domingo 20 de septiembre de 2020

Separan a cuatro monjas por maltrato a niños alojados el Verbo Encarnado de San Rafael
Sociedad

Separan a cuatro monjas por maltrato a niños alojados el Verbo Encarnado de San Rafael

Se abrió una investigación contra las religiosas. Mientras tanto la Dinaf negocia con el Verbo Encarnado para restituir a los menores.  

Separan a cuatro monjas por maltrato a niños alojados el Verbo Encarnado de San Rafael

La justicia local investiga a cuatro religiosas del movimiento católico Verbo Encarnado, denunciadas por maltrato a niños y adolescentes que estaban alojados en institutos de esa congregación en el departamento de San Rafael, al sur de Mendoza, informaron hoy las autoridades.

La medida fue tomada a raíz de denuncias por maltratos y golpes que presentaron operadores de la  Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf), organismo que el viernes retiró a 25 niños y adolescentes de seis hogares del Instituto de Servidora del Señor y de la Virgen de Matará.

Según trascendió por declaraciones de los propios menores, los maltratos habrían incluído zamarreos, duchas de agua fría y agresiones psicológicas.

La investigación penal está en manos del fiscal Ivan Ábalos, informó hoy la directora de la Dinaf, Vanina Barone.

Por otra parte, Elisabeth Crescitelli, ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes informó que mantuvo una reunión con las autoridades de la institución para "arrimar posiciones", y destacó que en ese encuentro se le informó que las cuatro monjas "están separadas de la institución".

La ministra destacó que "todo esto es presunto y se va a investigar con todo el resguardo de derecho de ambas partes que nos corresponde velar como Estado".

Tras la medida adoptada el viernes, la directora de la DINAF, Vanina Barone, explicó que "los menores estaban allí porque fueron víctimas de maltrato y la idea es que no sigan sufriendo", y agregó que "los chicos ya están redistribuidos en otros hogares de San Rafael".

La Dinaf negocia con el Verbo Encarnado para restituir el convenio para que los chicos se alojen en los hogares religiosos - Gentileza

Sin embargo, la funcionaria aclaró que algunos menores permanecen en esos hogares de la congregación "porque los religiosos tienen una guarda sobre los chicos y sobre esa medida judicial tiene que decidir una jueza".

El comunicado ministerial indicó que "se decidió realizar una intervención y escucha activa a los menores" alojados en los hogares "a raíz de la situación vivida por algunos niños", por lo que la semana pasada un equipo técnico de profesionales "determinó que existe un trato inadecuado por parte de las monjas y curas a cargo".

"Por ello, se dispuso en el lugar la presencia permanente de un grupo de operadores, junto a profesionales psicólogos y técnicos para la atención y abordaje", señaló el texto que destacó que "no hubo colaboración por parte de la congregación religiosa".

Por eso, "Dinaf toma la decisión de una medida conexa avalada por el primer y segundo juzgado de familia de la segunda circunscripción donde se deja sin efecto el convenio homologado entre el Gobierno de la Provincia y el Instituto de Servidores del Señor y La Virgen de Matará".

Por último, el texto destacó que ayer el Instituto de Servidora del Señor y de la Virgen de Matará presentó una nota a la delegación Sur de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia "donde expone su disconformidad por las medidas tomadas".