El freno judicial al DNU pone en jaque la estrategia del “todo o nada” del presidente Milei

La Justicia suspendió la reforma laboral que impulsa el decreto en su capítulo IV, ante el pedido de una cautelar presentado por la CGT. El megadecreto que entró en vigencia hace ya una semana y modifica unas 300 leyes,

El presidente Javier Milei espera la aprobación de su mega DNU en el Congreso.
El presidente Javier Milei espera la aprobación de su mega DNU en el Congreso.

El mega DNU llegó finalmente el viernes al Congreso, después de padecer varios tropiezos judiciales en los días previos. Frente al eventual empantanamiento judicial del decreto emblemático del gobierno libertario, surgieron dudas sobre la estrategia del “todo o nada” que viene proponiendo el presidente Javier Milei.

Aunque resulte precipitado sentenciar la suerte del decreto (debe atravesar el filtro de la comisión bicameral, después pasar por las Cámaras, y en paralelo sortear las chicanas judiciales en su contra), el gobierno no esperaba acumular en la primera semana de enero tanta resistencia a la mega norma que deroga 300 leyes bajo el presupuesto de una situación de “necesidad y urgencia”.

El gobierno libertario apostó fuerte por el controvertido DNU. A diferencia del Plan Caputo que se difundió con un mensaje grabado del ministro o del proyecto de ley “Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentino” que se giró al parlamento, el decreto 70 fue presentado en cadena nacional por Milei, a quien rodearon los integrantes del gabinete. Detrás, a su derecha, se paró Federico Sturzenegger, el autor de la norma, que pese a su gravitación política, continúa sin tener un cargo oficial en el gobierno.

En la Casa Rosada cayó mal que el primer traspié del emblemático DNU fuera en favor de la CGT. La sala de feria de la Cámara Nacional del Trabajo dictó una cautelar, a pedido de la central obrera, que suspendió la reforma laboral que contiene el DNU. Al día siguiente, el mismo tribunal, falló de manera similar ante una presentación de la CTA. Un integrante del tribunal, el juez Alejandro Sudera, en sus fundamentos contra el DNU citó a Juan Bautista Alberdi: “Dad al Poder Ejecutivo todo el poder posible, pero dádselo por medio de una constitución”. Es sabida la admiración de Milei por Alberdi.

El decreto también tropezó en el foro contencioso administrativo cuando el juez Enrique Lavié Pico habilitó la feria para tratar el DNU. Lo relevante es que el juez dispuso que las demandas se traten por separado y no como proceso colectivo, como pretende el Gobierno Nacional. Más de 40 presentaciones se acumulan en el fuero contencioso administrativo, en el juzgado 4 a cargo de Esteban Furnari.

Abierto el ábanico judicial sobre el DNU, los jueces federales del país pueden asumir su competencia y en cada jurisdicción, tramitar y decidir las causas que le presenten contra el DNU. Un escenario distinto a la concentración de expedientes en el contencioso administrativo, un fuero, dicen en tribunales, “amistoso” con el Procurador, Rodolfo Barra.

“Un golpe de knock out para la estrategia judicial del Gobierno”, resumió el abogado constitucionalista, Andrés Gil Domínguez.

La estrategia presidencial de avanzar a grandes pasos sin el abrigo de alianzas políticas maduras y apoyado en instrumentos cuestionables, estaría resultando costoso.

“Es una falacia creer que la legitimidad obtenida en el balotaje puede durarte la totalidad del mandato. Lo cierto es que la legitimidad de un gobierno debe ‘construirse’ día a día, tratando de ampliar los consensos de cada decisión a tomar”, publicó el consultor político Gustavo Córdoba en la red X.

Un trabajo reciente de la consultora Zuban-Córdoba marcó una imagen negativa presidencial del 55 %: “Milei perdió más de un punto de imagen positiva por día desde que asumió”, dijo el consultor. “No podemos comparar la caída de imagen de Javier Milei con la de ningún otro presidente”, valoró.

Para el analista, cuando el gobierno anunció el 21 de diciembre el DNU “tuvo un freno de su tiempo de gracia” del que gozan los nuevos presidentes”.

La encuesta también arrojó que para un 56,1 %, el DNU es “inconstitucional y debe ser derogado por el Congreso o la Justicia”.

El director de Synopsis Consultores, Lucas Romero, puso en cuestión los tiempos que se autoimpuso Milei para llevar adelante su gestión: “La viabilidad política del Plan es más importante que el Plan, porque el principal problema no es no saber lo que hay que hacer, sino implementarlo. Se entiende que Milei quiera ir rápido, pero no se entiende que quiera ir solo. Sin un acuerdo político amplio no va a funcionar”, apuntó Romero.

El gobierno de La Libertad Avanza va midiendo la reacción de la oposición ante cada medida. Por ahora, la CGT asoma como el adversario más incómodo. La central obrera festejó la suspensión del capítulo del DNU referido a la reforma laboral y con ese ánimo va al paro con movilización al Congreso del 24 de Enero. En paralelo, multiplica los contactos políticos. Héctor Daer y otros integrantes del Consejo Directivo de la CGT han mantenido reuniones con los bloques parlamentarios de Unión por la Patria; también hubo almuerzos (por separado) con Sergio Massa y con el renacido Guillermo Moreno, donde se habló de la reconstrucción del PJ.

“Ojalá la Corte (Suprema) pueda reivindicarse y anule definitivamente este DNU, que perjudica a los argentinos, a la soberanía y a las empresas del Estado”, pidió Pablo Moyano.

La Corte avisó a fin de año, ante una demanda del gobierno de La Rioja para que se declare la inconstitucionalidad del DNU, que estudiará el caso después de la feria. Le dio casi un mes a la política para que resuelva la viabilidad del decreto.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA