sábado 15 de mayo de2021

Flores de otoño comestibles: aportan color a tu jardín y pueden sumarse a tus platos
Flores de otoño
Por las redes

Flores de otoño comestibles: aportan color a tu jardín y pueden sumarse a tus platos

Estos cuatro tipo de plantas aportan distinción y dan un toque gourmet, especialmente en las ensaladas.

Flores de otoño comestibles: aportan color a tu jardín y pueden sumarse a tus platos
Flores de otoño

Las plantas de flores comestibles aportan color y textura a la huerta, pero también ayudan a atraer picaflores, abejas o a evitar plagas. Hay algunas que pueden ser cultivadas en otoño y usadas en las comidas para darle un toque gourmet a los platos. Aquí te contamos cuáles son estas opciones.

Coquetagentileza

Coqueta: Bellis perennis. Se cultiva como planta anual, pero en lugares protegidos puede ser perenne. Hay que cortar las flores marchitas para prolongar la floración y evitar el aspecto desprolijo de la planta. Intercalada con lechugas moradas, compone bordes muy ornamentales en las estaciones frías. Se puede consumir cruda en las ensaladas; también es una estupenda decoración de los platos.

Siembra: en almácigos, en verano-otoño. Requiere temperatura templada para germinar.

  • Exigencias: necesita exposición a pleno sol. Prefiere suelos bien drenados, ricos, aunque se adapta bien a los suelos arcillosos. La distancia de plantación debe ser de 20 cm. Hay que cortar las flores marchitas para prolongar la floración y evitar el aspecto desprolijo de la planta. Requiere riegos moderados.
  • Cosecha: se cortan las flores y se utilizan sólo las lígulas (los pétalos) ¿Cómo saber cuándo está? Cuando se observan las flores desarrolladas.
Pensamientogentileza

Pensamiento: Viola tricolor ‘Hortensis’. De la familia de las Violáceas, es una especie de origen europeo que da flores, por lo general, tricolores. Por su tamaño, es ideal para las huertas en macetas. Se pueden cultivar en los bordes del cantero o asociadas a lechugas, cebollas de verdeo, hinojos o rúculas, para aportar color. Sus pétalos se suelen añadir en ensaladas dulces y saladas.

  • Siembra: debe realizarse en almácigos, del verano al otoño, con un buen sustrato y bajo cubierta. Como la semilla es muy pequeña, para facilitar la siembra hay que mezclarla con arena gruesa.
  • Exigencias: requiere exposición a pleno sol o media sombra. Necesita suelo fértil, suelto, con buen drenaje y rico en nutrientes. La distancia entre plantines es de 20 cm. El calor excesivo bloquea la floración. Hay que cortar las flores marchitas para prolongar la floración. Precisa riego frecuente pero cuidado con hacerlo en exceso ya que puede producir podredumbre en las hojas inferiores
  • Cosecha: desde abril hasta agosto. Hay que cortar con tijera las flores bien formadas. Pueden mantenerse dos o tres días en la parte baja de la heladera, protegidas con un film plástico.

Primavera: Primula x polyantha. De flores grandes, simples o dobles, de color amarillo, lila, rojo, rosado, bordó, violeta o azul con el centro amarillo, sus pétalos se consumen en ensaladas verdes o se utilizan para decorar.

  • Siembra: en almácigo, en verano-otoño. Necesita temperaturas templadas para germinar. No germina rápido.
  • Exigencias: requiere exposición a pleno sol, aunque soporta media sombra. Prefiere un suelo fértil, fresco y suelto y riego moderados. La distancia de plantación debe ser de 20 a 25 cm. Se asocia muy bien con los puerros y las cebollas de verdeo, tanto en macetas como en tierra, ya que estas amarilidáceas protegen de plagas. Cuidado con el exceso de agua para evitar anegamientos.
  • Cosecha: desde abril a agosto, se cortan las flores y se utilizan sólo los pétalos.
Taco de reinagentileza

Taco de reina: Tropaeolum majus. En una huerta, repele a moscas blancas de repollos y brasicáceas (ex crucíferas) en general. Crece como tapizante o como trepadora y sus flores aportan color y textura. Es ideal para cultivar al pie de los frutales y para atraer abejas o picaflores. Sus flores se pueden consumir en ensaladas, sus hojas se pueden usar como roll, rellenas de atún o pollo o en infusión, como preventivo de resfríos, y sus frutos, como “falsas alcaparras”, macerados tres días en vinagre de manzana.

  • Siembra: en almácigos, a principios del otoño. Sus frutos contienen tres semillas del tamaño de las arvejas. Éstas pueden sembrarse directamente en el suelo de la cabecera del cantero o junto al cerco. Se multiplica también por estacas de tallo.
  • Exigencias: pleno sol, aunque soporta media sombra. Es resistente al frío, pero las heladas suelen quemarla. Necesita suelo con buen drenaje y conviene mantenerlo fresco con coberturas de paja o pasto seco que prolongarán su floración hasta el verano. Precisa riegos frecuentes y hay que practicar podas que limiten su crecimiento invasivo en la huerta. Cuidado con los pulgones: pueden controlarse con una solución simple de agua y ajos picados.
  • Cosecha: entre junio y octubre, cortar selectivamente hojas tiernas y flores.