sábado 8 de mayo de2021

Sólo suscriptores
Los peronistas “del medio” asoman sus narices en el año electoral
Empiezan a emerger dirigentes y grupos con la intención de captar al electorado. / Archivo.
Política

Los peronistas “del medio” asoman sus narices en el año electoral

Disconformes con la conducción “desde Buenos Aires”, viejos y nuevos dirigentes apuestan a un peronismo cada vez menos K.

Los peronistas “del medio” asoman sus narices en el año electoral
Empiezan a emerger dirigentes y grupos con la intención de captar al electorado. / Archivo.
Sólo suscriptores

El kirchnerismo y el peronismo tradicional vinculado a los intendentes conviven dentro del PJ mendocino que lidera su presidenta, Anabel Fernández Sagasti. Sin embargo, por el medio de esas dos vertientes empiezan a emerger dirigentes y grupos con la intención de captar al electorado que no se siente identificado con ninguno de esos dos sectores.

Con las elecciones legislativas cada vez más cerca, estos jugadores con mayor y menor experiencia dentro del peronismo empiezan a probarse “los cortos” para salir a la cancha. Todos coinciden en priorizar a Mendoza por sobre los personalismos y, en clara oposición a Sagasti, se niegan a un liderazgo con sede en Buenos Aires.

Entre ellos asoma el “lafallista” Grupo Olascoaga. Este espacio ha tenido mayor visibilidad a raíz de algunos informes e intervenciones sobre temas puntuales, como su rechazo a la decisión de Alberto Fernández de no invitar a Rodolfo Suárez a su viaje oficial a Chile.

“Queremos salir de la lógica de los años impares (electorales) porque a Mendoza le está yendo mal. Si seguimos pensando en eso, en que Buenos Aires tiene que guiarnos, los resultados están a la vista”, dice Martín Lafalla. Su padre Arturo, ex gobernador, respalda con fuerza este proyecto que se inició al poco tiempo de la asunción de Alfredo Cornejo en el Ejecutivo provincial. Desde el 2016 vienen trabajando con cuadros técnicos y la intención por ahora es seguir así, descartando una incursión en los comicios. “Sería fácil cobijarnos, pero no es el momento”, aclara Lafalla (h).

El origen del nombre es por el lugar donde se reúnen, la coqueta calle capitalina. Además de Lafalla, están Marcos López, hijo del ex vicegobernador Jorge “Coco” López, la diputada provincial Silva Stocco y también Valeria Caroglio, entre otros dirigentes.

La intención es que el proyecto político se consolide y apuestan al 2023 “con alguien que quiera ejecutarlo”, dice Lafalla sin dar nombres.

Otro grupo que busca transitar por la ancha avenida del medio del PJ es Plataforma Mendoza. Con la senadora Andrea Blandini y el médico Jorge Pujol como cabezas visibles, dicen que participarán de las primarias del Frente de Todos: “Si hay PASO vamos a presentarnos por dentro del propio Partido Justicialista y en caso de que no haya, iremos por afuera porque esta gente es muy tramposa”, asegura Pujol, quien ya está hablando con otros partidos para encontrar un paraguas.

“No queremos que nos lidere La Cámpora, no estamos de acuerdo ni con (Carlos) Ciurca. Nos mueve lo que le pasa a Mendoza y estamos muy preocupados por la producción”, agrega quien estuvo en las huestes de Sergio Massa cuando el tigrense quiso ser Presidente.

Al igual que el lafallismo, no quieren un liderazgo nacional. “Estamos más alineados con el peronismo cordobés o el puntano, con fuerte presencia y prioridad para Mendoza”, acota Pujol, quien se considera un peronista republicano y dialoga con Miguel Ángel Pichetto, aunque aclaró que “nunca estaría con Macri”.

Los peronistas “republicanos”

Precisamente bajo la órbita de Pichetto se agrupa el denominado Peronismo Republicano, hoy dentro de Cambia Mendoza. Si bien se lo asocia a un peronismo de derecha, ellos prefieren decir que buscan recuperar al “peronismo de Perón”.

“Estamos recorriendo departamentos en esta etapa preliminar. Aun no tenemos lugar de reunión, pero lo vamos a tener. Queremos acordar las distancias y tratando de encontrar soluciones a los problemas, como son los federalismos y también, acá, en fortalecer la industria vitivinícola”, expresa Alberto Flamarique, ex ministro de Trabajo de Fernando De la Rúa.

No es el único ex funcionario nacional en este núcleo que aun no se termina de conformar. Nicolás Becerra, ex Procurador General de la Nación con Carlos Menem, es otro de los “republicanos”, junto a Ricardo Lilloy, Clemente Montaña y Ana María Mosso, entre otros apellidos conocidos en el peronismo de los ’90.

Por la buena relación de Pichetto con Alfredo Cornejo, la articulación con Cambia Mendoza se aceita. “Hablamos con todos: con Cornejo, con Omar De Marchi, con los legisladores. Nosotros nos tendremos que ganar el lugar”, avisa Flamarique.

En referencia al kirchnerismo, duce que “no hay que ser representados por sectarios, por gente que no representa al conjunto de la sociedad” y en ese sentido asegura que están haciendo el trabajo básico de la política, que es la recorrida territorial para agrupar gente. Otro dirigente que se muestra cercano al peronismo “del medio” - aunque él prefiere mostrarse precindente- es el ruralista Carlos Iannizzotto, que después de fotografiarse con Roberto Lavagna se mostró con el propio Pichetto en Mendoza. Decidido a jugar en política, el titular de Coninagro por ahora se concentra en el sector cooperativo, aunque en el PJ oficial no lo miran de muy lejos.

De Aldao a Bordón

La línea interna más reciente del peronismo mendocino es el Grupo Aldao, que esta semana hará su presentación oficial. Uno de sus impulsores es Emilio Caram, ex subsecretario de Seguridad de Francisco Pérez y ex concejal de Godoy Cruz. Pregonando los valores del histórico caudillo José Félix Aldao, este sector apunta a la construcción de “un peronismo mendocino” sin profundizar la grieta.

“Hay una necesidad de recuperar a Mendoza, los federalismos. Creemos en un peronismo mendocino y no uno vertical con su sede en Buenos Aires. Como una expresión del peronismo, tomamos como referencia al equipo de los mendocinos con (José Octavio) Bordón a la cabeza, que trabajó con la oposición en algunos temas”, sostiene Caram, quien no descarta terciar en la conformación de las listas legislativas.

Intendentes : Emir Félix y Stevanato marcan su terreno

Dentro de la conducción del Partido Justicialista conviven los intendentes con el kirchnerismo. Y dentro de esta “bolsa” no todos los jefes comunales están alineados ciegamente detrás de Fernández Sagasti, quien supo repartir los cargos partidarios de una manera igualitaria para probar la “unidad” peronista que pregona. Así, el maipucino Matías Stevanato ocupa la vicepresidencia aunque está lejos de mostrarse cercano al kirchnerismo, al igual que lo hicieron en su momento sus antecesores, los hermanos Adolfo y Alejandro Bermejo. Algunos en el peronismo señalan que los “azules” de Maipú vienen acercándose a Sergio Massa, a modo de “tercera posición” entre Alberto y Cristina. En el sur, por su parte, el otro intendente que mira de reojo lo que pasa dentro del partido es el sanrafaelino Emir Félix, quien tiene diferencias metodológicas con la actual conducción del PJ. Junto a Roberto Righi, de Lavalle, es el único jefe comunal que no integra el Consejo Partidario. Aunque no saca los pies del plato: como Stevanato, Félix participó de la inauguración de la nueva sede del partido el último martes.