Detuvieron a Cositorto, cabeza de Generación Zoe, en un barrio privado de República Dominicana

Detuvieron a Cositorto, cabeza de Generación Zoe, en un barrio privado de República Dominicana.
Detuvieron a Cositorto, cabeza de Generación Zoe, en un barrio privado de República Dominicana.

Se encontraba prófugo luego de que se abriera una investigación por estafas y asociación ilícita en Córdoba. Las transmisiones en vivo del prófugo habrían sido clave para dar con su paradero. Los detalles del caso de estafa piramidal más reciente en Argentina, la promesa de ganancias desorbitantes y hasta de un gramo de oro por comprar criptomonedas.

Leonardo Cositorto, CEO de Generación Zoe (firma que se encuentra bajo investigación por presuntas estafas y asociación ilícita) fue detenido hace minutos en República Dominicana. Según confirmó el canal C5N, Cositorto -quien se encontraba prófugo de la Justicia argentina y con pedido de detención internacional- fue aprehendido en un barrio privado de República Dominicana y quedó a disposición de la Interpol.

Se espera que en las próximas horas, Cositorto -quien está sospechado de ser la cabeza de un esquema de estafas piramidales del tipo Ponzi en el país- sea trasladado a Argentina, donde quedará a disposición de la Justicia, luego de que la fiscal de Villa María (Córdoba), Juliana Company ordenara su detención. Lo llamativo es que en la caída de Leonardo Cositorto habría tenido un papel fundamental las transmisiones en vivo con sus conferencias para los miembros de Zoe, que nunca se interrumpieron y habrían sido claves para delatar el destino en el que se encontraba escondido.

Leonardo Cositorto, detenido en República Dominicana. (MPF)
Leonardo Cositorto, detenido en República Dominicana. (MPF)

Cositorto, quien se presenta a sí mismo como “líder motivacional” y ofrece capacitaciones y membresías en dólares para quienes quieran ser parte de Generación Zoe, se encontaba prófugo desde hace más de 2 meses. Luego de que un grupo de socios de Generación Zoe en Villa María denunciaran que no habían recibido los pagos prometidos, la fiscal Company inició una causa y había ordenado la detención de varias autoridades de Generación Zoe, entre ellas la de Cositorto. Defendido por el abogado Miguel Ángel Pierri, la cabeza del grupo se había fugado del país, aunque continuaba con sus charlas vía Zoom para capacitar en liderazgo a los socios que continuaban (y muchos continúan) pagando membresías -en dólares- con promesas de recuperarlas sumando ganancias de 7,5%.

El propio Cositorto hasta había dado notas a canales de televisión donde se defendía de las acusaciones, hablaba de una “causa armada” y acusaba a quienes lo perseguían de tener “envidia” por las ganancias que ofrecía su modelo. De hecho, siempre de acuerdo a las promesas de Generación Zoe, además de las sustanciales ganancias para quienes invertían sus dólares se garantiza un gramo de oro por cada criptomoneda Zoe Cash que un socio adquiera.

Leonardo Cositorto estaba prófugo de la Justicia y tenía pedido de captura internacional.
Leonardo Cositorto estaba prófugo de la Justicia y tenía pedido de captura internacional.

Los dos máximos referentes detenidos

El 21 de marzo pasado, el número 2 de Generación Zoe -Maximiliano Batista, alias “Max” y vicepresidente del emprendimiento- se entregó a la Justicia. Este episodio cercó aún más a Cositorto, quien era la única autoridad que permanecía prófuga. Al igual que Leonardo Cositorto, Batista tenía orden de captura internacional y, el día en que fue detenido, llegó procedente de Francia. En el aeropuerto internacional de Ezeiza lo esperaban efectivos de la Policía Federal y detectives de la Interpol, quienes efectivizaron su detención.

Batista se encontraba cercado por la Justicia, a tal punto de que una semana antes se había realizado un allanamiento en la casa de su hija en Belgrano (CABA) y se habían secuestrado distintas pertenencias, como -por ejemplo- un lujoso auto Mercedes Benz, 10 teléfonos celulares y computadoras, además de una importante cantidad de pesos y dólares.

La detención de Batista salpica muy de cerca a la sede de Generación Zoe en Mendoza (ubicada en la calle lateral del Acceso Este, en Guaymallén), ya que fue el propio Batista quien viajó a Mendoza cuando la sede local fue inaugurada.

Cositorto y Batista llevaban más de un mes prófugos, luego de que en Villa María se activara la primera causa contra Generación Zoe y sus autoridades y a raíz de una denuncia de más de 10 víctimas que acusaron formalmente a la entidad por estafa y asociación ilícita. Y si bien Generación Zoe -que promete capacitaciones en liderazgo a cambio de membresías en dólares y, además, multiplicar las ganancias por medio de la compra de criptomonedas- tiene sedes en todo el país, recién las primeras denuncias de Córdoba pusieron las lupas sobre sus referentes.

Qué es Generación Zoe y por qué está en el centro del escándalo

A principios de 2022, una serie de denuncias de miembros de Generación Zoe en Villa María (Córdoba) por el incumplimiento de pagos prometidos dio origen a esta causa que terminó por convertirse en un escándalo nacional y mundial. Luego de estas primeras denuncias, se conoció la forma en que operaba el conglomerado para captar nuevos socios.

Por medio de capacitaciones en liderazgo y clases virtuales -muchas de ellas brindadas por el propio Cositorto-, Generación Zoe ofrecía membresías en dólares. Además, prometía recuperar la inversión y hasta multiplicarla por medio de la compra de criptomonedas (ofrecía un gramo de oro por cada dólar investido en criptos). Al igual que suele ocurrir en los esquemas Ponzi, cada nuevo socio se propone conseguir nuevos adherentes y, a la larga, la recuperación del dinero invertido no es más que tomar los dólares de quienes ingresan posteriormente a la estructura.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA