lunes 21 de junio de2021

Aysam pidió un aumento de 50% y la tarifa llegaría a 1.800 pesos por bimestre
Aysam pidió un aumento de 50% y la tarifa llegaría a 1.800 pesos por bimestre / Gentileza
Economía

Aysam pidió un aumento de 50% y la tarifa llegaría a 1.800 pesos por bimestre

Audiencia pública. Ayer, la empresa de agua y saneamiento presentó sus costos de operación. Resaltan que este año quedó pendiente un aumento de 30% que no se ha aplicado.

Aysam pidió un aumento de 50% y la tarifa llegaría a 1.800 pesos por bimestre
Aysam pidió un aumento de 50% y la tarifa llegaría a 1.800 pesos por bimestre / Gentileza

La empresa de Agua y Saneamiento de Mendoza (Aysam) solicitó durante la audiencia pública de ayer, un incremento del 50% para el servicio de agua y cloacas, que de aprobarse llevaría las tarifas mínimas de $600 a $900, mensual promedio ($1.800 por bimestre).

Ahora bien, la audiencia es “no vinculante”, lo que implica que la empresa brinda la información para justificar el incremento solicitado al Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), y los ciudadanos que se inscriben en la misma pueden aportar datos y opiniones sobre el servicio y el aumento, pero la decisión final le corresponde al gobernador Rodolfo Suárez.

De manera que se espera que en las próximas semanas se defina este, junto a otros aumentos que impactarán en el bolsillo de los mendocinos, ya que a ésta le seguirán las audiencias por el boleto del colectivo (3 de diciembre), y por el Valor Agregado de Distribución (VAD) de la electricidad (11 de diciembre).

Agua y saneamiento

De acuerdo con los estudios de costos realizados desde Aysam (Aguas Mendocinas), se requiere un incremento del 50% a partir de enero, con el que “la tarifa quedaría actualizada”.

“El pedido que hicimos es en base a un estudio de costos, ajustes por inflación y por dólar, y después de la audiencia pública el que decide es el Ejecutivo”, explicó el titular de Aysam, Alejandro Gallego, y agregó que si se tiene en cuenta que durante el año quedó pendiente una actualización del 30%, y que está presupuestado un incremento de los precios generalizado del 29% para el próximo año, el pedido de la empresa queda por debajo de la suma de ambos conceptos. “Nosotros estamos pidiendo 50%, que es lo que se corresponde con nuestra estructura de costos, gracias a mejoras de eficiencia que hemos podido lograr en la empresa”, apuntó.

Durante la audiencia Gallego también reconoció el estado en el que se encuentran las redes de agua y saneamiento, que para el 50% del sistema se divide entre “regular y malo”.

“Tenemos una extensión de red de agua de 4.500 km, y una red de 3.000 km de cloacas. En total hablamos de 7.500 km, y podemos destacar que el 50% está en buen estado, y el otro 50% está entre regular y malo. En el caso del agua, el 13% (del 50%), que son más o menos 600 km está en mal estado, y eso hace que se filtre y se pierda ese recurso; y entre redes de agua y cloaca tenemos 1.600 km en mal estado”, agregó.

Gallego comentó que la pandemia implicó una reducción del 30% del personal, “pero los operarios hicieron un esfuerzo extra para mantener el nivel del servicio”.

El diputado del bloque Ciudadanos por Mendoza, Mario Vadillo, cuestionó el estado del sistema, y solicitó la nulidad de la audiencia pública. De acuerdo con el legislador, “hay un 34% de cañería de hierro que tiene más de cien años, y una red semidestruida”. Además, agregó que se requiere “una tarifa social para quienes no tienen la capacidad económica de pagar, y no aumentar el servicio durante la pandemia”.

Vadillo remarcó que se trata de la prestación de un servicio público y no de un negocio, y que Aysam tiene una responsabilidad muy grande porque el agua y el saneamiento son un derecho humano.

De la misma manera, el diputado nacional, José Luis Ramón, argumentó que la empresa ha solicitado aumento bajo la promesa de inversiones, y solicitó la nulidad de la audiencia. “No es correcto que llevemos a cabo este tipo de encuentros en época de pandemia”. Cuando se trata la temática del agua potable se debe abordar desde el enfoque de la salud pública, por eso el acceso, el suministro y el uso del agua potable son un tema de político, que no se puede contabilizar en términos de inversiones ni rentabilidad. A partir de la pandemia hay muchos nuevos excluidos que han sufrido una disminución muy fuerte en la economía familiar, por eso cuando hablamos de los servicios públicos hablamos de todo aquellos que hace el hábitat, y allí la posibilidad de tener acceso al buen vivir.”

Para este año, Aysam había solicitado un incremento del 160%, pero Rodolfo Suárez autorizó el 130%, es por eso que el pedido para el año entrante contempla ese 30% que se atrasó este año. Hasta el momento, la factura aumentó un 100%.