Trabajando en conjunto, podemos alcanzar en 2030 el aumento de la cobertura de los servicios de atención del oído y la audición en un 20% en todo el mundo

En el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad que se conmemoró el 3 de diciembre. el Dr. Lucas Comelli, otorrinolaringólogo, invita a difundir con un fin inclusivo para evitar que las barreras culturales sigan dejando de lado a las personas que tienen algún tipo de discapacidad.

Advierten que 900 millones de personas podrían padecer sordera en 2050
Advierten que 900 millones de personas podrían padecer sordera en 2050

La discapacidad es toda limitación en la actividad y restricción en la participación, originada en la interacción entre la persona con una condición de salud y los factores contextuales (entorno físico, humano, actitudinal y sociopolítico), para desenvolverse en su vida cotidiana, dentro de su entorno físico y social, según su sexo y edad.

La discapacidad remite a la interacción entre personas que tienen algún problema de salud (como Parálisis Cerebral, Síndrome de Down, Depresión, Pérdida de la Audición, entre muchos otros) y ciertos factores personales y ambientales, dígase actitudes negativas, los medios de transporte y edificios públicos inaccesibles o con escaso apoyo social, que no colaboran con la libre circulación en contextos diarios”, aclara el Dr. Lucas Comelli, otorrinolaringólogo y referente de MED-EL.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se calcula que más de mil millones de personas experimentan discapacidad, cifra que corresponde aproximadamente al 15% de la población mundial, y que hasta 190 millones (un 3,8%) de las personas de 15 o más años tienen dificultades importantes para funcionar, que a menudo exigen servicios de atención de salud.

“Otro dato no menor, es que dentro de esas cifras, se calcula que actualmente, 1 de cada 5 personas en todo el mundo tienen pérdida auditiva y se espera que para el 2050, lo sean en un rango de 1 cada 4 personas”, desarrolla el especialista. Y agrega que: “cerca del 80% de los individuos con pérdida auditiva viven en países con ingresos medios-bajos y la mayoría de las personas con esta patología no tienen acceso a las intervenciones”.

Existen ciertas pérdidas auditivas que pueden ser causadas principalmente por:

  • Ruido y sonidos fuertes;
  • Complicaciones en el parto;
  • Otitis media (infección en el oído medio);
  • Enfermedades prevenibles a través de vacunas, como por ejemplo, meningitis;
  • Medicamentos y productos químicos tóxicos

En los niños se puede prevenir el 60% de la pérdida auditiva mientras que, más de mil millones de adultos jóvenes corren el riesgo de sufrir una pérdida auditiva evitable permanente, por ello, a lo largo de la vida, una buena higiene del oído y controles médicos habituales, podría reducir muchas causas de pérdida auditiva”, desarrolla el profesional.

Se puede brindar atención oportuna y apropiada a través de intervenciones efectivas como:

  • Cirugías;
  • Medicación;
  • Equipamientos, como por ejemplo, audífinos o implantes cocleares;
  • Terapia de rehabilitación

Los gobiernos deben actuar ahora para superar las barreras e integrar la atención del oído y la audición en los planes nacionales como parte de la cobertura universal de la salud. Además, trabajando en conjunto, podemos alcanzar el hito de 2030 para aumentar la cobertura de los servicios de atención del oído y la audición en un 20% en todo el mundo”, finaliza el médico.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA