domingo 25 de octubre de 2020

Interna en el PD: Mercedes Llano y Guillermo Mosso comparten la misma bancada, pero votan diferente en muchos proyectos.
Política

Los diputados del PD están a punto de fracturar el bloque

Mercedes Llano y Guillermo Mosso comparten la misma bancada, pero votan diferente en muchos proyectos. ¿Adentro o afuera del frente oficialista Cambia Mendoza?

Interna en el PD: Mercedes Llano y Guillermo Mosso comparten la misma bancada, pero votan diferente en muchos proyectos.

En muchos casos la Legislatura provincial ha sido la caja de resonancia de debates internos de los partidos políticos, de diferencias que causaron quiebres. No obstante, si bien aún no hay algún tipo de ruptura, se evidencia una “grieta” dentro del Partido Demócrata, que podría tener consecuencias en los próximos meses, ya en vistas al año electoral.

Los diputados Mercedes Llano y Guillermo Mosso, en muchas oportunidades han tenido posturas disímiles en votaciones en el recinto de la Cámara Baja. La última se dio esta semana, cuando Llano votó en contra de la regulación del juego online en Mendoza, mientras que Mosso eligió acoplarse al oficialismo.

Sin embargo, el contraste se viene marcando desde fines del año pasado. Por ejemplo, además de la legalización del juego online, en la reforma de la ley 7.722, Mosso votó a favor, y Llano se abstuvo; y también en la creación del Banco de Vinos, en la que el legislador también votó a favor, mientras que la jefa de Bloque en contra; entre otros.

Pero además se suman algunas iniciativas de Llano que las ha realizado en soledad, es decir sin el acompañamiento de su compañero de banca, como por ejemplo el proyecto de reducción de salarios de los políticos y funcionarios, así como también otra iniciativa (que la envió con coautoría de Jorge Difonso) para que los ministros de la Suprema Corte se elijan con los 2/3 de los votos de los senadores.

Lo cierto es que prácticamente no hay diálogo entre los diputados, y se piensa en romper el propio bloque y de una vez formalizar los monobloques, con posturas completamente diferentes en la mayoría de los proyectos.

Grieta demócrata

Si bien hacia afuera las autoridades partidarias intentan bajar la tensión, fuentes del PD aseguran que cada vez más Mosso se aleja de la postura histórica del partido (o al menos de las autoridades), fuerza que, a pesar de ser aliada en el frente Cambia Mendoza, ha solido manifestarse en disidencia con el radicalismo. Del otro bando hay quienes dicen que lo que decide la cúpula partidaria no necesariamente es lo que piensan las bases del partido. “Están buscando romper el frente, cuando lo importante es defender la República y evitar que el kirchnerismo obtenga el poder”, expresan.

De hecho, desde que está en su banca, Llano ha seguido la línea que dejó Marcos Niven, quien en la última etapa se enfrentó políticamente al radicalismo, e incluso la legisladora suele consultar con las autoridades la posición partidaria antes de votar, mientras que Mosso no ha seguido esa línea. Precisamente la creación del Banco de Vinos causó bastante malestar en el PD teniendo en cuenta que es una posición también histórica del partido.

En diálogo con Los Andes, el presidente del PD, Roberto Ajo, expresó que como partido “no se ha obstaculizado la labor de los legisladores. Tienen libertad para exponer y votar según su leal saber y entender”.

No obstante, aclaró que “hay temas de importancia, en la cual el partido si toma posición”, y uno de ellos es la reforma de la Constitución, en la cual se espera que tanto Llano como Mosso, sigan la “contundente” postura partidaria, ya que la votación orgánica del partido terminó 60 a 5 en contra de la Reforma.

“Yo confío en los legisladores del PD, pero no los puedo obligar. Nos gustaría que las posiciones sean las mismas que tiene el Partido”, acotó Ajo.

Por su parte, Llano sostuvo que los “temas importantes” siempre los ha consultado con el Partido, y declaró que hay un ala “más autonomista que considera que el partido debe actuar de acuerdo a sus principios e ideas; y otra que se maneja con una línea más apegada al oficialismo, sin hacer tantas objeciones”.

Crítica del oficialismo, Llano considera que la alianza del frente ha sido “electoral”, por lo que, al no participar de las decisiones respecto a los proyectos, considera necesario tener “espíritu crítico”.

En su defensa, Mosso aclaró que las “dos visiones” son entre los que “quieren irse de Cambia Mendoza” frente a otra opinión “que tiene una vocación frentista”.

“Es cierto que falta gimnasia en las construcciones políticas plurales, pero hacia eso tenemos que ir”, sostiene, y aclara que “no reniega” de la identidad del PD, pero “hay que leer el contexto y asegurar la gobernabilidad cuando la República está en juego”.

“En la Legislatura hay dos legisladores demócratas, pero no hay un bloque”, culminó Mosso, y abrió la posibilidad real de formalizar la grieta y armar su propio monobloque.