Un suboficial fue asesinado y quemado dentro de un auto: lo mató su amigo por celos

El homicida elaboró un plan siniestro para asesinar a su amigo de toda la vida porque estaba atraído por la novia de la víctima.

Un suboficial fue asesinado y quemado dentro de un auto: lo mató su amigo por celos
Un suboficial fue asesinado y quemado dentro de un auto: lo mató su amigo por celos

Lo que inicialmente parecía ser un automóvil en llamas en el camino rural en Margarita, al norte de la provincia de Santa Fe, se reveló como una escena de crimen, donde el cuerpo calcinado del suboficial de policía Ariel Andrés Aguirre, de 26 años, fue encontrado en el asiento trasero del vehículo.

El suboficial Aguirre, miembro de la policía santafesina, había sido apuñalado repetidamente en el pecho antes de que el automóvil fuera incendiado. El intento del asesino de destruir las pruebas fue en vano, ya que las heridas eran visibles a simple vista.

La investigación avanzó rápidamente, y en menos de 24 horas, las autoridades detuvieron a un sospechoso clave en el caso. El arrestado es Alexis Javier Franco, mecánico de motos en la localidad y amigo de la víctima. Se descubrió que Franco había tramado un plan siniestro para asesinar a Aguirre debido a sentimientos de celos hacia él, ya que estaba atraído por la novia de la víctima, quien también era compañera de ambos en la fuerza policial.

Ariel Andrés Aguirre fue asesinado por su amigo. Foto: Facebook.
Ariel Andrés Aguirre fue asesinado por su amigo. Foto: Facebook.

El plan de Franco involucraba pedirle a Aguirre que lo llevara a un lugar apartado, bajo el pretexto de buscar una pieza de repuesto para su motocicleta. El oficial asesinado, confiando en su amigo, accedió a la solicitud sin sospechar las verdaderas intenciones de Franco.

Una vez fuera del pueblo, Franco atacó brutalmente a Aguirre con un arma blanca, apuñalándolo varias veces en el pecho. Luego, prendió fuego al automóvil con el cuerpo de la víctima adentro. Después de cometer el horrendo crimen, llamó a una amiga y le mintió sobre un problema con su automóvil para que lo recogiera, regalándole la remera que había usado durante el asesinato.

La investigación policial llevó a la residencia de Franco, donde inicialmente trató de construir una coartada falsa. Sin embargo, bajo la presión de los investigadores y atrapado en sus propias mentiras, finalmente confesó el asesinato de su amigo. A pesar del avance en la resolución del caso, las autoridades aún no lograron encontrar el arma homicida utilizada en el crimen.

SEGUÍ LEYENDO:

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA