Cuánta agua de más aportaron las nevadas y las tormentas

Desde el Departamento General de Irrigación afirman aumentó 16% para riego y que son unos 127 hm3. En los siete diques se embalsó 80% más, pasó de 640 hm3 a 1.426. Es urgente definir qué dique se construirá. Los especialistas se inclinan por Uspallata.

Dique Potrerillos
Con más de 90%, Potrerillos está en su nivel más alto en 15 años y el agua podría volver a puntos secos desde hace años 
Se trata de una situación atípica y que no se evidenciaba desde la temporada 2008 - 2009. Y que, como resultado de un efecto dominó, permitirá que antes de que enero llegue a su fin, el agua haya llegado -a través del cauce del Río Mendoza- a sitios donde tampoco estaba presente desde hace 15 años.


Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Dique Potrerillos Con más de 90%, Potrerillos está en su nivel más alto en 15 años y el agua podría volver a puntos secos desde hace años Se trata de una situación atípica y que no se evidenciaba desde la temporada 2008 - 2009. Y que, como resultado de un efecto dominó, permitirá que antes de que enero llegue a su fin, el agua haya llegado -a través del cauce del Río Mendoza- a sitios donde tampoco estaba presente desde hace 15 años. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

Las tormentas extremas y las grandes nevadas hicieron que Mendoza tenga 32% más de agua en el caudal de sus ríos, concretamente para riego quedó 16% por encima de un año promedio porque no se tiene en cuenta el caudal del río Grande, según indican desde el Departamento General de Irrigación. Ese porcentaje implica unos 127 hm3 más que el año pasado en toda la provincia. Para dimensionar la cantidad de agua, recodemos que con un hectómetro cúbico se pueden regar hasta 100 hectáreas con el método tradicional.

En todos los embalses se juntaron 1.426 hm3 de agua al 31 de enero del 2024, son 640 hm3 más que el año pasado, casi un 80% más, cuando se logró retener 786 hm3.

Caudal medio mensual de los ríos

Río Enero medio Enero 2024 Variación

  • Mendoza             97m3/S                               126m3/s             30%
  • Tunuyán              68 m3/s                               92m3/s               36%
  • Diamante            62 m3/s                              56m3/s               -10%
  • Atuel                    62 m3/s                              62 m3/s              -1%
  • Grande                154 m3/s                            252m3/s             62%

Total 32%

Un informe de la repartición señala que en las cuencas del norte (Mendoza y Tunuyán) los caudales medios de enero 2024 han sido un 30% mayores a los medios históricos de ese mes y el embalse Potrerillos llegó a su capacidad máxima en enero, siendo lo normal que se llene en marzo.

En esta temporada se produjeron nevadas hasta el mes de noviembre, momento en que Potrerillos llegó a mínimos históricos. Posteriormente se han producido ondas de calor que han aumentado los caudales extremadamente rápido y el volumen acumulado entre octubre y enero, en el río Mendoza, ha sido un 16% mayor al pronosticado.

Afirman también que hasta que no bajen los caudales a la mitad de los valores actuales del río Mendoza, se seguirá erogando agua hacia el río, abajo del Dique Cipolletti. Contrariamente, en las cuencas del Diamante y Atuel los caudales medios de enero de 2024 han sido un poco menores a los medios históricos de ese mes, mientras que en el río Grande el caudal medio de enero último fue 60% superior al medio histórico de ese mes.

Faltan diques

Si bien los funcionarios mendocinos se enojan cuando se compara el desempeño de Mendoza con el de otras provincias porque, muchas veces, queda reflejada su incapacidad de gestión; vamos a recordar que en San Juan, en los últimos 23 años se construyeron 4 diques: Cuesta del Viento, Punta Negra, Caracoles y Tambolar que falta terminar. Mientras que en Mendoza el último que se hizo fue Potrerillos en la gestión de Arturo Lafalla y que inauguró Roberto Iglesias.

Anclada en un debate eterno, como sucede con muchas cosas en Mendoza, no sabemos muy bien qué presa se construirá con los U$S 1.023 millones de compensación por el juicio por regalías mal liquidadas.

Los que se ocupan de estudiar el tema en serio coinciden en que la presa de Uspallata es la más conveniente, ni Los Blancos y mucho menos Portezuelo, obra frenada por los pampeanos que comenzaron en la década del ‘40 con sus quejas hacia Mendoza y la dirigencia local todavía no ha logrado resolver. Como decía el ex presidente Fernando De la Rúa, que vino a inaugurar Potrerillos precisamente: “La mitad de los problemas se resuelven solos y la otra mitad los resuelve dios”, con esa dinámica parecen manejarse en Mendoza y en el país “venden” que la provincia es un ejemplo en el manejo del agua escasa.

La nieve llegó fuerte el invierno pasado.
La nieve llegó fuerte el invierno pasado.

En los siete embalses que tenemos (Potrerillos, Carrizal, Agua del Toro, Reyuno, Nihuil, Valle Grande y El Tigre) se pueden guardar 1.600 hm3. “Podemos guardar la tercera parte del caudal de los ríos Tunuyán, Mendoza, Atuel y Diamante en un año promedio”, afirmó Rubén Villodas, Jefe de Hidrología del Departamento General de Irrigación.

Este año se erogó agua por los ríos porque no había donde guardarla, para colmo nevó hasta noviembre. “Entre octubre, noviembre, diciembre y enero estimábamos que llegarían 658 hm3, pero fueron 789, un 17% más, eso hizo que se llenara en enero el dique y no tenemos donde guardar más agua” explica Villodas.

Destaca también que tampoco se puede aumentar mucho el agua que se envía al río porque se inundan las fincas, se pierde más agua y tampoco le hace bien al suelo. Como si fuera poco, el tamaño de los canales tampoco aguanta cualquier cantidad de agua. Todavía hay nieve en la montaña no hay donde guardarla. “Ahí se nota la falta de volumen de reserva en embalses. Para nosotros el prioritario es Uspallata”, sentenció Villodas.

En las asociaciones de inspectores de cauce que se dedican a estudiar lo que sucede con el agua, afirman que en promedio el río Mendoza tiene 1.500 hm3 y solo tenemos Potrerillos que no es plurianual, es decir que no se puede guardar el agua para el otro año, que tenía 450 hm3 pero por el ingreso de sedimentos durante estos 20 años, hoy tiene 393 hm3, es menos de una tercera parte de lo que corre todo el año.

Reservas en embalses al 31/01/2024

  • Potrerillos                                                          392 hm3
  • Carrizal                                                              285 hm3
  • Agua del Toro y Reyunos                              488 hm3
  • Nihuil y Valle Grande                                     260 hm3

Total 1.426 hm3

Tienen claro que hace falta un sistema de regulación mayor que permita juntar el agua, acumularla y regularla para que en los momentos en los que no se utiliza se equilibre el déficit hídrico que es en primavera, época en la que los cultivos necesitan más agua necesitan y hay menos deshielos.

Nuestra cuenca tiene un régimen niveo-glaciar, llueve pero poco, unos 200 milímetros y la vid necesita 700, ayuda pero no alcanza por eso hace falta regular más de la mitad de lo que corre en un año por el río Mendoza, 200 o 300 hm3 más. En San Juan además, las presas que tienen son plurianuales, pueden guardar el agua de un año al otro. Aquí necesitamos tres potrerillos y medio para satisfacer la demanda.

También consideran que la presa de Uspallata es la preferida hoy, que está aguas arriba de Potrerrilos y hay un sistema de regulación hidro energética más arriba que permitiría almacenar agua cuando no hace falta.

Foto: Gobierno de Mendoza.
Foto: Gobierno de Mendoza.

Otros también han propuesto el recrecimiento de Potrerrillos; es decir, subir el aliviadero 6 metros y hacer reformas en el perilago. De esa forma se pueden tener más hectómetros cúbicos para recuperar lo perdido por sedimentos, se han perdido 60 hm3 por ese motivo y no se completó el sistema de regulación del río Mendoza. Además, desde que se hizo el dique, las plantas potabilizadoras dejaron de usar sulfato de aluminio para poder manejar la turbidez del agua y cuando se hace manejo de la presa se complica, porque no están preparadas para la contingencia señalan desde las inspecciones de cauce.

Por su parte, desde el Instituto Nacional del Agua (INA), los investigadores consideran que en el sistema de distribución se pueden abandonar los turnos y dejar el agua en los canales. Entienden que la mayor cantidad de agua también permitió que se llenen más reservorios. Afirman que debería haber más reservorios y tendrían que estar asociados a las inspecciones de cauce para que usen el agua por demanda y no por oferta. Otro efecto positivo fue que se recuperaron humedales y se están cargando los acuíferos.

Y aquí estamos, perdiendo el agua que nos llegó de más por obra y gracia de Dios y la naturaleza, sin definir diques desde hace 24 años y siguiendo con el derroche habitual. Los mendocinos, el ejemplo nacional de cómo cuidamos el agua, consumimos entre 400 y 800 litros por día por persona y la Organización Mundial de la Salud recomienda 250.

Cuánto sale y qué beneficios tiene la presa de Uspallata

Según un informe técnico de Emesa, entre los beneficios figuran:

  • La incorporación de energía al Sistema Interconectado Nacional (SADI) con una potencia tendiente a cubrir los picos de demandas
  • Regular caudales y controlar crecidas
  • Colaborar para satisfacer la demanda de uso consuntivo y riego de la zona.
  • Contribuir a la vida útil del embalse Potrerillos, ya que controla sedimentos.
  • Desarrollar infraestructura y servicios en Uspallata.
  • Fomentar y promover el desarrollo comercial, industrial y turístico en la zona de montaña.

Siempre según Emesa, el costo sería de 450 millones de dólares y se podrían embalsar 500 hm3 y el aprovechamiento hidroeléctrico generaría 530 GWh por año.

Entre los antecedentes destacan que el Proyecto posee diferentes estudios a lo largo de los años con distintos tipos y configuraciones de las obras componentes. Desde la existencia de la empresa Agua y Energía Eléctrica, la Sociedad Argentina de Ingenieros Proyectistas en 1951 realizó estudios de geología, hidrología, hidráulica e ingeniería para la formulación, diseño y características de las obras componentes del “Proyecto Cordón del Plata”: un complejo de centrales hidroeléctricas sobre al río Mendoza, aguas arriba del embalse Potrerillos, que incluía el Aprovechamiento Hidroeléctrico en Uspallata.

Años más tarde, en 1994 el proyecto fue reformulado: la Universidad Nacional de Cuyo y el Instituto de Políticas Energéticas de Mendoza lo denominaron “Proyecto de Regulación del río Mendoza en Uspallata”. Realizaron estudios de revisión de antecedentes, geología, geofísica, topografía, hidrología, hidráulica e ingeniería.

Además, la Formulación del proyecto Aprovechamiento Uspallata, diseño y características de las obras componentes. Posteriormente, las Consultoras ESIN S.A., PROA S.R.L. y Electrosistemas S.A. (ESIN-PROA-ELECT) realizaron estudios sobre el “Proyecto Complejo Hidroeléctrico Cordón del Plata” en el marco del Programa de Estudios del Sector Eléctrico de la Secretaría de Energía de la Nación en 2014.

Los mismos incluyeron revisión de antecedentes, geología, geofísica, topografía, hidrología, sedimentología, hidráulica, riesgo sísmico, ambiental y social, ingeniería, diseño y características de las obras componentes del proyecto, análisis de generación de energía, cómputo y presupuesto

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA