Durante el 2021 aumentó el número de fallecidos por siniestros viales en Mendoza

El 19% de los fallecidos en accidentes viales era conductor de un automóvil, mientras que 45% manejaba una moto.
Foto: Orlando Pelichotti
El 19% de los fallecidos en accidentes viales era conductor de un automóvil, mientras que 45% manejaba una moto. Foto: Orlando Pelichotti

Sin contar diciembre, este año ya superó al 2020 con 102 víctimas fatales. El regreso a la circulación normal post-cuarentena acrecentó la tendencia.

Entre la transición de la cuarentena a la normalidad, y la consecuente liberación para circular que eso produjo, durante el 2021 aumentó la cantidad de personas fallecidas por siniestros viales en Mendoza. Si bien las cifras aún se mantienen por debajo de los niveles pre-pandemia, la tendencia del número de víctimas es creciente y ya superó al 2020, aún sin contabilizar el mes de diciembre. Los datos corresponden a la Dirección de Seguridad Vial y a la Unidad Ejecutiva de Seguridad Vial, ambas pertenecientes al Ministerio de Seguridad de la Provincia.

Desde enero a noviembre, en Mendoza perdieron la vida 102 personas como consecuencia de siniestros viales, lo que significa una víctima más que en todo el 2020, cuando fallecieron 101. Junio fue el mes en el que más muertes hubo que lamentar (13), seguido de febrero y agosto (11); marzo y octubre (10); mayo, julio y noviembre (9). Mientras que abril (7), septiembre (7) y enero (6) fueron los meses en los que menos fallecidos tuvieron. Si la tendencia se mantuviera así durante diciembre, con un promedio de 9,27 víctimas fatales por mes, significa que el 2021 terminaría con al menos 109 muertes en siniestros viales, 7 más que el año pasado.

Para Alberto Gasparini, presidente de ‘Luchemos por la Vida’, una organización sin fines de lucro cuyo propósito es prevenir los accidentes de tránsito en nuestro país; “el año pasado había bajado considerablemente el número de víctimas pero sin duda no era porque nos hemos portado mejor, sino porque no se podía salir a la calle”.

En un contexto de pandemia en el que no se podía circular con normalidad y disminuyó drásticamente el tránsito en todo el país, el 2020 registró el índice más bajo en la provincia de los últimos 20 años. En este caso, si bien el 2021 mostró un incremento, todavía se mantiene en niveles más bajos que la pre-pandemia, específicamente con un 18,4% menos de víctimas que el 2019 tuvo en el mismo período, entre enero y noviembre. En otras palabras, estaríamos hablando del segundo año con índice más bajo desde el 2000 hasta la actualidad, sólo por detrás del ya mencionado 2020. “Me parece que en la vuelta a la calle, seguimos siendo lo mismo que antes”, analizó Gasparini.

RADIOGRAFÍA DE LOS SINIESTROS VIALES

Los 102 fallecidos que lleva el 2021 se produjeron en 95 siniestros viales diferentes, entre el 1 de enero y el 30 de noviembre, inclusive. Un 79% de las víctimas fueron hombres, mientras que en el restante 21% se trató de mujeres. Uno de los datos que más impacta y merece un análisis más profundo es el de la edad de quienes pagan con la vida en estos siniestros de tránsito: el 46% de los fallecidos eran menores de 34 años; y el 42% tenía entre 15 y 34 años. Es decir que 46 personas menores de 34 años perdieron la vida durante este 2021 por dicha causa, dos de ellos bebés de 0 a 4 años, y dos pequeños de 5 a 14 años. De todas las víctimas, 12 tenían más de 55 años. La Unidad Ejecutiva de Seguridad Vial no tiene datos de edad sobre 7 de los 102 fallecidos.

Estadísticas de siniestros por accidentes de tránsito en Mendoza.
Estadísticas de siniestros por accidentes de tránsito en Mendoza.

El presidente de ‘Luchemos por la Vida’ señaló que “los años siguen y generalmente siempre se van repitiendo los mismos números: en todos los casos aparece como primera causa de muerte en Argentina el exceso de velocidad”. La segunda causa, según Gasparini, es el consumo de alcohol: “En muchos casos es alcohol y exceso de velocidad juntos. A partir de ahí aparecen otras cosas como el no uso del cinturón de seguridad, el casco en motos y bicis, el uso del celular, entre factores”. “Causas hay muchísimas, pero uno de los mayores factores es la distracción”, concluyó.

Lo cierto es que el 66% de las víctimas fatales por siniestros viales corresponde a usuarios vulnerables de la vía pública, como peatones, motociclistas y ciclistas. El mayor número de vidas que se perdieron fue de quienes se movilizaban en motos: un 45% de quienes murieron conducía una, mientras que un 4% iba de acompañante. En tanto que el 19% falleció manejando un auto, y un 7% como acompañante de un auto. El 12% de las víctimas fueron peatones, y el 5% ciclistas.

En cuanto a las características de los siniestros, los datos del Ministerio de Seguridad de la provincia clasifican por la vía en la que ocurrieron, el horario, y la zona de ocurrencia. En el primero de los aspectos, las calles de Mendoza fueron el lugar donde perdieron la vida el 42% de los fallecidos; en tanto que un 51% de los hechos ocurrieron en rutas: 31% en nacionales y 20% en provinciales. Un porcentaje menor del 5% sucedió en avenidas. La información indica que de los 95 siniestros viales, 60 ocurrieron durante la noche y los otros 35 durante el día o la tarde. Además, los mismos acontecieron tanto en zonas urbanas y suburbanas (52%) como en zonas rurales (48%), a lo largo y ancho de toda la provincia.

CÓMO PREVENIR ACCIDENTES DE TRÁNSITO

Para la ONG Luchemos por la Vida hay un “ABC del conductor” que, según el presidente Alberto Gasparini, “son las cinco A que si uno cumple, podríamos evitar muchos accidentes”:

1. “Acatar la ley es elemental, y para eso hay que conocerla. Por eso siempre hablamos de que hace falta educación, concientización y control. Pero acatar la ley es el compromiso de uno”.

2. “Estar atento a lo que hacen los demás, para poder evitar un accidente pudiendo verlo con tiempo. No hay que confiar en nadie y estar preparado. Si vamos a creer que el otro va a respetar la ley, eso no sirve”.

3. “Tenemos que anticiparnos a los demás. Ni bien vemos una maniobra rara, automáticamente tratar de ver si puedo evitar el accidente”.

4. “Adecuar la velocidad, de acuerdo a las condiciones del tiempo y del camino. Si hay humedad, está lloviendo, hay niebla, o lo que sea”.

5. “Avisar de las maniobras, que no es cortesía, sino es obligatorio”.

“Si cumplimos con las cinco A, estoy seguro de que podemos llegar a viejos. Ese es el compromiso, el ABC de un buen conductor”, concluyó Gasparini.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA