Denuncian a Grabois por un barrio que nunca se hizo, pero los jueces no quieren tomar la causa

La demanda es por una supuesta administración fraudulenta. El primer juez se declaró incompetente y la envió a otro magistrado, que también la rechazó.

Denuncian a Grabois por un barrio que nunca se hizo, pero los jueces no quieren tomar la causa

Luego del escándalo por los alimentos retenidos, el dirigente social Juan Grabois tiene que afrontar varios frentes judiciales. Quizás, uno de las peores sea una denuncia por supuestamente haber encabezado un desfalco en Mar del Plata, enviando dinero público para construir un barrio entero, con 54 casas, calles, luminarias, veredas, servicios de agua y cloaca. Promesa que, según denuncian, no se cumplió tal cual.

Por su parte, el fiscal general de esa ciudad, Manuel Pettigiani, requirió la indagatoria de Grabois y su imputación bajo los delitos de administración fraudulenta y malversación de fondos públicos. También para Fernanda Miño, su lugarteniente piquetera que estuvo al frente de la SISU, Secretaría de Integración Socio Urbana, que a su vez manejaba los multimillonarios fondos del polémico FISU, fideicomiso implicado en varios proyectos sospechados por haber cometido irregularidades.

Julián Ercolini. (r24n.com.ar)
Julián Ercolini. (r24n.com.ar)

Según informó Clarín, la denuncia del fiscal cayó originariamente en un juzgado de Comodoro Py subrogado por Julián Ercolini, que se declaró incompetente y la derivó a la Justicia Federal de Mar del Plata. Sin embargo, el magistrado de instrucción de esa ciudad, Santiago Inchausti, que se formó como secretario de Ariel Lijo, tampoco quiso tomar la causa y la terminó rechazando.

Ante este escenario, ninguno de los dos jueces quiere investigar a Juan Grabois. En la actualidad hay una pelea de competencia que deberá definir la Cámara de Casación. Lo más probable, según indican fuentes judiciales a dicho medio, es que la causa recaiga nuevamente en Ercolini.

El predio en cuestión, donde Grabois debería haber hecho el barrio, ocupa una superficie de seis manzanas. El terreno fue donado por la tradicional familia Peralta Ramos, pero el destino era para otro fin que no tiene nada que ver con el plan habitacional que quedó casi en la nada a pesar de haber gastado millones.

El dinero que envió el Gobierno nacional para las obras llegó de dos programas: por un lado el de “Casa Propia”, del Ministerio de Desarrollo Social. En total, “fueron unos $370 millones”, apuntó Pettigiani.

Juez Santiago Inchausti (Foto: Misiones On Line)
Juez Santiago Inchausti (Foto: Misiones On Line)

Sin embargo, el organismo que más plata habría pagado para hacer obras que se hicieron parcialmente o no se hicieron, habría sido el fideicomiso manejado por Miño. “A nosotros no nos cabe duda que la principal responsabilidad es de Grabois. En materia penal hablamos del dominio del hecho y el responsable es él por haber sido el que puso a la Secretaría de Integración Urbana y quien gestionó con el entonces gobierno de Alberto Fernández el otorgamiento de estos fondos”, señaló Pettigiani.

La denuncia también recae contra la expresidenta del Consejo Escolar de Mar del Plata, Natalia Russo. Sospechan que ella fue la que firmó la sesión de las seis manzanas para que Grabois pueda intentar construir ese barrio que no hizo.

De acuerdo a lo informado por Clarín, Russo admitió que entregó las tierras, pero se desentendió de haber hecho algo ilegal ya que, según aseguró, “antes recibí la autorización de al menos tres ministerios del Gobierno de Kicillof que avalaron la sesión”.

El antecedente de Grabois, enfrentado con vecinos

Esta no es la primera vez que Grabois tiene problemas en Mar del Plata. A fines de marzo del año pasado, cerca de 40 integrantes del MTE arribaron a una localidad y quisieron tomar un terreno que se ubican frente a la playa La Escondida. Vestían remeras con la leyenda “Tierra Techo Trabajo” y de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP).

Gianni y Grabois durante una reciente audiencia. Foto: archivo
Gianni y Grabois durante una reciente audiencia. Foto: archivo

Dichas personas pretendían instalarse en el lugar y comenzar un proyecto que implicaba la creación de viviendas y huertas comunitarias, entre otras cosas. Cabe mencionar que esas tierras pertenecen al Estado nacional, tal cual consta en el catastro municipal.

Ante esto, los vecinos se autoconvocaron para oponerse. Trataron de impedir la ocupación del terreno y hubo discusiones, mientras la policía provincial tuvo que intervenir para calmar los ánimos.

Frente a ese problema, Grabois defendió la ocupación señalando que la propuesta de las personas para instalarse en el campo de unas 140 hectáreas era “producir sin agroquímicos para que toda la zona de General Pueyrredón tenga alimentos sanos y baratos”. Así, curiosamente indicó que no pretenden tomar el terreno, sino “prevenir cualquier tipo de ocupación”.

Además, Juan Grabois apuntó contra el intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro. “Generaron una situación de confusión porque quieren esa tierra para hacer countries. Por ejemplo, Montenegro, con la empresa de sus hijos”, acusó en ese momento.

Seguí leyendo:

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA