Alberto Fernández firmó con los gobernadores un nuevo pacto fiscal y le envió una señal al FMI

Omar Perotti asistió a la firma del consenso fiscal 2022 junto al presidente Alberto Fernández y gobernadores de otras provincias.
Omar Perotti asistió a la firma del consenso fiscal 2022 junto al presidente Alberto Fernández y gobernadores de otras provincias.

El Presidente logró un acuerdo con los mandatarios provinciales para eliminar el esquema de reducción impositiva que impulsó el gobierno de Mauricio Macri. Ahora, las provincias recuperaron la potestad para modificar tasas, aunque con un tope en las alícuotas. Las quejas de la UIA, la ausencia de Rodríguez Larreta y el mensaje para el Fondo.

Con la intención de demostrarle al Fondo Monetario Internacional (FMI) capacidad para construir los tan demandados consensos políticos, el presidente Alberto Fernández se mostró el lunes con la mayoría de los gobernadores tras firmar el nuevo pacto fiscal, que solamente rechazó el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta.

“Celebro que hayamos logrado el consenso con 23 jurisdicciones, y lamento que esto haya quedado sin firmar por la Ciudad de Buenos Aires, porque cuando se llevaba los puntos de coparticipación lo hacía sin consensos”, expresó el Jefe de Estado al cerrar el encuentro que se realizó en la Casa Rosada.

Con el acuerdo, se terminó de disolver el entendimiento que los gobernadores alcanzaron en 2017 con el entonces presidente Mauricio Macri para encarar la reducción de impuestos en sus jurisdicciones. Ahora, los mandatarios provinciales nuevamente recuperaron la potestad para definir sus estructuras tributarias, aunque ninguno se anima a anticipar el incremento de tasas.

El ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, se encargó de rechazar los cuestionamientos de aquellos sectores que alertan sobre futuras subas de impuestos, tal como lo hizo la Unión Industrial Argentina (UIA) a través de un comunicado.

“Este consenso no aumenta impuestos sino que le pone topes a las alícuotas. No genera nuevos impuestos”, afirmó el funcionario ante los gobernadores. Para reforzar esa posición, la secretaría de Provincias del Ministerio del Interior, Silvina Batakis, detalló ante este medio que las alícuotas que se fijaron “son las mismas que las provincias aplicaron en el 2019, 2020 y 2021″.

Las explicaciones del Gobierno nacional no alcanzaron para calmar los ánimos de los empresarios. El presidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, salió a quejarse por los medios de comunicación y dijo que en el sector están “preocupados”, sobre todo, por lo que sucederá con el Impuesto a los Ingresos Brutos. Es que, en el pacto de 2017, se estableció que en 2022 el sector industrial quedaría exento del pago de ese canon.

“Esto significa mayor presión fiscal. Una presión fiscal que ya de por sí es muy alta para la producción y que lo que genera y estimula es mayor informalidad”, se quejó Funes de Rioja.

El nuevo entendimiento fiscal también fue blanco de críticas porque habilitó a los gobernadores a analizar la aplicación de un impuesto sobre “todo aumento de riqueza obtenido a título gratuito”, como es el caso de las donaciones o herencia de bienes.

Aunque suscribieron al acuerdo, los gobernadores que integran la coalición opositora Juntos por el Cambio (JpC) aclararon que no subirán impuestos ni crearán nuevos. Su compromiso se formalizó a través de un comunicado que difundió la cúpula de JpC antes del encuentro en la Casa Rosada.

“Se acordó respetar y avalar las decisiones de los gobernadores y el jefe de gobierno, en el marco del compromiso asumido en la campaña electoral de no crear nuevos impuestos ni incrementar los existentes, para lograr el impulso al trabajo y la producción, tan necesarios en este momento de la Argentina”, afirmaron.

Ante este medio, el gobernador de Corrientes Gustavo Valdés destacó que el acuerdo fiscal que se alcanzó “garantiza que las provincias tengan reglas de juego”. Los otros mandatarios de JpC que concurrieron al evento fueron el de Jujuy, Gerardo Morales, y el de Mendoza, Rodolfo Suárez, quien aprovechó para reunirse con el jefe de Gabinete Juan Manzur, y para saludar a Alberto Fernández.

Tal como se encargó de exponer el presidente Fernández, el gran ausente en la firma del nuevo consenso fue el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

El mandatario porteño brindó una conferencia de prensa para explicar que no se sumó al acuerdo para no frustrar el reclamo que su administración inició ante la Corte Suprema de Justicia para que el Gobierno nacional restituya los fondos que le quitó para financiar el funcionamiento de la Policía Bonaerense.

Señal para el FMI

Más allá de las interpretaciones técnicas sobre el pacto, en la Casa Rosada resaltaron que el acuerdo con el gobernadores permitió demostrarle al FMI la capacidad del gobierno nacional para construir consensos, sobre todo, tras el fracaso para conseguir las mayorías y aprobar el Presupuesto 2022.

En ese marco, el presidente Fernández adelantó que convocará nuevamente a los mandatarios provinciales para participar, el próximo miércoles, en una reunión con el ministro de Economía, Martín Guzmán, en la que se brindarán detalles de la negociación con el organismo multilateral de crédito.

“Este acuerdo nos sirve mucho en la discusión que tenemos con el Fondo porque nos muestra un país que proyecta el futuro en términos fiscales racionales y con el consenso de todos los gobiernos provinciales, así que les agradezco desde ese lugar porque nos ayuda mucho a demostrar que estamos trabajando con el acuerdo, con la participación de todos y buscando consensos”, resaltó Fernández.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA