Gabriela Lizana: “Sergio Massa es la persona que necesita el país para una futura conducción en 2023″

Gabriela Lizana, Abogada, Política, Directora del Bice Fideicomiso SA. Referente del Frente Renovador en Mendoza.

Foto: Mariana Villa / Los Andes
Gabriela Lizana, Abogada, Política, Directora del Bice Fideicomiso SA. Referente del Frente Renovador en Mendoza. Foto: Mariana Villa / Los Andes

La líder del Frente Renovador en Mendoza sostiene que el presidente de la Cámara de Diputados puede conciliar posturas en la interna del Frente de Todos. También habla sobre su futuro en la provincia, la “autocrítica” que necesita el PJ y la “pérdida de identidad” que tuvo su espacio.

Gabriela Lizana es la representante que tiene en Mendoza el Frente Renovador (FR) y mira al 2023 con intenciones de ser impulsada por el líder del espacio, Sergio Massa, a la gobernación; aunque tampoco deja cerradas las puertas a su departamento, Rivadavia.

La dirigente peronista, que tiene un puesto en el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) bajo el ala de José Ignacio De Mendiguren, asegura que Massa es “la persona que necesita el país” para una futura conducción, y que es el que puede generar los consensos necesarios dentro de la interna entre Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

También apunta a su función local, que es “reconstruir” el partido, que según su visión “perdió identidad” en la provincia, ya que anteriormente, su referente local, Jorge Difonso, compitió dentro de Cambia Mendoza con el FR. Pero hoy Lizana y el partido han vuelto -como Massa – al Frente de Todos.

Lizana, quien no ahorra críticas a la gestión de Rodolfo Suárez, además sostiene que es momento en la provincia de “evaluar” los liderazgos a nivel provincial y de tener “autocrítica” respecto a los últimos años de elecciones en los que le ha ido mal al peronismo.

El partido en la interna

-¿Cómo se encuentra el FR en medio de la interna del oficialismo?

-Estamos en una etapa de tratar de conciliar posturas, entender que el campo importante es la unidad, pero unidad detrás de objetivos y temas que tengan que ver con las necesidades de la gente. El partido está cada vez más consolidado. Es un frente cada vez más seguro y firme en nuestros objetivos.

-¿Y con Massa principalmente?

-Estamos tranquilos con la calidad de líder que tenemos. Sergio es la persona que necesita el país para una futura conducción. El pedido que nos hace es el de gestionar, conciliar y enfocarnos en las necesidades de la gente, más que en los problemas de políticas partidarias.

Sergio Massa y Gabriela Lizana.
Sergio Massa y Gabriela Lizana.

El PJ en Mendoza

-¿En la provincia cómo es el rearmado?

-En Mendoza tenemos una realidad diferente que en Nación, donde se puede ver 3 espacios importantes en el frente: Alberto, Cristina y Sergio. A nivel provincial el Frente fue desdibujado, quizás por errores del propio partido en otra época, en donde no pudo consolidar la identidad. Nuestra tarea es la de fortalecer la identidad del FR como un espacio diferente al resto, más allá que trabajamos dentro del frente de todos, con una identidad propia. Necesitamos marcar bien la perspectiva mendocina. Hay que mendocinizar el FR.

-¿Tienen diferencias con el kirchnerismo o el PJ más tradicional?

-Sí, hay diferencias y eso es lo bueno. Si no, no tendría sentido fortalecer un espacio diferente. Nadie tiene mayorías como para conducir un espacio completo, pero si las diferencias son muy marcadas, se hace más difícil la conducción. Si a pesar de las diferencias se puede construir, se potencia algo mejor. No se tiene que ver como una foto, es una película; es una construcción de una coalición. Pero hay algo clave en este contexto: quien lidere, debe saber liderar frentes. No se puede hacerlo con una perspectiva cerrada, eso no favorece la construcción de un frente. Hay que ser hábil.

-¿Cómo se encuentra el PJ con el liderazgo de Fernández Sagasti?

-Debe ser de las senadoras que más ha trabajado, la he visto en el Senado. Hay una realidad, ella ganó las internas y es la presidenta del partido. Mientras esté resuelto así, el liderazgo natural lo tiene ese sector. Pero creo que por ahí es momento de empezar a evaluar y analizar si esto tiene que seguir de esta forma o no. Me parece que las elecciones han ido mostrando de lo que la gente puede esperar del peronismo. Quizás la sociedad no está mirando tantos partidos, sino espacios más amplios; es probable que eso llegue a una configuración de liderazgos, más amplios e inclusivos.

Al peronismo no le ha ido bien en las ultimas elecciones. Sería ingenuo pensar que tenemos que hacer las mismas cosas para tener resultados diferentes. Se necesita una autocrítica importante y quien la pueda hacer y pueda captar los requerimientos de la sociedad tomará los liderazgos futuros. Estamos en ese proceso.

-¿Cree que la sociedad resiste un poco más al kirchnerismo en Mendoza?

-Sí. Pienso que puede ser. Cuando vemos las estadísticas podemos pensar que puede ser una realidad. Pero también hay una reacción de la gente hacia el político en general. Hay un rechazo hacia la dirigencia; y creo que en parte es justificado porque no estamos bien como país.

-¿Cómo se puede definir al FR en Mendoza? Sobre todo por su paso desde Cambia Mendoza al Frente de Todos

-El FR tiene una historia en Mendoza. El accionar y los errores que se cometieron en el pasado, tanto de conducción como estratégicos, hizo que se perdiera un poco la identidad del Frente y terminó vinculándose a un espacio político diferente de lo que fue a nivel nacional.

El liderazgo de Sergio Massa da mucha libertad. No impone cómo pensar. Creo que eso es una gran ventaja porque nos permite decidir alguna situación en Mendoza que quizás no es la misma a nivel nacional. En ese marco no se supo ni se pudo mantener un partido con su identidad. Hay muchos massistas que terminaron en distintos partidos. Creo que tenemos que formar nuevamente un equipo que crea en principios básicos del FR y trabajar hacia futuro y dejar atrás esas situaciones que no fueron muy felices para el espacio.

-¿Pero eso no se dio en base a decisiones que tuvo Massa en su momento? Estar con el kirchnerismo, irse, enfrentarlo y volver...

-Tiene que ver con una decisión de Sergio de conformar una alianza entendiendo que era mejor esa alianza (Frente de Todos), que permitir que continuara la alianza que estaba gobernando el país en función de lo que ocurría (Cambiemos). Viste cuando se dice que los une el espanto... a este grupo lo unió el ver cuál era la alternativa a esto. Fue una decisión acertada porque permitió un espacio de poder al FR con el cual se puede gestionar. Pero los acuerdos no son fotos, es todo una película que hay que verla completa para entender.

- ¿Para usted Massa puede crear consenso en las internas que hay en el Frente?

-Massa es el ejemplo de buscar consensos constantemente. Su labor es admirable porque siempre promueve estar tranquilos, analizar las situaciones. Esa cualidad es importante en un momento critico como ahora. Eso ayudará a futuros proyectos de conducción del país. Muchos creen que está en su mejor momento. Creo que va a poder construir un espacio con propuestas que ayuden a ponernos de acuerdo en 4 o 5 puntos importantes para salir adelante como país. Creo que va a ser la persona que pueda liderar una coalición.

-Tiene que ser el candidato del Frente de Todos?

-Sí. estoy convencida que debería ser el candidato del Frente de Todos, o si se suman más fuerzas, de esa coalición que se forme. No hay mejor persona que Sergio para este momento y lugar del país. La situación del país requiere de las características que tiene Sergio.

-¿Qué grado de confianza y credibilidad tiene Massa?

-Creo que se trabajó mucho en desmedro de su imagen. Esta cualidad que tiene, de conciliar, de entender cómo se construye un espacio de poder, de cómo se puede posicionar un sector en un espacio de poder, se lo transformó en una caracterización de “panqueque”, “ventajista”; porque fue la forma de menoscabar estas grandes cualidades. Y esta situación de unirse al espacio que criticó, y replantearse cosas para terminar con otra forma de gobierno que tenía consecuencias gravísimas, mucha gente no lo aceptó y fruto de eso puede ser la imagen negativa que pudo tener en algunos sectores.

Pero muchos de los que lo veían de esa manera, ahora notan las ventajas de ver a una persona conciliadora, que busca cerrar grietas. Hay que entender que las soluciones pasan por trabajar en consensos.

-Pero fue él quien dijo que con él se terminaba la era K y que iba a sacar a los “ñoquis” de La Cámpora...

-Para muchos fue difícil aceptar o entender esta necesidad de cambiar. Las condiciones son una película, no una foto. Quién iba a pensar que Cristina y Cobos iban a estar en la misma lista? Son momentos.

-¿Cómo ve su futuro en Mendoza? ¿Rivadavia? ¿La Provincia?

-No lo tengo definido. Hoy tengo la responsabilidad de rearmar el FR en la provincia. A Rivadavia lo conozco perfectamente. Pero también esta construcción me ha permitido recorrer la provincia y entender todos lo que le falta. Y nos da ganas también de intentar resolver estos problemas que vamos encontrando.

En el FR creo que se definirá según las necesidades del espacio completo. Será donde me vea más necesaria Sergio Massa el 2023. En mi experiencia de ver la provincia en las condiciones que está, te dan ganas. La falta de un plan económico sostenible que pueda dar un futuro a la provincia, falta de políticas integrales de agua, en educación, en salud. No tenemos política energética, de infraestructura, de financiamiento.

Mendoza es una provincia en la que no nos gusta escuchar malas noticias, pero tenemos niveles de pobreza y desocupación tremendos. Hay una realidad que hay que conocerla.

-¿Qué opinión tiene de la gestión de Suárez?

-Es una gestión de poca gestión. A mi no me gusta criticar personas, pero sí gestiones y poner hincapié en lo que falta. Llevamos mucho tiempo en Mendoza sin tener objetivos claros y específicos en el que podamos revertir esta tendencia en la que está la provincia. Mendoza no está creciendo ni está mejor. Si no nos sentamos seriamente a reformular politicas pulbicas, será una gestión como hacer la plancha. Me da esa impresión. También se ve una opisicion en la que hemos tenido serios problemas para tener propuestas interesantes. Pero esta otra opción, con muy poco esfuerzo gana las elecciones, y se nota la falta de gestión. Tenemos problemas profundos que tenemos que solucionar.

La situación productiva

-Usted proviene del sector productivo. ¿Cómo ve la situación actual?

-Hay que diferenciar entre lo que es el “campo” de la Pampa Húmeda con el resto de las economías regionales. Éstas siguen teniendo los problemas desde hace años, pese a las líneas de financiamiento, que han crecido en este tiempo.

La brecha entre lo que se le paga al productor y lo que vale en góndola el producto es cada vez mayor, y cuando el sector productivo no es rentable, es el inicio de los problemas. Sin rentabilidad no invertís, no podes tomar líneas de créditos, perdés hectáreas cultivadas, aumenta la pobreza y la desocupación. Hay que empezar a corregir esto, la cadena agroalimentaria.

-¿El Gobierno no ha dado en la tecla?

-Creo que lo urgente siempre gasta la atención frente a lo necesario. Mientras más problemas tenés, se hace más difícil el estudio de estas soluciones. Hace años que no estamos poniendo el foco en esto. Muchas veces también fallan las entidades, que no plantean los problemas de los sectores más débiles de la cadena. Se habla mucho de tipo de cambio y retenciones, pero no de la falta de rentabilidad de los sectores más débiles de la cadena, o la injusta distribución de la renta al interior de la cadena. Los gobiernos tardan en entender esto.

Su gestión en el BICE

-¿Qué balance puede hacer de su trabajo en el BICE?

-Nuestra actividad ha ido creciendo en los últimos meses. El BICE es una empresa que administra fondos bajo las instrucciones de quienes nos otorgan los fideicomisos. Actualmente la empresa tiene 80 fideicomisos entre públicos y privados, como Sancor, el fideicomiso del Trigo, el del Manejo del Fuego, el Fondep, entre otros.

-¿Trabajan con financiamientos al sector productivo?

-No, pero sí hacemos la monetización y control de las garantías de los créditos de linea directa del ministerio de Desarrollo, que no entran por los bancos. Y trabajamos con el Fondep, que es un fondo destinado a subsidiar la tasa del crédito. Hay un 12% que sale para reducir la tasa que se cobra a quienes reciben estos créditos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA