Legisladores radicales tienen distintas posturas de apoyo al DNU de Milei

El lote mendocino en el Congreso evalúa alternativas pero no define si votará a favor o no el texto de 366 artículos que se publicó en el Boletín Oficial. Hay 13 representantes y ocho ya se definieron.

Julio Cobos, Pamela Verasay y Lisandro Nieri, los tres diputados nacionales de la UCR por Mendoza.
Julio Cobos, Pamela Verasay y Lisandro Nieri, los tres diputados nacionales de la UCR por Mendoza.

Los 366 artículos que se publicaron en el Boletín Oficial no ingresan aun al Congreso de la Nación en forma de Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) como confeccionó Javier Milei. No obstante, ya hay furia en los rechazos, en los apoyos y también los que no se definen.

Las miradas en Mendoza apuntan a los 10 diputados nacionales: los oficialistas Lourdes Arrieta , Facundo Correa Llano y Mercedes Llano de La Libertad Avanza; Álvaro Martínez (monobloque La Unión Mendocina); los radicales Julio Cobos, Lisandro Nieri y Pamela Verasay y los peronistas Martin Aveiro, Adolfo Bermejo y Liliana Paponet.

En el Senado, hay tres bancas que ocupan dos radicales como son Mariana Juri y Rodolfo Suárez, además de la peronista Anabel Fernández Sagasti.

La Unión Cívica Radical tiene posiciones encontradas. A nivel nacional, el presidente Martín Lousteau pidió una ley espejo en reemplazo del DNU. Los diputados radicales en el Congreso, tuvieron un Zoom para acordar posturas y no hubo tanta intransigencia.

A la espera del texto del DNU en el Congreso, en ambas Cámaras hay negociaciones. Un paso clave lo deberá dar la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo que está integrada por 8 senadores y 8 diputados. Estos últimos lugares eran tironeados por los bloques.

Los diputados nacionales por la UCR, Julio Cobos junto a Lisandro Nieri
Foto: José Gutierrez / Los Andes
Los diputados nacionales por la UCR, Julio Cobos junto a Lisandro Nieri Foto: José Gutierrez / Los Andes

Mientras esto sucede, los legisladores mendocinos del radicalismo analizan el texto para definir qué hacer. Más sí que no. En el medio, esperan que haya instancias de diálogo para darle más flexibilidad al tratamiento de las reformas.

“Es un caso un tanto inédito, porque si hubiera sido un DNU del deporte, un DNU de la economía, un DNU del turismo, un DNU de los clubes, bueno, sería distinto. Estamos tratando de generar alternativas al Gobierno, y esas alternativas pasan por dividir”, dijo el diputado nacional Julio Cobos a Los Andes.

Su compañero de banca, Lisandro Nieri, coincide con el fondo de la cuestión porque “desregula y agiliza” y calificó de “muy buen decreto” el texto publicado en el Boletín Oficial. El ex ministro de Hacienda destacó que la educación sea considerado servicio esencial. “Sin duda que el óptimo probablemente sería una ley. Pero bueno, hay alguna situación de urgencia” y apuesta al dictamen que salga desde la comisión y darle tratamiento. La tercera radical en la Cámara Baja es Pamela Verasay.

La senadora nacional Mariana Juri es otra de las legisladoras que no dio una definición por sí o por no. “Junto a los asesores estamos estudiando exhaustivamente los alcances del DNU para poder colaborar de manera responsable a aliviar la tremenda situación en que el kirchnerismo dejó al país. Aún no ha sido enviado al Congreso, de modo que todavía no podemos avanzar en su tratamiento”, dijo a este medio. Rodolfo Suárez, flamante ex gobernador, es el otro radical mendocino en el Senado.

La ventana que se abre y otros cierran

“Si el Gobierno no evalúa enviar las leyes correspondientes al Congreso, que es el camino adecuado, pueden ayudar las aprobaciones parciales sobre gran parte de las propuestas o bien que el Gobierno esté dispuesto a remitir las reformas de forma segmentadas en varios DNU para su tratamiento”, fueron las alternativas que propuso el cordobés Rodrigo De Loredo luego de la reunión del bloque.

Rodolfo Suárez y Mariana Juri, los dos senadores nacionales por Mendoza.
Rodolfo Suárez y Mariana Juri, los dos senadores nacionales por Mendoza.

La posibilidad se abre de acuerdo a lo que interpretan algunos juristas sobre la parcialidad en los apoyos en una interpretación de la ley 26.122 que regula el trámite y los alcances de la intervención del Congreso respecto de decretos que dicta el Poder Ejecutivo.

Y más de uno espera que prospere una iniciativa similar porque hay dudas sobre aprobar, así tal cual, una reforma tan profunda. Como toda interpretación jurídica tiene dos bibliotecas que dicen cosas distintas. “No hay grises, o votás a favor o no. No lo podés modificar”, lanzaron desde un despacho radical.

“Algunos han planteado, en virtud de la diferencia que hay este DNU, la multiplicidad de temas, que a lo mejor se podría hablar de rechazos parciales o ratificaciones. Esto no está especificado en la ley, pero hay opinión de diversos juristas que podría interpretarse como un error y puede ser judiciable también”, agregó el ex gobernador.

Los que se la jugaron

Hay tres diputados que ingresaron por La Libertad Avanza y acompañarán: Mercedes Llano, Facundo Correa Llano y Lourdes Arrieta.

“Estamos trabajando muy unidos en el bloque para acompañar estas modificaciones lo más pronto posible. Creemos que son tan necesarias como urgentes así que a la espera de la sesión para poder tratarlas”, dijeron a Los Andes desde la oficina de la libertaria Arrieta.

Los legisladores del Partido Demócrata que se aliaron a Milei, van en la misma línea. “Apoyamos el cambio radical que está impulsando Javier Milei, cuyo espíritu es el de erradicar privilegios, garantizar la libertad, reintroducir la competencia y eliminar el intervencionismo estatal. Medidas que conllevan una sustitución de un modelo populista empobrecedor por un modelo liberal que fija las bases para que Argentina progrese, con una transición que implica ajustes y esfuerzos generalizados ante la gravísima y acuciante situación en la que nos ha dejado sumido el kirchnerismo”, expresó Mercedes Llano a Los Andes.

Lourdes Arrieta y Mercedes Llano, las dos diputadas nacionales de La Libertad Avanza. Foto: Gentileza
Lourdes Arrieta y Mercedes Llano, las dos diputadas nacionales de La Libertad Avanza. Foto: Gentileza

Facundo Correa Llano también defendió el mega decreto porque “son las Bases para la reconstrucción de la economía argentina, donde su espíritu de la misma es más Libertad y competencia. El DNU deroga más de 35 leyes y decretos, y modifica más de 250 normas”. Enumeró varias normas que se derogan y se refirió a la reforma del Código Civil y Comercial “para reforzar el principio de libertad contractual entre las partes y garantizar que las obligaciones contraídas en moneda extranjera deban ser canceladas en la moneda pactada”.

Hay un cuarto voto mendocino y es el de Álvaro Martínez que renunció al bloque del Pro para armar el monobloque “La Unión Mendocina”.

“La única manera posible hoy de poder llevar a cabo todas las transformaciones de fondo que se necesitaban y empezar a dar señales claras era a través de un decreto de necesidad de urgencia”, dijo el todavía titular del Pro provincial aunque haya tenido intervenciones partidarias. Además, dijo que si el Presidente necesita esta herramienta “yo se la voy a dar”.

“Lo ideal sería que nosotros le demos el ok, porque evidentemente es lo que necesita el gobierno para enderezar un poco la nave y después en los puntos que tenemos dudas, que tenemos conflictos, sí presentar leyes en ese sentido para mejorar”, comentó el Diputado Nacional por Mendoza.

Uno de los principales puntos que resalta el legislador mendocino es la polémica y discutida Ley de Alquileres: “Hay una parte que nosotros siempre defendimos y es la de los beneficios impositivos”, los cuales no se pueden perder porque benefician “al arrendatario, al dueño y al que alquila”. A pesar de ello, coincide con el análisis que hacen los equipos técnicos del libertario sobre la necesidad de derogarla.

Alvaro Martinez, Diputado Nacional y presidente del PRO Mendoza. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Alvaro Martinez, Diputado Nacional y presidente del PRO Mendoza. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

Luego, el otro problema que ve en el DNU es la idea de transformar empresas estatales en Sociedades Anónimas: “hay que ver bien punto por punto el cómo. En lo cual podemos coincidir todos en el fondo, pero hay que ver bien la forma”.

Uno de los artículos que señala como positivo y en el cual está completamente de acuerdo, es en la extensión del periodo de prueba de 3 meses a 8: “te permite demostrar más en el laburo que en tres meses. Le dan la oportunidad a uno de continuar”.

Martin Aveiro junto a Aldolfo Bermejo, dos diputados nacionales peronistas en contra del DNU. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Martin Aveiro junto a Aldolfo Bermejo, dos diputados nacionales peronistas en contra del DNU. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

En el peronismo no hay dudas: los diputados Adolfo Bermejo, Martín Aveiro y Liliana Paponet votarán en contra en caso de que se trate. A ellos se suma la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti que va en la misma línea.

Eso no es un decreto de necesidad de urgencia, es un decreto de derogación de los poderes del Estado y de la Constitución y de la vida en democracia”, dijo Aveiro a este medio.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA