La Pampa advierte que irá a la Justicia por El Baqueano

El río Diamante, donde se proyecta la presa El Baqueano. Prensa Gobierno.
El río Diamante, donde se proyecta la presa El Baqueano. Prensa Gobierno.

“No vamos a permitir que nos toquen ningún río. Más allá de los intentos y anuncios de obras poniendo en riesgo recursos hídricos compartidos, vamos a accionar en todos los ámbitos”, señalaron desde la provincia vecina.

Luego de la decisión del gobernador Rodolfo Suárez de avanzar con la construcción de la presa El Baqueano, ubicada sobre el río Diamante, desde La Pampa adelantaron que avanzarán en trámites administrativos e incluso judiciales, teniendo en cuenta que entienden que afectará a su provincia el manejo de las aguas del río.

Desde la provincia vecina han estado estudiando el tema de El Baqueano y analizan demandar ante la Justicia a Mendoza sobre este proyecto.

Según declaraciones de la fiscal de Estado pampeana, Romina Schmidt, a diario La Arena, estudiaron El Baqueano “junto a los especialistas de la Universidad Nacional de La Plata para ver qué vía corresponde: si presentar un amparo, incluir esta cuestión en la causa por el comité de cuenca o iniciar directamente otra demanda judicial”.

De hecho, el año pasado La Pampa reactivó un trámite ante la Corte Suprema de Justicia para “conformar el comité de cuenca del río Desaguadero”, proceso iniciado en 2016 mediante un amparo que la Corte transformó después en un juicio ordinario.

El río Diamante, donde se proyecta la presa El Baqueano. Prensa Gobierno.
El río Diamante, donde se proyecta la presa El Baqueano. Prensa Gobierno.

“No vamos a permitir que nos toquen ningún río. Más allá de los intentos y anuncios de obras poniendo en riesgo recursos hídricos compartidos, vamos a accionar en todos los ámbitos que sea necesario para proteger nuestros ríos”, señaló ayer el secretario de Recursos Hídricos de La Pampa, Néstor Lastiri, ante el anuncio mendocino.

En el mismo sentido se manifestó el diputado nacional Hernán Pérez Araujo, quien consideró que tras el fracaso de Portezuelo del Viento, “los funcionarios mendocinos han dado inicio a un nuevo sainete respecto de la muerte de la obra del siglo, y sus posibles reemplazos”.

En un comunicado de prensa difundido ayer por la tarde, el legislador recordó que “en La Pampa nos opusimos al atropello, teniendo a nuestro favor la Constitución Nacional, las leyes y el hoy tan en boga sentido común, además de que la obra fuera proyectada en el marco de la única cuenca que cuenta con un Comité para reglar su manejo entre las provincias, y contamos con un Gobierno que se opuso terminantemente a la concreción de otro desastre ambiental en su territorio, equiparable al del río Atuel”.

“Ahora están planeando usar los fondos que iban a destinar a Portezuelo, a alguna otra represa hidroeléctrica, sacando del arcón de sus recuerdos a El Baqueano (sobre el río Diamante), Los Blancos y Uspallata (ambas sobre el río Mendoza), y ya arrancaron con la perorata de que hace cuarenta años que están estudiándolas. Como ya lo hemos manifestado, es el progreso que atrasa, ni más ni menos que 40 años. Todas estas obras están proyectadas sobre la cuenca del Desaguadero, que compartimos con Mendoza y otras provincias, y que, a diferencia de la del Colorado, no tiene un Organismo de Cuenca conformado, entre otros motivos, precisamente por la negativa de las cuyanas a conformarlo”, añadió Pérez Araujo.

Para Mendoza, no es necesario el aval pampeano

No obstante, desde Mendoza, según Suárez, “no puede haber ningún tipo de conflicto”, hipótesis que fue avalada por el gabinete presente. Indicó que “no hay un comité de cuenca” sobre el río Diamante, por lo que La Pampa “no tendría por qué cuestionarlo”.

También añadió que la provincia vecina, más allá de las decisiones que tome, “es importantísimo destacar que no hay cuenca, no hay un ‘Coirco’ sobre este río. Y además tiene aguas abajo un dique compensador, por lo cual no habría riesgo jurídico, más allá de los planteos que se puedan hacer”.

De hecho, Pablo Magistocchi, titular de Emesa, agregó que “no se va a tocar el régimen del río Diamante que hoy lleva agua de El Tigre, Los Reyunos y Agua del Toro”. El funcionario explicó que El Tigre “es un dique compensador, lo que significa que los canales que eroga son definidos por Irrigación y que se utilizan para el consumo humano, industrial y agrícola. Eso no va a cambiar”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA