lunes 30 de noviembre de 2020

La carta del chico de 7 años que rayó un auto con su bicicleta en Brasil - Gentileza
Por las redes

Un nene de 7 años rayó un auto con su bicicleta y sorprendió al dueño con una insólita carta

El niño no soportó la culpa y le pidió disculpas al hombre, asegurando que iba a hacer todo lo posible para recompensarlo. La historia se hizo viral en las redes sociales.

La carta del chico de 7 años que rayó un auto con su bicicleta en Brasil - Gentileza

Un nene brasileño rayó un auto con su bicicleta, no toleró la culpa y decidió dejarle una simpática carta al dueño, pidiéndole disculpas y asegurando que pronto iba a enmendar lo ocurrido. La historia, acontecida en Curitiba, se hizo viral en las redes sociales.

El autor de la nota es Benicio, de 7 años. Iba en bicicleta con su padre por la calle, cuando perdió el equilibrio y golpeó el auto. Según el padre del niño, Marcel Weiss Hoffmann, su hijo se sintió mal y no paró hasta encontrar una solución al daño del vehículo.

“Estaba muy incómodo, seguía preguntando si le costaría demasiado. Incluso lamentaba que su dinero no le alcanzara para pagar”, recordó el padre.

“Buen día. Golpeé su auto. Me caí de la bicicleta. Aquí está el teléfono de mi padre”, había escrito el chico.

El propietario del automóvil, sin embargo, dijo que ni siquiera notó el rasguño hasta que vio la hoja escrita. “Miré por todos lados, mi auto estaba un poco sucio y ni me di cuenta. Si no fuera por la multa, no lo habría notado. ¿Cómo puedo enojarme con este niño?”, dijo Marcelo Martins, propietario del auto.

De acuerdo con Marcelo, el gesto lo sorprendió. “Pensamos que alguien que golpea tu auto puede correr, sobre todo a esta edad, pero me pareció un gesto de dulzura, de mucha honestidad”, destacó el hombre, según lo publicado por Gazeta Web.

El padre de Benicio manifestó que, a pesar de la edad de su hijo, estaba orgulloso de la forma en que enfrentó la situación.

“Me sentí muy orgulloso, porque tratamos de educar para eso. Que él sea responsable de sus acciones en el futuro, que aprenda de los errores”, celebró el papá.

El propio Benicio reiteró que su objetivo simplemente era arreglar lo que había causado. “Causar el problema y dejarlo no es bueno”, completó con sabiduría.