En lo que va del año, se realizaron más de 2 mil actas viales por el uso del celular durante el manejo

El uso del teléfono celular mientras el conductor maneja su vehículo es una de las multas más frecuentes y más graves.
El uso del teléfono celular mientras el conductor maneja su vehículo es una de las multas más frecuentes y más graves.

Según Seguridad Vial, es una de las infracciones que más se comete pero la que menos se sanciona. Las multas llegan hasta $22.500. Ya superó en cantidad de multas a 2019.

En lo que va del 2021, hasta este 31 de octubre, Mendoza alcanzó las 2.849 actas viales por usar el celular mientras se maneja un vehículo. Después de un 2020 pandémico con niveles bajos de tránsito, este año el promedio de sanciones de este tipo ya superó lo registrado durante el 2019.

Así lo confirmó Oscar Homola, Director de Seguridad Vial, quien en diálogo con Los Andes manifestó que “es una infracción que se comete mucho, mucho más de lo que sanciona”. De hecho, aseguró que “es una de las faltas que más se comete hoy en día, si no es la que más se comete”, pero esto no significa que sea la más sancionada: “Son faltas muy especiales, los ves que van con el celular manejando pero es difícil de constatar durante el procedimiento, es el gran impedimento”.

Según explicó Homola la dificultad radica en que, una vez que el control vial detiene a la persona que identifica usando el celular mientras conduce, ésta puede soltarlo en cualquier momento y evadir la situación. “Comprobar otro tipo de faltas es mucho más sencillo, como la alcoholemia que se hace con un dispositivo; el impedimento es la forma de comprobarlo”, señaló.

El Director de Seguridad Vial encuentra en la desatención “el fundamento principal” de quienes cometen esta infracción, que generalmente producen “muchos de los choques que refieren daños a los vehículos, como los que son de atrás; y también siniestros que comprometen la vida de las personas, como algunos hechos que derivan en muertes”. Ante esto, Homola cree que “la gente no se mide, es tal el apuro de mirar lo que les están enviando o por contestar, que no miden el riesgo que tiene”.

En 2019, antes de la pandemia, en Mendoza se sancionaron 2633 multas por el uso del celular mientras se conduce. Luego, con las restricciones por la llegada del Covid-19, “los niveles de circulación disminuyeron muchísimo, por eso la comparativa con el año pasado no tiene mucho sentido, porque el 2020 fue un año atípico”. Sin embargo, durante este 2021 ya se superó la cantidad de multas que en 2019, con 2849 realizadas hasta el último día de octubre. Lógicamente, la diferencia seguirá creciendo durante los dos meses que todavía le quedan a este año.

Para Oscar Homola, en primer lugar, “hay que trabajar sobre la prevención, y que la infracción no se cometa”; aunque reconoce que todavía deben mejorar en cómo comprobar la trasgresión, como se destacó anteriormente. La autoridad de Seguridad Vial confesó, además, que “como pasó con la alcoholemia, a mayor rigurosidad en las sanciones, menores son las cantidades de infracciones. Lamentablemente es así”.

En ese sentido, Homola aclaró que “es una infracción de tipo gravísima”, por lo que “la multa empieza desde los $16.500 y puede llegar hasta los $22.500″. Como sucede con otro tipo de sanciones, al pagarla en los días posteriores al hecho se puede acceder a un descuento del 40%.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA