pollo a la parrilla los fines de semana, por lo que piden ayuda para recuperarla.

Desde hace un mes y medio, Nahuel y María José tenían un parripollo en la esquina de Lorca y Molina. Tras perder el trabajo en medio de la pandemia, la venta de comida le significa a la familia el principal ingreso económico. Pero anoche la parrilla fue robada y piden ayuda para recuperarla.

María José, Nahuel y sus dos chicos viven en el barrio Jazmín (Luzuriaga, Maipú). La pandemia golpeó fuerte a la familia -como a tantas-, a tal punto de que Nahuel perdió el trabajo en blanco que tenía luego de que la empresa debiera cerrar. Desde entonces, la familia vive de las changas que consigue el hombre. Pero hace un mes y medio, con el dinero que pudieron obtener tras vender algunas pertenencias personales -y con mucho esfuerzo- lograron fabricar una gran parrilla y de considerables dimensiones para vender pollos a la parrilla en la esquina de Lorca y Molina, a una cuadra de donde vive la trabajadora familia.

Desde hace un mes y medio, María José y Nahuel venden pollos a la parrilla en el barrio Jazmín (Luzuriaga). Necesitan recuperar la parrilla que les robaron.
Desde hace un mes y medio, María José y Nahuel venden pollos a la parrilla en el barrio Jazmín (Luzuriaga). Necesitan recuperar la parrilla que les robaron.

Sin embargo, durante la noche de ayer, toda la estructura fue robada. Y la desagradable sorpresa fue advertida esta mañana por Nahuel. “Vivimos en la zona, a metros de donde tenemos el parripollo. Hasta ayer por la tarde estaba la estructura en la esquina (NdA: está a la intemperie), por lo que creemos que fue anoche el robo. El tema es que toda la parrilla estaba soldada al piso y pesaba muchísimo. Es imposible que se lo haya llevado una sola persona y caminando”, cuenta la mujer, desesperada ya que la venta de pollos a la parrilla representa el principal ingreso económico de la familia.

Luego de que Nahuel quedara desempleado, la venta de comida en esa esquina se convirtió en el principal motor que generaba ingresos a la familia. “Todas las semanas, entre jueves y domingo, vendemos pollos en esa esquina. Y si bien él también hace changas para sumar algo más de dinero, el principal ingreso viene de lo que sacamos con el parripollo”, agrega María José a Los Andes. Y pone énfasis en que la familia necesita recuperar su principal herramienta de trabajo para poder sobrellevar el día a día.

“La parrilla es muy pesada porque estaba hecha con recortes de distintas cosas. Hace un mes y medio nos instalamos en el lugar y la gente ya nos conoce. Por cómo es toda la estructura, creemos que no solo la sacaron entre varios, sino que -además- han cortado todo con una amoladora”, destaca María José.

Para ayudar a la familia

El trabajador matrimonio no necesita otra cosa que no sea recuperar la parrilla para poder retomar sus actividades. Por esto mismo es que ruegan a cualquier persona que haya visto algo extraño anoche en esa zona de Maipú o que pueda aportar información sobre el paradero de la parrilla, se comuniquen con María José al 2613674127.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA