Huertas en casa, una práctica sencilla y saludable

El Inta de Las Heras brinda charla sobre cómo hacer una huerta en el patio de la casa y cultivos en macetas.
El Inta de Las Heras brinda charla sobre cómo hacer una huerta en el patio de la casa y cultivos en macetas.

Diego Terrera, del Inta de Las Heras, es promotor y desde hace cinco años trabaja en pos de los pequeños cultivos en los propios hogares. Brinda charlas en merenderos, centros de jubilados e instituciones comunitarias.

La importancia de la huerta en los propios domicilios, el consumo de productos orgánicos y el saber utilizar la tierra para que brinde sus frutos es el objetivo de las charlas que brinda el promotor del Inta Diego Terrera, quien se desempeña, además, en el área de Agua y Saneamiento de Las Heras.

Desde hace alrededor de cinco años Terrera ofrece charlas gratuitas sobre huerta y comida saludable en un importante sector de Las Heras, entre ellos merenderos, uniones vecinales y centro de jubilados, en la mayoría de los casos junto con la especialista Adriana Delacruz.

Esta iniciativa es organizada de manera conjunta entre el municipio de Las Heras y el Ministerio de Agroindustria de la Nación, a través del Inta.

Se entregan a los participantes kit que traen 10 variedades de semillas y puede cultivarse en un patio común; para las denominadas huertas verticales o en maceta.

El programa es gratuito y el instructivo correspondiente no tiene costo alguno para los interesados en incursionar en esta práctica, así como tampoco lo tienen las distintas charlas de capacitación que se implementan de manera periódica.

“Entre los principales problemas que detectamos es el acceso a alimentos saludables. En Mendoza y Argentina, la problemática alimentaria se manifiesta principalmente en el subconsumo de vitaminas y minerales y en la elevada tasa de obesidad, especialmente en sectores populares”, indicó. Entre las alternativas, expuso que propone las huertas familiares traspatio de base agroecológica.

“No hace falta tener gran espacio para tener una huerta en la casa, solo ganas y voluntad. Hay que seguir trabajando para que las personas se inclinen por consumir productos naturales y, en ese sentido, el cultivo en huertas caseras volvió a ser una alternativa que capta cada vez una mayor cantidad de mendocinos y lasherinos”, sostuvo Terrera.

Incluso las escuelas se inclinan a enseñar a través de programas o proyectos en forma conjunta con los docentes a cultivar y producir el propio alimento.

“Compartimos experiencias muy enriquecedoras con personas de toda la comunidad, en especial de El Algarrobal, que se acercan en busca de apoyo técnico, más aún si nunca han hecho huerta y suelen manifestar el anhelo inicial de producir alimentos para consumo propio”, amplió.

Indicó que con la creación de la huerta se busca el propósito de enseñanza, que posibilita que los padres y alumnos organicen, amplíen y enriquezcan sus conocimientos acerca del ambiente social y natural, como también ser capaces de llevarlo al resto de la comunidad.

“El contacto con la naturaleza propicia en los niños su capacidad de asombrarse y descubrir lo diferente y el valor de trabajar en equipo, escuchando, cooperando y respetando el trabajo del otro”, amplió.

Diego Terrera hizo especial hincapié en la importancia de haber  trabajado codo a codo durante el período de la pandemia con Graciela Baccarelli, con la fundación Vínculos Estratégicos. La organización realiza tareas de contención e inclusión social de niños y jóvenes de las barriadas de El Algarrobal en Las Heras. Además del apoyo escolar y las prácticas deportivas, los pequeños desayunan, almuerzan y meriendan de lunes a viernes, en ese lugar.

También valoró el haber tenido contacto con Martín Cacciavillani quien se encuentra al frente de la Fundación Carmela Fassi, en Las Heras, que brinda talleres y almuerzo diario a 50 personas discapacitadas y brindando, además, las herramientas para lograr su inserción laboral y social.

“Aprenden a trabajar la tierra en un doble proyecto de huerta orgánica y de lombricultura. Les enseñan a transformar lo que parece basura en algo útil y hermoso”, puntualizó.

Mencionó además la importancia de brindar asesoramiento al personal que se desempeña en los hornos de ladrillos y especialmente en la necesidad de regenerar esa tierra.

“Siempre perseguimos el objetivo de promover una alimentación saludable y conocer los secretos de cómo manipular este tipo de alimentos”, indicó, para agregar que el cierre del ciclo de huertas primavera-verano plantea nuevos objetivos para el próximo año.    “Tengo mucho que agradecer a la Municipalidad de Las Heras y a Daniel Orozco, intendente, que siempre en conjunto a los técnicos y personal encargado de crear estos espacios para nuestra comunidad nos han apoyado”, sostuvo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA