miércoles 4 de agosto de2021

Sociedad

Bajó el embarazo adolescente y la mortalidad infantil durante la pandemia

Bajó el embarazo adolescente y la mortalidad infantil durante la pandemia
“En 2020 nacieron 23.434 niños, aproximadamente 4 mil nacimientos menos que el año anterior” explicó Monica Rinaldi. / Archivo

La tasa de mortalidad es las más baja de la historia provincial. Causas: detección precoz, acompañamiento y mejoras en las maternidades.

Según los datos publicados por el Ministerio de Salud de la provincia, durante 2020 se logró bajar índices de embarazos adolescentes y de mortalidad infantil, a pesar del contexto de pandemia que viene afectando a la provincia desde marzo de 2020.

“La tasa de mortalidad infantil es la más baja en la historia de Mendoza”, destacó la ministra de Salud de Mendoza, Ana María Nadal. Por supuesto, desde que se mide ese indicador en la provincia. La funcionaria precisó: “Hemos obtenido este año una disminución de la tasa de mortalidad infantil respecto del año 2020, ya que ese año fue del 8,1 por mil nacidos vivos y este año es de 7,5”. En el mismo período se logró “la reducción del embarazo adolescente de 9,1 a 8,3 y la tasa de mortalidad materna de 3,4 por diez mil nacidos vivos”.

Mónica Rinaldi, directora de Maternidad e Infancias de la provincia, explicó que “en 2020 nacieron 23.434 niños, aproximadamente 4 mil nacimientos menos que el año anterior”.

Consideran que esto es consecuencia de las políticas de salud sexual y reproductiva sobre las que vienen trabajando. En el último año hubo 47 defunciones menos que en 2019.

El 75% de las muertes infantiles fueron en los primeros 27 días de vida. Con respecto a las causas, fueron perinatales (51%), malformaciones (38%), externas (3%) e infecciosas (1%).

“El 54% de los nacimientos se realizó efectores públicos de la Salud y el resto en privados. La tasa de prematurez fue de 6,6%”, detalló Rinaldi. En cuanto al índice de nacimientos de niños con menos de 1.500 gramos, se ha mantenido estable en 1,1% y representa a la mayor población de riesgo de morir en el primer año.

Si bien la tasa de mortalidad infantil viene descendiendo, principalmente por una disminución de la mortalidad posneonatal, la neonatal se ha mantenido estable, aquí está incluido el grupo de prematuros de menos de 1.500 gramos, que es “muy difícil continuar descendiendo”. Esto se debe a varios factores, entre ellos el control de embarazos y la calidad de la atención prenatal.

Menos embarazos en adolescentes

A pesar de que durante 2020 muchos organismos internacionales advertían sobre el posible aumento de embarazos en adolescentes en el contexto de pandemia, en Mendoza se dio una realidad opuesta. Miriam Ferreyra, directora de Salud Sexual y Reproductiva, habló sobre la baja en el índice de embarazos adolescentes, explicando que “a través de las redes sociales y de la línea de Salud Sexual y Reproductiva”, se pudo llegar a los adolescentes a pesar del aislamiento y la no presencialidad en las escuelas.

En referencia al trabajo de los referentes, lo calificó como “muy importante”, y que fueron “más de 1600 referentes en los distintos departamentos”. En este sentido, utilizaron TikTok (la red social más usada entre adolescentes), Twitter, Instagram y Facebook. Otro punto fuerte fue “la amplia y variada canasta anticonceptiva, con 6 métodos de alta duración”, agregó. Con el programa de aseguramiento de insumos, “durante 2020 se alcanzó a 40.085 personas bajo cobertura anticonceptiva”.

Optimismo ante las cifras

La ministra Ana María Nadal calificó de “alentadores” los datos y del impacto a nivel social y sanitario. Remarcó el hecho de que las madres hayan sido “abordadas, con mayor nivel económico, con asistencia social, así que no queremos perder de vista la dimensión social de los indicadores y todo el esfuerzo social”.

Insistió en el “reconocimiento a todo el esfuerzo del sistema de salud, para que haya menos niños muertos, que hayan disminuido la tasa de mortalidad infantil, el embarazo adolescente y la mortalidad materna la tasa materna con menos casos que el año pasado”.

Según expresó la funcionaria, la “detección precoz del embarazo en la pandemia” permitió brindar “los cuidados y controles de la salud de las embarazadas tanto de bajo riesgo como de alto riesgo, siguiendo políticas estratégicas muy vinculadas a la gestión”.

Remarcaron el trabajo para “categorizar las maternidades en maternidades que tienen condiciones seguras, frente a contingencias en la salud de la mamá y del bebé”.

“Hemos alcanzado el 96% de las maternidades con las condiciones segura”, expresó Mónica ---Rinaldi. Hasta 2015 más del 20% no tenían los insumos y el personal necesario para ser calificadas así.

Hoy podés ser parte de Los Andes y acceder a todos los beneficios

Convertite hoy en suscriptor de Los Andes y accedé a todas las noticias en forma ilimitada, contenido exclusivo, newsletter y podés comentar las notas. También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en más de 500 marcas.

Quiero ver las promociones vigentes