Horror, dolor y desesperación: clausuraron un geriátrico ilegal en Godoy Cruz con abuelos en condiciones inhumanas

La residencia de adultos mayores funcionaba en calle Perito Moreno sin habilitación municipal ni provincial / Foto: Mariana Villa
La residencia de adultos mayores funcionaba en calle Perito Moreno sin habilitación municipal ni provincial / Foto: Mariana Villa

El municipio cerró el lugar tras recibir una denuncia anónima con fotos y videos de ancianos viviendo en pésimas condiciones de higiene, con heridas, cucarachas y hasta suplicando por agua.

Un geriátrico clandestino fue clausurado ayer por la municipalidad de Godoy Cruz por no contar con ninguna habilitación, ni provincial ni municipal. Además, en el lugar habitaban ancianos que vivían en condiciones inhumanas.

Durante la mañana de este viernes, inspectores de la comuna clausuraron el hogar llamado “Lila Thomas”, ubicado en calle Perito Moreno 526 de Godoy Cruz. La noche anterior el municipio había recibido una denuncia anónima con fotos y videos que mostraban el estado de las personas que residen en el lugar. Además, la diputada Marcela Fernández realizó la denuncia correspondiente en fiscalía y también denunció irregularidades en otros tres hogares de ancianos ubicados en Capital, Maipú y Guaymallén.

La gravísima vulneración de los derechos se expresó a través de los videos en los que se puede escuchar a los ancianos gritando por agua y atados a las camas con retazos de sábanas. Imágenes muy impresionables muestran las escaras y heridas profundas con signos de infección que padecen los ancianos. En las imágenes, además, se mostraba cómo caminaban cucarachas por encima de ellos y los colchones, visiblemente sucios y con chinches.

Según el acta de clausura realizada por personal de la Dirección de Inspección General y Fiscalización de Godoy Cruz, y tal como informó la dueña y responsable del “geriátrico”, Graciela Suárez, en el hogar residen nueve personas mayores.

La investigación del caso determinará la responsabilidad penal y si se suma la figura de maltrato y abandono a las de falta de higiene e irregularidades administrativas.

Desde el Ministerio de Salud informaron que se ha comenzado el proceso de reubicación de las personas mayores y a contactar a los familiares de los adultos mayores para que sean trasladados a un hogar familiar u otro geriátrico. En caso de no encontrar red familiar, se tramita el traslado con la obra social de la persona. En última instancia, en conjunto con la Dirección de Ancianidad reubica a los pacientes en alguno de los geriátricos de gestión pública.

Los Andes intentó comunicarse con la dueña del geriátrico clausurado pero no fue posible. Sin embargo, este diario accedió a un audio donde Graciela Suárez, lejos de responder respecto de la situación con los adultos mayores, indicó que la clausura se debió a que la casa alquilada es de adobe. Además se mostró sorprendida al ser informada de la aparición de imágenes y videos que mostraban el estado deplorable en que se encontraban los abuelos.

Suárez informó que hace cinco meses se realizó el traslado de las personas mayores al inmueble de Godoy Cruz, luego de que el municipio de Guaymallén no le brindara la habilitación en el edificio donde funcionaba anteriormente por tratarse de un espacio muy chico. “Yo hablé con los parientes de los abuelos; ellos estaban conformes con la atención y me pidieron que buscara otro lugar. Fue lo que hice y nos vinimos para acá”, narró en el audio.

Respecto de la habilitación del inmueble en Godoy Cruz, la mujer alegó que no había conseguido turno para poder presentar la documentación y tramitarla. “Fue pasando el tiempo y nos preocupamos más por la vacuna de los abuelos, le pusieron la primera dosis”, se excusó.

“Me dieron 48 horas para desalojar y no puedo. Los parientes me dicen que no tienen dónde llevarlos. He hablado con mi abogada para que haga un descargo el día lunes y que me den más tiempo para conseguir otra casa y poder trasladarnos con los abuelos. Yo trabajo con ellos, tengo doctora, bioquímica, tengo todas esas cositas y los abuelos no se pueden ir a sus casas”, cerró Suárez, quien informó que trabaja junto a sus hijos como cuidadores.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA