jueves 21 de enero de 2021

Sociedad

Clausuraron dos restaurantes del Parque General San Martín por fiestas ilegales

Uno está ubicado en el Golf Club y había sido multado en agosto por el mismo motivo. El otro se ubica en el club Hípico.

Al parecer, la relajación en torno a los cuidados y protocolos no sólo afecta a los ciudadanos, sino también a comercios, restaurantes y bodegas.

Tanto es así que en la madrugada del viernes ingresó una denuncia alertando que se estaba desarrollando una fiesta no autorizada en Bosco, el restaurante del Golf Club Andino.

Hasta allá se trasladó un inspector de la Municipalidad de Ciudad corroborando que, efectivamente, en el sitio “había música fuerte y los clientes estaban bailando”, explicó Patricia Sánchez, secretaria de Hacienda de la Ciudad de Mendoza.

Un detalle no menor es que, a principios de agosto de 2020, la comuna clausuró el bar Under the tree, que funciona en ese mismo restaurante, luego de que se viralizaran videos de gente bailando en el lugar. Es la segunda vez que el sitio es sancionado durante el contexto de pandemia. Sin embargo, Sánchez reconoció que le corresponde “la misma multa aunque sea reincidente”. En esa oportunidad se multó al comercio, por 50 mil pesos, y también al titular de la reserva, con 5 mil pesos, ya que se trataba de un cumpleaños y todos los asistentes eran conocidos.

Por otro lado, en la madrugada del domingo, las autoridades fueron alertadas de otro evento de similares características, esta vez en el restaurante del Club Hípico, donde también se confirmó que tenía lugar una fiesta.

“En ambos locales había más de 300 personas y sólo están habilitados para funcionar como restaurante y no como boliche”, precisó Patricia Sánchez, secretaria de Hacienda de la Ciudad de Mendoza.

Si bien la provincia autorizó las fiestas a mediados de diciembre, para organizar una es necesario cumplir con el protocolo y contar con el permiso municipal o de la Subdirección de Control de Eventos y Locales de Esparcimiento, del Ministerio de Seguridad. Sánchez aclaró que “no contaban con ninguna autorización y que la cantidad de gente estaba, igual, “por encima del máximo que podría permitirse al aire libre, que es de 250 personas garantizando al menos un metro cuadrado por asistente”.

Los locales gastronómicos sólo pueden funcionar al 75% de su capacidad. Respecto a las sanciones, la funcionaria remarcó que “la clausura es la medida más gravosa” que puede dar el municipio, mientras que, por violación al decreto 1650, la multa correspondiente es de 50 mil pesos.

El pago de la pena económica corresponde a quien tiene a cargo la administración comercial que en Bosco corresponde a quienes tienen la concesión, mientras que en el Club Hípico sería la misma institución. A pesar de los intentos, resultó imposible comunicarse con representantes de ambos restaurantes.

La Secretaria remarcó que la clausura, “de acuerdo a lo gravoso puede ser de 3 a 7 días” y que cuentan con “10 días para presentar sus descargos y las pruebas”. Hasta ayer no habían acercado ninguna documentación. No obstante, la semana que viene podrían volver a funcionar. Sánchez reconoció que en ninguno de los dos casos se multó a los asistentes porque “por la cantidad de personas que había en ambos lugares no era operativamente posible”.

En cuanto a la situación provincial, no se pudo hablar con funcionarios de la Subsecretaría de Relaciones con la Comunidad ni con personal de la Subdirección de Control de Eventos y Locales de Esparcimiento, del Ministerio de Seguridad. Desde esa cartera sólo precisaron que “no se han registrado otros casos similares en la provincia”, y aclararon que no tuvieron intervención en los dos operativos de los locales gastronómicos del Parque General San Martín.

Pese a ello, es habitual ver en las redes sociales videos y fotos de eventos en restaurantes y bodegas donde, a simple vista, se observa la falta de distanciamiento social y la no utilización de tapabocas.