Los vecinos la escracharon por dejar estacionado el auto en una rampa y ahora deberá pagar más de $200 mil

Auto Mal Estacionado
Auto Mal Estacionado

Un vehículo llevaba cuatro días sobre el cruce para discapacitados, vecinos de la zona aseguran que su dueña tuvo la misma modalidad en otras oportunidades.

En el barrio porteño de Belgrano, un vehículo mal estacionado fue escrachado por los vecinos que, hartos del comportamiento constante de la dueña (Zulema de 92 años), decidieron tomar cartas en el asunto.

Según informó TN, sobre la parte izquierda del Honda Fit color gris, en letras negras y con un aerosol permanente, la palabra “rampa” quedó impregnada en el vehículo estacionado sobre justamente una rampa de cruce para discapacitados.

Según el relato de vecinos, no es la primera vez que la dueña del automóvil estaciona de esta manera. Hace un tiempo, estacionó sobre una rampa y dejó su vehículo más de 15 días en el lugar. En esta oportunidad llevaba cuatro días.

El monto que debe la dueña del vehículo mal estacionado por infracciones de tránsito.

El monto que debe la dueña del vehículo mal estacionado por infracciones de tránsito.
El monto que debe la dueña del vehículo mal estacionado por infracciones de tránsito.

En el registro de infracciones de la Ciudad de Buenos Aires, la dueña del vehículo acumula $205.456 de multas, monto que descendería a $161.681 si abonara con descuento.

Las 19 infracciones fueron por la zona y por mal estacionamiento. Cinco de las seis últimas que recibió se dieron por estacionar indebidamente sobre la calle Soldado de la Independencia, misma traza en la que yace el vehículo.

Excusa de la infractora

“Todos los vecinos dejan el auto ahí, y además en mi edificio no hay estacionamiento. Porque después de las 20, en la calle no hay otro lugar para dejarlo. A veces lo dejo también en la ochava, que también está mal”, comenzó Zulema.

Después de esto, fue consultada sobre si sabía que en el lugar donde estacionó su vehículo hay una rampa para que pueda ser utilizada por persona discapacitadas. “Yo a eso no le presto atención”, contestó.

“Fui a hacer compras y lo vi, y ahí empecé con todo el problema. Y en ese momento ya estaba toda la Policía en el lugar. Pero ninguno de mis vecinos me avisó”, justificó.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA