Agostina Saua podría hacer historia coronándose como la primera Reina Nacional de la Vendimia de la Ciudad

Su nombre completo es Agostina Jazmín Saua Carrión y tiene 23 años. Con 30 votos, vecinos y turistas la eligieron como la nueva reina de la Ciudad en la Vendimia de la capital realizada en el teatro Gabriela Mistral. En esta nota conocemos más acerca de ella.

Desde el 2017, la reina de la Ciudad de Mendoza dejó de ser anfitriona para competir por el cetro mayor al igual que el resto de las representantes de la provincia. Hasta el momento, la Capital Internacional del Vino no tuvo la suerte de quedarse con la corona. Por eso, con Agostina, Ciudad se ilusiona para obtener su primer reinado nacional.

La Ciudad de Mendoza tiene nueva reina. Ella es Agostina Jazmín Saua Carrión. Sus amigos la llaman Agos, es de Géminis y se confiesa como una persona más racional, pero a medida que va abriéndose a la charla, se descubre su lado espiritual.

Agos canta hermoso, hace deporte, es profe de inglés, es hija y nieta. Vive sola con Runa, su gatita que rescató en el Parque General San Martín. “He tenido perros, caballos, pájaros, peces, pero nunca gato. Estoy acostumbrándome a su forma de ser libre e independiente”, cuenta la reina.

Sobre su rutina diaria, Agostina dice que disfruta de las mañanas levantándose muy temprano. Desayuna, trabaja y por las noches practica natación. Por día, hace aproximadamente 2700 metros y se confiesa pechista. O al menos ese es el estilo con el que se siente más cómoda.

Como profesora le gusta conectar con sus alumnos de primaria, conocerlos y aprender de ellos. Y como estudiante, cuenta que fue responsable y aplicada.

Su relación con la Ciudad siempre fue estrecha. Vivió en el centro con su papá; luego cerca del Parque Central con su abuela Luisa y ahora se estableció en la 5ta. Sección cerca de la Arístides y de calle Belgrano. Un lugar que frecuenta mucho es el Parque General San Martín, donde se ubica el Club Regatas, institución a la que asiste y representó en “Ciudad de Origen y Sueños”.

Con Luisa, a quien llama “mami”, tiene una conexión muy especial. “Viví un buen tiempo con mi abuela, siento un cariño muy especial por ella. Me acompañó y me guió en un momento complicado y me abrió las puertas de su casa. Vivir con mi abuela fue una transición para mí”, dice Agos.

Antes de hablar de la Vendimia, del vino y de maridajes preferidos, Agostina Saua contó que escucha mucho a Taylor Swift, pero también a Cold Play y a Imagine Dragons. Su tema preferido actual es Cruel Summer y si bien no llora fácilmente, confesó que “en el recital de la cantante estadounidense se quebró muchísimo, en parte por la profundidad y por lo que transmiten los temas de Taylor”.

De hecho, la reina afirma que la frase con la que se identifica es “You must like me for me” de la canción “Delicate” perteneciente al álbum “Reputation”. “Es una frase que me re llega porque lo que quiere decir Taylor es que uno tiene que gustar o caer bien por lo que uno es, sin fingir nada y eso me parece súper importante. Hay que ser fieles a lo que somos”, expresa Agostina.

  • ¿Cuál es tu recuerdo más especial relacionado con la vendimia?

Agos: De la Vendimia me resulta muy especial el Carrusel y la Vía Blanca. De chica, no me lo podía perder. Tengo muchos recuerdos de ir con mi papá y con mis primos, con quienes armábamos los canastos con los palos bien largos para que las reinas nos pusieran uvas.

  • ¿Cuál es tu maridaje de vino y comida preferido?

Agos: Vino blanco dulce con alguna buena pasta.

  • Si pudieras compartir una copa de vino con cualquier personaje histórico, ¿quién sería y por qué? ¿Y con alguien del presente?

Agos: Compartiría una copa de vino con San Martín para hacerle un par de preguntas sobre su estadía por Mendoza. Y ahora, me tomaría una copa con mi papá porque cuando uno se independiza no comparte momentos profundos tan seguido, así que me tomaría una copa de vino con él.

  • Si pudieras crear tu propio vino, ¿cómo lo llamarías y qué características tendría?

Agos: Lo llamaría Jazmín. No porque sea mi segundo nombre, nunca me sentí muy identificada. Sino porque a mi mamá, mi abuelo le decía “mi jazmín”. Esa flor siempre ha estado presente en mi vida con distintas señales. Por ahí viene algún alumno e inesperadamente me regala un jazmín o me los encuentro en lugares impensados. Y entonces sé que mi abuelo siempre está acompañándome. Ahora que lo pienso, a veces sí soy espiritual, dice Agostina mientras se ríe. En cuanto a las características que tendría, sería un vino joven, brillante, con destellos dorados, transparente y liviano.

  • ¿Qué es lo más incómodo de ser reina?

Agos: Los zapatos, sin duda. Suelo usar zapatillas o sandalias.

  • ¿Y lo más lindo?

Agos: El cariño y el apoyo de la gente. Conocer nuestros orígenes, adentrarme en la Vendimia.

  • Contanos tu relación con el canto.

Agos: Mi papá siempre cantó, fue a coros y tuvo su banda. Él fue quien me inculcó el amor por el canto desde muy chiquita. Siempre lo hice como hobby, nunca he tomado clases. He cantado en los coros, en los cumpleaños de 15 de mis amigas, en la iglesia, pero siempre fue espontáneo, sin la presión de ver si cantaba bien o mal.

  • En este momento, ¿con quién brindarías y por qué?

Agos: En este momento brindaría con mi abuelo que ya no está con nosotros pero siempre está presente. Donde quiera que esté, sé que está viéndome cumplir mi sueño de poder representar a la Ciudad de Mendoza. Le diría que ya lo logramos, y que lo que pase después, viene de yapa. El sueño ya está.

Con Agostina, el sueño de la Ciudad de Mendoza de coronar a su primera reina nacional es posible, no sólo por su belleza, sino también por su espontaneidad, frescura y calidez humana. Acompañá a la Capital Internacional del Vino y subí tu foto con Agostina en las redes sociales con el hashtag #HagamosHistoria

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA