jueves 1 de octubre de 2020

El caso 41 de Santiago del Estero anduvo de fiesta en fiesta - Gentileza / Infobae
Sociedad

De fiesta en fiesta: el paciente 41 de Santiago del Estero que puso en riesgo de Covid-19 a 90 familias

Es un hombre de 52 años que, pese a tener síntomas evidentes de la enfermedad, asistió a varias reuniones sociales y familiares. Unos 19 contagios se le atribuyen a su caso. La historia.

El caso 41 de Santiago del Estero anduvo de fiesta en fiesta - Gentileza / Infobae

Un hombre de 52 años -de iniciales J.A.- es el centro de las críticas en Santiago del Estero, donde le atribuyen unos 19 contagios de Covid-19 relacionados a su persona. ¿A qué se debe la acusación? Es que pese a las restricciones sanitarias, el “paciente 41″ asistió a todos los asados que pudo, visitó familiares y hasta festejó el Día del Amigo.

J.A. es empleado público, por lo que hasta tuvieron que cerrarse las oficinas de Rentas, Tribunales y el Ministerio Público Fiscal para desinfectar. Ya le iniciaron una causa en la Justicia federal y los investigadores le secuestraron sus dos celulares porque se niega a dar información de los lugares que visitó.

“Es una catástrofe lo que hizo. Una irresponsabilidad mayúscula que provocó, además de los contagiados y aislados, que en la capital los comercios y oficinas estatales tuvieran que acotar su horario hasta las 18. A partir de esa hora deja de funcionar el transporte público. El desparramo que hizo del virus es preocupante”, aseguró a Infobae una fuente de la municipalidad santiagueña.

El hombre, que padece asma, comenzó a sentirse con fiebre alta y tos seca el pasado 16 de julio. Según contó en una entrevista informal con la Policía, cuatro días más tarde, fue a visitar a un médico que nunca le habló de coronavirus ni lo mandó a hisoparse y que le dijo que su problema tenía que ver con el asma. Siempre según la versión del imputado, lo mandó a la casa sin recomendarle aislamiento.

Pese al diagnóstico, J.A. asistió a varias fiestas y reuniones: dos asados (realizados el fin de semana del 25 de julio), una fiesta por el Día del Amigo y cenas y juntadas familiares.

Unas 90 familias fueron aisladas tras las reuniones en las que participó el caso 41 - Gentileza Infobae

Se tomaba una pastilla para disimular los síntomas. Así, creemos, fue dispersando el virus en distintos lugares y contagiando gente que a su vez infectaba a otra. Las 94 familias aisladas tienen que ver con que alguno de los integrantes que estuvo en contacto con J.A. en alguna reunión”, indicaron los investigadores.

Si bien al hombre se le asocian 19 contagios de coronavirus, temen que la cifra crezca hasta 300 por la cantidad de personas con las que mantuvo contacto.

J.A. recién volvió a hacerse revisar por un médico el viernes pasado, debido a que los síntomas no podía ocultarlos más. “Creemos que ese día no concurrió a hacerse el análisis a pesar de los síntomas, trató de evitar ser analizado (...) Recién fue al hospital dos días después, es decir el domingo, cuando ya no daba más y ahí quedo internado. Algo que también está mal, porque lo que tenés que hacer es quedarte en tu casa y avisar a las autoridades para que se active el protocolo. Lo cierto es que se le hizo el test y dio positivo”, confirmaron las fuentes judiciales consultadas por el medio porteño.

En conferencia de prensa, el gobernador Gerardo Zamora advirtió que la persona “anduvo en asados y reuniones, no se privó de nada y por lo tanto hoy hay dos médicos, dos gendarmes, toda su familia en aislamiento. Doscientos cincuenta hisopados y muchos aislamientos más porque todavía no sabemos qué hizo durante los 15 días anteriores, porque no nos explica bien. Este ‘caso 41′ es todo lo que no tiene que ocurrir”.

Otra duda a resolver es el nexo de J.A., es decir, cómo contrajo el SARS-CoV-2. “Es importante saber cómo se contagió. Si él tuvo contacto con alguien que ingresó de manera ilegal a la provincia trayendo el virus o si por el contrario, como cree él mismo, se infectó a raíz de un contacto que tuvo con su cuñado quien también formó parte de guitarreadas y reuniones estando enfermo”, agregaron desde los tribunales santiagueños.