Tomar café antes de la siesta: qué beneficios tiene y cómo hacerlo

Parecen dos ideas contradictorias, pero la ciencia y las experiencias expresan que tienen su lado bueno. Los detalles.

Tomar café antes de la siesta. / Archivo
Tomar café antes de la siesta. / Archivo

La idea de que consumir café o té antes de ir a dormir influye en el sueño ha producido que numerosos científicos investiguen a fondo esta cuestión. De manera sorprendente, varios estudios han concluido algo contrario a lo esperado: beber una taza de café justo antes de acostarse no parece perturbar el sueño, sino que más bien incrementa los niveles de energía al despertar.

Una taza de café antes de una siesta: sus beneficios.
Una taza de café antes de una siesta: sus beneficios.

Ciertos estudios han revelado resultados interesantes en relación al consumo de café. En un enfoque particular, se descubrió que cuando los participantes ingerían café seguido de una breve siesta de 15 minutos, cometían menos errores al conducir en un simulador en comparación con aquellos que solo consumían café o simplemente descansaban durante ese período.

Adicionalmente, una investigación japonesa ha sugerido que las personas que consumieron cafeína antes de tomar una siesta y luego se sometieron a pruebas de memoria, lograron un mejor desempeño en comparación con el grupo de control. Este grupo también reportó sentirse menos fatigado.

Una taza de café antes de una siesta: sus beneficios.
Una taza de café antes de una siesta: sus beneficios.

La mayoría de los expertos sugieren ingerir cafeína aproximadamente 15 a 20 minutos antes de una breve siesta. Las investigaciones respaldan la idea de que alrededor de 200 mg de cafeína, equivalente a aproximadamente dos tazas de café, es una cantidad recomendable en este contexto.

Cómo actúa la cafeína en el cuerpo

La cafeína se absorbe a través del intestino delgado, ingresa al flujo sanguíneo y posteriormente alcanza el cerebro. Allí, se adhiere a los receptores normalmente ocupados por la adenosina, una molécula cerebral cuya acumulación provoca sensaciones de fatiga y somnolencia.

Una taza de café antes de una siesta: sus beneficios.
Una taza de café antes de una siesta: sus beneficios.

El sueño contribuye a la eliminación de la adenosina en el cerebro; sin embargo, si el período de sueño supera los 15 o 20 minutos, es posible que se entre en fases más profundas del sueño, lo que podría resultar en una recuperación más lenta y dificultosa al despertar, un fenómeno conocido como “inercia del sueño”.

Una taza de café antes de una siesta: sus beneficios.
Una taza de café antes de una siesta: sus beneficios.

Es importante destacar que la cafeína requiere aproximadamente 20 minutos para llegar al cerebro después de su consumo. Esto lleva a la idea de que si optas por una siesta de alrededor de 20 minutos después de consumir café, esta estrategia puede ser efectiva para reducir los niveles de adenosina en tu cerebro justo a tiempo para que la cafeína haga su efecto.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA