Chequeos post Covid-19: a los 30 días de recibir el alta, tanto en adultos como en niños y especialmente pacientes con comorbilidades

Los especialistas recomiendan el control médico en niños y adultos. Foto ilustrativa.
Los especialistas recomiendan el control médico en niños y adultos. Foto ilustrativa.

Especialistas remarcan la importancia de realizar los chequeos médicos. Electrocardiograma, análisis, estado del sistema respiratorio y otros órganos, forman parte de los pedidos habituales.

Permanentemente recibimos información sobre la importancia de cuidarnos para evitar los contagios por Covid-19, los síntomas que podemos tener en casos de contraer la enfermedad, y la importancia de vacunarse para evitar cuadros complejos.

A estas recomendaciones hay que sumarle los chequeos post coronavirus. El hecho de recibir el alta epidemiológica, algo que ocurre 10 días después del primer síntoma, no es sinónimo de haber superado la enfermedad. El malestar puede persistir por más tiempo e incluso es posible que, pasado el cuadro agudo, queden secuelas tanto en los casos moderados y graves como en los leves.

Es por esto, que es sumamente importante, una vez transcurrida la enfermedad, consultar al médico y hacerse los chequeos correspondientes post Covid-19, tanto en los adultos como en los chicos.

En diálogo con Los Andes, el doctor Federico M. Rodríguez, médico general (M. Mat.P 11562), explicó “Los controles se llevan adelante siempre considerando como ha sido el transcurso de la enfermedad del paciente, porque no es lo mismo la persona que ha tenido Covid-19 y lo pasó sin síntomas, o aquella que tuvo síntomas gripales, como por ejemplo catarro, mucosidad, tos, o peor aún, el paciente que termina internado y entubado. Hay que diferenciar el tipo de infección y como lo manifestó, y claro si tenía las vacunas o no”.

Según el profesional, si la persona ha transcurrido la enfermedad de manera tranquila, aislado en la casa sin más que un simple resfrío, no tendría que realizarse ningún control en especial.

Pero si el paciente padece enfermedades como por ejemplo diabetes, hipertensión, obesidad, trastornos metabólicos, y más aún si tuvo durante la enfermedad un cuadro de bronquitis o neumonía leve por la infección, debe realizarse al mes un chequeo con un neumólogo o clínico. “El médico puede solicitar un análisis de sangre general, una tomografía o radiografía de tórax. Y comparar la que le hicieron durante la enfermedad, si es que le hicieron claro” detalló el profesional.

Y agregó, “También hay que ver la coagulación, se sabe que esta enfermedad produce trastorno de coagulación, trombosis especialmente, a nivel pulmonar y general. En esto se hace especial hincapié”.

“Ahora bien, si durante la enfermedad se presenta fiebre alta superior a los 38°, tos y dificultad para respirar, se puede sospechar que la persona está sobreinfectada, entonces se hace un análisis de sangre durante la enfermedad y una placa, para confirmar si es una sobreinfección. Si en la analítica sale que no lo es una infección bacteriana, se sigue con las pautas de alarma que no lleva antibiótico sino muchos corticoides, analgésicos, y demás. Ahora si hay una infección bacteriana, se agregan antibióticos para el tratamiento”, explicó sobre el tratamiento el médico.

Rodríguez explicó que, además, que a los treinta días se puede realizar un electrocardiograma, para controlar el corazón, sobre todo si la persona tiene alguna enfermedad cardiológica. El Covid-19 es una enfermedad que afecta a todos los órganos, “Produce una inflamación en todos los órganos como el hígado, el riñón, afecta el corazón, y los pulmones en especial”.

Los chequeos en general es recomendable hacerlos a los 30 días de haber padecido la enfermedad, claro, siempre y cuando no aparezcan síntomas antes, como la falta de aire, trastornos de conciencia, etc., “En caso que aparezcan síntomas hay que llamar de manera inmediata al médico porque la persona puede haber sufrido alguna trombosis de tipo pulmonar y se puede haber complicado el cuadro después del coronavirus, inclusive después del alta”, remarcó el doctor.

Los controles dependen mucho del cuadro que haya atravesado la persona con el Covid-19, hay personas que con vacunas han terminado en terapia y han perdido la vida. Otras de 90 años que lo pasan sin síntomas ni problemas. Depende de cada persona, del grado de defensa que tenga y a la reacción frente a esta infección”, cerró.

Controles post Covid-19 en los chicos

Por su parte, el doctor Daniel Tonelli, médico pediatra (Mat.P 5574) destacó la importancia de incluir a los menores en los controles post infección, “En los casos de Covid-19 los chicos se diagnostican menos, la cantidad de hisopados que se hace a los chicos es mucho menor que la que se les hace a los adultos, ya que se suele hisopar a los adultos y a los menores se los considera positivos por ser contacto estrecho. Pero de todas maneras es importante realizar los estudios posteriores”.

Los chicos, en su mayoría, presentan la enfermedad de manera asintomática o con síntomas muy leves, excepto los chicos que tienen alguna patología de base y pueden hacer cuadros más complejos. Pero en general lo transcurren como un cuadro respiratorio banal.

“El Covid-19 es una enfermedad que generalmente es multisistémica porque puede afectar e inflamar varias partes del organismo, afectar distintos órganos y dejar secuelas en diferentes partes del cuerpo, por eso es tan importante tanto en adultos como en niños hacer los controles post coronavirus a partir de los 30 o 40 días después de haber atravesado la inflamación”, explicó el pediatra.

Y agregó, “No son las mismas complicaciones que puede tener un niño que un adulto, no obstante, lo primero que hay que hacer es un buen examen físico, que es fundamental. El médico debe revisar al niño, auscultarlo, pesarlo, medirlo, saturarlo para ver la cantidad de oxígeno que tiene en sangre, etc. Luego para los exámenes complementarios se suma un hemograma completo, a nivel cardiológico hay que apuntarle bastante con electrocardiograma y un ecocardiograma con un doppler cardíaco color. En caso de que estos estudios salgan alterados se puede agregar estudios más complejos como pueden ser una ergometría”.

A nivel respiratorio el Covid-19 también puede dejar algunas secuelas, es por esto que Tonelli remarca que lo ideal sería realizar una radiografía de tórax, y en el caso de que el paciente haya presentado un cuadro severo o haya estado internado, se puede complementar el chequeo con una tomografía computada de tórax. Además, en los adolescentes, particularmente, se puede solicitar también una espirometría para controlar su capacidad de oxígeno.

“En el caso del chico, que ha tenido un síndrome inflamatorio multisistémico, que es bastante común en los niños, y en particular en aquellos inmunodeprimidos, se pueden hacer chequeos más complejos, estudios neurológicos, dermatológicos, etc. Pero, en resumen, sería el examen físico, los análisis completos de la parte cardiovascular y la parte respiratoria”, cerró el profesional.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA