Señales del futuro y un cierre enlatado

Señales del futuro y un cierre enlatado
Alfredo Cornejo y Rodolfo Suárez, en la presentación de los candidatos de Cambia Mendoza. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

Los cierres de listas de Cambia Mendoza y el Frente de Todos tuvieron sorpresas y actitudes inesperadas. La participación de Rodolfo Suárez en carácter de candidato simbólico genera especulaciones sobre el destino del mandatario y Alfredo Cornejo. El justicialismo, por su lado, se protegió de la prensa con un anuncio institucional.

Nadie esperaba que el cierre de listas de Cambia Mendoza arrojara tantas señales e indicios sobre el futuro de sus dos principales figuras.

Gracias a la candidatura a senador nacional de Rodolfo Suárez, testimonial o simbólica ahora, pero con expectativas muy concretas en el futuro cercano, podemos suponer que el gobernador aspira a tener cuando deje su cargo una banca en la Cámara Alta de la Nación, no en la de Diputados, que ha sido el destino clásico de los ex gobernadores, salvando excepciones en el pasado reciente.

Ocurre que, si Cornejo dejara la banca de senador en 2023, cuando hay elecciones para cargos ejecutivos, quien ocupará ese lugar será el primer senador suplente. O sea, Suárez.

Pensamos que esto puede pasar porque el propio Cornejo ha reconocido que no le entusiasman demasiado los cargos legislativos.

¿Cuál sería su destino en 2023? Las dudas de Cornejo respecto de si podrá ser candidato presidencial y los cálculos obsesivos que hace a la hora de las decisiones políticas, hacen que nos inclinemos a pensar que intentaría volver a presentarse como candidato a gobernador.

Un indicio más en este sentido: desembarcará en la Legislatura, con posibilidades de acceder a cargos de conducción, un ex superministro de Cornejo, Martín Kerchner.

Tal vez, un adelantado del “operativo retorno”.

El cierre de listas del oficialismo provincial también nos ha permitido ver, ahora sí, pensando solo en las elecciones de este año, que CM aspira a conseguir un volumen de votos más grande que la sencilla victoria sobre el Frente de Todos. La oferta de nombres demuestra que está tirando toda la carne al asador, con dos ex gobernadores liderando la boleta y un tercer gobernador, el que está en funciones, para tratar de arrastrar más votos aún, en una provincia en la que el kirchnerismo es débil.

En tanto, la presentación de candidatos del FdT ha sido este sábado la contracara absoluta de CM: perfil bajo y anuncio “enlatado”.

A diferencia de su rival y pese a la gran expectativa previa, el peronismo no convocó ni siquiera a una conferencia de prensa para presentar a sus candidatos al Congreso y prefirió reunirse en secreto y mandar una foto a los medios.

¿Por qué? Las deliberaciones previas al cierre de listas se complicaron, con una amenaza de impugnación del gobernador a las listas colectoras que presentará el justicialismo en muchos departamentos y la exclusión de los cargos principales del nuevo socio estrella de la coalición: José Luis Ramón.

Brindar explicaciones sobre estos temas probablemente no era muy cómodo para la conducción de Anabel Fernández Sagasti. Con el comunicado, la presidenta del PJ mendocino cuidó su imagen de alguna erosión.

Aunque la nómina del FdT, se debe decir, dejó también un dato a su favor: no hubo esta vez un dedo del kirchnerismo nacional que digitara las candidaturas, como le ha ocurrido al PJ mendocino en el pasado. Los nombres reflejan equilibrio interno y son los que venían discutiendo los dirigentes provinciales. No existió un “zapatazo” de Buenos Aires que cambiara las nominaciones, golpe al cual algunos justicialistas le temían en la previa.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA