Mendoza emite un bono de casi 5.000 millones de pesos para pagar deudas con Anses

El ministro de Hacienda Víctor Fayad está al frente de la refinanciación de la deuda con Anses.
Foto Orlando Pelichotti
El ministro de Hacienda Víctor Fayad está al frente de la refinanciación de la deuda con Anses. Foto Orlando Pelichotti

La Provincia canjea vencimientos de los años 2020 y 2021 y de esa manera estira el pago hasta 2031, en cuotas semestrales en pesos. Hay tres años de gracia. Se aplica tasa Badlar. Larga historia de la acreencia.

La Provincia colocará un bono con el objeto de refinanciar parte de la deuda que Mendoza mantiene con la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses). Es para cubrir los vencimientos de 2020 y 2021. El bono es por la suma de 4.991.524.219 de pesos.

Actualmente la Provincia no tiene la autorización legislativa para emitir bonos en el mercado financiero para refinanciar deudas viejas, un viejo debate que se da cada año cuando se debate en la Legislatura si se avala el “roll over”. Estos bonos los tomará Anses como cancelación de la vieja deuda y empieza a correr otro cronograma de pagos. Esta operación si está autorizada por la ley de Administración Financiera de Mendoza, que permite refinanciar pasivos con el mismo acreedor.

De acuerdo a las estimaciones del Ministerio de Hacienda, con la refinanciación se liberarán 3.400 millones de pesos en los próximos años.

La historia de la deuda con Anses se remonta a la década del ‘90, cuando Carlos Menem creaba el sistema jubilatorio de capitalización (más conocidos como AFJP). Como los trabajadores activos dejaban de aportar a la Anses, las provincias cedieron el 15% de su coparticipación para financiar los haberes de los jubilados que quedaban en el sistema.

Ese aporte de las provincias para pagar jubilaciones vencía en diciembre de 2005, pero Nación lo fue extendiendo unilateralmente desde 2006.

Luego, en octubre de 2008, el hachazo nacional a los recursos de las provincias dejó de tener sentido porque Cristina Fernández de Kirchner decidió eliminar las AFJP y volver al sistema de reparto, sin embargo, el recorte del 15% de coparticipación a las provincias siguió realizándose.

Al final de la administración de Cristina Fernández, en noviembre de 2015, la Corte Suprema declaró inconstitucional el recorte nacional a la coparticipación para tres provincias que habían presentado la demanda. “Habían salido los fallos de la Corte por la deuda de coparticipación para Santa Fe, Córdoba y San Luis y fue decisión de Cristina Fernández de Kirchner hacer universal la devolución, un segundo antes de irse. Cuando asume Macri, ofreció hacerlo de a poco y ahí surgió este esquema progresivo”, recuerda el ministro de Hacienda Víctor Fayad.

El ministro hace mención al decreto de necesidad y urgencia 2635, por el que la Nación devolvía a todas las provincias el 15% de la coparticipación. Esa norma fue publicada el 1 de diciembre de 2015, nueve días antes de que Fernández de Kirchner dejara la Casa Rosada. Para muchos en Juntos por el Cambio, esa fue una de las bombas de tiempo que dejó la administración kirchnerista a Macri.

El esquema progresivo implicó que desde 2016 se iba incrementando anualmente en 3% la masa coparticipable a las provincias; en 2017 sería 6%, en 2018 el aumento llegaría a 9%, en 2019 alcanzaría 12% y en 2020 se haría la restitución total. Además, entre 2016 y 2019 hubo préstamos blandos de Nación a las provincias, como un adicional que compensaba el 15%. Esa es la deuda que ahora el gobernador Rodolfo Suárez va a refinanciar con el bono que se está por emitir.

Ya en la gestión de Alberto Fernández, las provincias pidieron a Nación refinanciar estas deudas con Anses. El pedido fue respondido con una ley, la 27.574, publicada en el boletín oficial en noviembre de 2020. En el artículo 8 se establecía que se refinanciaban capital e intereses devengados de los años 2020 y 2021, en un plazo de ocho (8) meses a contar desde la fecha de suscripción del acuerdo. Se indicaba además, que el Ejecutivo nacional podía ampliar ese plazo.

Luego, en julio de 2021, Alberto Fernández firmó el decreto 458, por el que prorrogó el plazo de la refinanciación al 15 de marzo de 2022. Por eso sale el Gobierno de Mendoza a emitir el bono para “canjear” la deuda con Anses.

Ese bono se pagará en nueve años (vencerá el 15 de marzo de 2031), con un período de gracia de tres años. La tasa de interés será la Badlar bancos privados (el promedio de la tasa de interés que se paga a los plazos fijos superiores a un millón de pesos a 35 días).

Los intereses serán pagaderos trimestralmente los días 15 de marzo, 15 de junio, 15 de septiembre y 15 de diciembre de cada año hasta su vencimiento. El capital se cancelará en doce (12) cuotas semestrales iguales y consecutivas, pagaderas el 15 de marzo y el 15 de septiembre. El pago de la primera cuota tendrá fecha el día 15 de septiembre de 2025. La garantía serán los recursos provenientes del Régimen de Coparticipación Federal de Impuestos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA