Javier Milei asumió en Brasil que Bolsonaro es perseguido y apuntó duramente contra el socialismo

El presidente argentino dio su discurso en la Conferencia de Política de Acción Conservadora (CPAC), en la localidad de Camboriú. Acompañado por Karina Milei, Luis Petri y Manuel Adorni, el mandatario elogió su plan económico y aseguró que Argentina saldrá adelante.

Javier Milei y su discurso en la CPAC, en Brasil / Foto captura Los Andes
Javier Milei y su discurso en la CPAC, en Brasil / Foto captura Los Andes

El presidente argentino, Javier Milei, participó de la Conferencia de Política de Acción Conservadora (CPAC) que se lleva a cabo en Camboriú, Brasil. En su discurso defendió enérgicamente su plan económico y arremetió contra el socialismo, mientras que denunció una supuesta persecución judicial contra Jair Bolsonaro.

El mandatario fue al país vecino acompañado de su hermana y secretaria general de la Presidencia, Karina Milei, el ministro de Defensa, Luis Petri, y el vocero presidencial, Manuel Adorni. Milei inició su discurso alrededor de las 17 horas con una defensa apasionada de la libertad económica.

“Quiero hablarles hoy sobre la receta económica y cultural que el socialismo promueve en América Latina, y por qué considero que están equivocados y nosotros tenemos razón”, afirmó Milei, criticando el manejo económico de los gobiernos socialistas.

Según explicó, los socialistas inician con bonanzas económicas temporales, pero rápidamente aumentan el gasto público y subsidiando tarifas y servicios para mantener su popularidad. En el mismo hilo, apuntó que para quedar bien lo etiquetan como “inclusión social”.

“En primer lugar, es notable que los socialistas comienzan con un periodo de bonanza económica, en un contexto de cuentas públicas ordenadas y precios de commodities en alza. La economía crece, la sociedad gana en poder adquisitivo, el Estado recauda y el Banco Central acumula reservas”, enumeró.

Al mismo tiempo, indicó que “los socialistas se enamoran de la popularidad generada por la bonanza que heredaron, se asustan de que no vaya a ser eterna y aumentan indiscriminadamente el gasto público para sostenerla”.

El presidente argentino también apuntó que los socialistas, al quedarse sin recursos, recurren al aumento de impuestos y a la emisión monetaria, “destruyendo así el valor de la moneda y condenando a la sociedad a la pobreza”. Criticó duramente la falta de inversiones genuinas y acusó a los gobiernos de izquierda de “mantenerse en el poder a costa del sufrimiento de su pueblo”.

El presidente argentino cuestionó repetidamente cómo aquellos que proclaman la democracia, el pluralismo y la lucha contra la opresión son los mismos dispuestos a “quebrantar las reglas e incluso violar el orden constitucional para aferrarse al poder cuando el pueblo demanda un cambio”.

En ese contexto, citó ejemplos contundentes: “Miren a Venezuela que ya no queda ni un solo gobierno sensato en el mundo que no reconozca que es una dictadura sanguinaria; miren lo que pasó en Bolivia en el 2019, cuando Evo Morales se obstinó con un tercer mandato inconstitucional; miren la persecución judicial que sufre nuestro amigo Jair Bolsonaro aquí en Brasil”.

Además, al culpar al socialismo de ser responsable de “la matanza de 150 millones de personas” debido a sus políticas económicas, Milei fue aún más lejos al refutar la noción de que la izquierda represente los intereses de los pobres y oprimidos. Según sus palabras, “cada día queda más claro en América Latina que la izquierda es la ideología de los ricos, de los poderosos que controlan y tienen posiciones prominentes en la difusión cultural, todos entongados con el poder”.

Javier Milei reflexionó sobre el presente político argentino

Milei aprovechó la plataforma para reflexionar sobre el panorama político en Argentina, asegurando que “soplan vientos de cambio”. También cargó contra la oposición por sus intentos de bloquear sus reformas económicas, que según él, son cruciales para sacar al país de la crisis generada por administraciones anteriores.

“¿Se imaginaron que alguna vez iban a ver a alguien como yo sentado en el sillón de Rivadavia? ¿A algún liberal libertario como presidente de algún país?”, comenzó. “La sociedad por primera vez en décadas rechaza el modelo estatista, que se agotó después de acumular montañas de miseria. La sociedad le está diciendo basta al socialismo del siglo XXI”, agregó.

En el mismo hilo, aprovechó para referirse al anterior gobierno argentino y lo acusó de querer “poner palos en la rueda”. El mandatario argentino indicó que “después de todo el daño que han hecho”, intentan lo imposible para boicotear la “única salida al desastre”.

“Están dispuestos a perjudicar a los millones de trabajadores argentinos con tal de ver fracasar al Gobierno”, aseguró el economista.

El mandatario argentino concluyó su intervención destacando los logros alcanzados por su administración y desafiando a los críticos: “Hemos logrado aprobar la reforma más importante de la historia de Argentina. Es cinco veces más grande que la de Menem. Si le suman el DNU, hoy son ocho veces más grande que la reforma más grande del país. Estamos llevando adelante la lucha contra la inflación y transformando a la Argentina. Vamos a salir de la miseria, les guste o no a los socialistas. No pasaran. No lo lograrán. Vamos a sacar al país adelante”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA