Recomendaciones para ayudar a los niños y niñas con pérdida auditiva a volver a clase

Ya comenzó un nuevo año escolar, y resulta vital repasar algunos aspectos clave para el regreso a las aulas, principalmente para aquellos chicos que padecen hipoacusia.

Regresar al colegio implica que los niños y niñas vuelvan a incorporar ciertos hábitos que, durante las vacaciones de verano, se suelen dejar un tanto de lado. Asimismo, es de suma importancia tener en consideración ciertos aspectos y recomendaciones para que alumnos con pérdida auditiva e implante coclear comiencen con éxito el año escolar.

Sugerencias para colaborar con niños hipoacúsicos en las actividades académicas

El Dr. Alejo Linares Casas, referente de MED-EL, brinda algunos consejos esenciales para la vuelta a clase, por ejemplo:

1. Acercarse al alumno para que le sea más fácil oír, escuchar y comprender: la interacción cercana es fundamental, ya que muchos de los dotes comunicativos no sólo se dan mediante lo verbal sino también a través de las expresiones faciales y otras gesticulaciones corporales. Los niños o niñas con pérdida auditiva tienden a ser mucho más susceptibles a la comunicación corporal y esto puede incentivar sus ganas de interactuar con el resto de sus compañeros.

2. Disminuir el ruido lo máximo posible: una clase silenciosa ayuda a que los niños se concentren, por ello, existen distintas formas de insonorizar una clase, pero en muchos casos basta simplemente con ponerle algunos soportes de material suave a las patas de las sillas y en acomodar bien los pupitres del salón, para que de esa forma no choquen entre sí y evitar así que haya ruido de fondo mientras se da la clase.

3. Que sólo hable una persona a la vez, hacer turnos de palabra: no se trata de modificar la estructura de la clase para acomodar a los niños con pérdida auditiva, sino de establecer un orden para que todos puedan participar de las actividades académicas.

4. Sentar al niño cerca de la maestra y lejos del ruido: la planificación de las clases va más allá de cómo se manejan los chicos en la clase. El ordenamiento del espacio es fundamental para evitar problemas y armar una estructura recurrente en la que los alumnos con pérdida auditiva no tengan que ser excluidos del resto del grupo.

5. Asientos flexibles: son de gran utilidad para que los alumnos puedan moverse durante las diferentes actividades para oír mejor y ver al profesor o a los compañeros mientras hablen.

6. Dirigir la mirada: ayuda para que todos puedan leer los labios de la profesora, ver las expresiones faciales y proporcionar así la mejor señal posible de audición para el 100% de la clase.

7. Ayuda visual: escribir palabras clave o los deberes en el pizarrón, facilitar fotos que ayuden a comprender lo que se está explicando, proyectar videos y presentaciones y todos los elementos escritos que puedan ser de gran utilidad para facilitar el aprendizaje de los niños y niñas con pérdida auditiva.

8. Llamar la atención del alumno y hacerle preguntas: es importante que el profesor se siente cerca y de la clase lo más próximo posible al niño o niña con hipoacusia y es fundamental también que le pregunte al alumno si entendió la consigna o el tema que se está desarrollando en la clase.

El rol de los profesores en aulas donde haya alumnos con hipoacusia es fundamental para colaborar desde cerca en el aprendizaje y desarrollo del lenguaje y conocimiento del niño o niña para que tengan un año lectivo exitoso”, finaliza el Dr. Linares Casas.

Asesoró: MED-EL

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA