Crece la incertidumbre por el paradero del mendocino que desapareció hace casi un mes en el Caribe

Carlos Juárez, el mendocino desaparecido en el Caribe. Siguen buscándolo. / gentileza
Carlos Juárez, el mendocino desaparecido en el Caribe. Siguen buscándolo. / gentileza

Continúa el misterio en torno al yate al mando de Carlos Juárez. El jueves se cumplirá un mes. “No hemos tenido ningún avance ni novedades. La búsqueda continúa”, dijo su hermano, Sergio, desde México.

En estos días se cumplirá la cuarta semana de la desaparición de la embarcación M.O.I Guadalupe, tripulada por el mendocino Carlos Juárez, quien realizaba una misión humanitaria en Haití junto a otro argentino.

“Cumplimos cuatro semanas de haber perdido comunicación con el yate. La búsqueda continúa”, se limitó a señalar, en diálogo con Los Andes, su hermano Sergio Suárez, radicado en México.

Hace unos días, también en declaraciones a este medio, sus padres Carlos y Adriana dijeron sentirse desesperados y pidieron colaboración para continuar con la búsqueda.

“Esto que vivimos se profundiza día a día y es un verdadero calvario. Comenzó a trascender de que podría tratarse de un secuestro de piratas, aunque en verdad nada se sabe. Continúa la búsqueda y agradecemos el apoyo del Estado de México y Argentina”, dijo su papá, que vive en Mendoza.

Carlos hijo, nacido y criado en la Sexta Sección, se hallaba radicado en México al momento de realizar la expedición.

Separado y padre de Génesis, de 20 años y de Juliet, de 17, Carlos había partido hace 16 años a Estados Unidos.

Tanto él como su par Renzo Spasiano, de 20 años, viajaban en el yate desaparecido junto a un ciudadano cubano y otro mexicano de regreso de un viaje a Haití, donde fueron a llevar alimentos, medicamentos y hasta un hospital de campaña.

El último contacto con el yate se tuvo el 28 de septiembre, luego de que la embarcación dejara Jamaica, donde se detuvo a cargar combustible.

Su hermano Sergio sostuvo de que se habla de que en la zona (Haití y Venezuela) existe la piratería, que secuestran embarcaciones y las llevan a las costas.

“No hubo rastros de que el yate pudiera haberse hundido, es casi imposible”, también había dicho su hermano.

La mamá de Carlos, Adriana Corradi, también dejó días atrás su mensaje desolador.

“No podría expresarme por audio, por eso lo hago por escrito. Estoy viviendo una situación indescriptible”, comenzó señalando, para continuar: “Necesito encontrar a mí hijo, tengo mucha fé pero estoy atada de pies y manos, nada puedo hacer desde mi lugar más que implorar a quienes tengan el modo de colaborar con la búsqueda, lo hagan”.

“Pido que sea urgente, que no pase más tiempo por favor, ellos están necesitando que los rescaten de lo que puedan estar viviendo. Sé que me van a escuchar y por eso agradezco a todas las personas que de una manera u otra están ayudando para que vuelvan a casa a abrazar a sus familias”, concluyó.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA