Un hombre condenado por asesinar a una pareja recibió salidas transitorias y se dio a la fuga

Ocurrió en Misiones. Freddy Báez ya había violado las condiciones de las salidas transitorias en otra oportunidad, pero por su buen comportamiento se las volvieron a dar.

Freddy Báez - Foto Clarín
Freddy Báez - Foto Clarín

Un preso, que había sido condenado por el homicidio de una pareja en Misiones, se fugó durante una de sus salidas transitorias. Freddy Báez iba a recibir la libertad en noviembre de este año.

Ocurrió en la Unidad Penal de El Dorado, donde Báez purgaba una pena de 15 años por el crimen de dos jubilados. Según informó diario Clarín, el hombre de 37 años salió de la cárcel el sábado a las 7 de mañana.

El sujeto tenía que regresar a su celda a las 19 de ese mismo día, pero no volvió. Frente a esto, agentes penitenciarios fueron hasta una casa del barrio El Progreso, en Puerto Esperanza. Baéz había fijado su dirección en ese lugar.

Sin embargo, cuando llegaron a la vivienda descubrieron que el sujeto se había fugado. Sus familiares “no sabían nada”.

Cabe destacar que esta es la segunda oportunidad en la que Baéz viola el beneficio de las salidas transitorias. En 2018, cuando había cumplido dos tercios de su condena, se le permitió hacer salidas transitorias pero poco tiempo después cambio de domicilio y no lo notificó a las autoridades.

Báez perdió todos los beneficios y se determinó que debía cumplir la totalidad de la condena para salir. Pero debido a su buen comportamiento le dieron una tercera oportunidad.

Doble homicidio y condena

En agosto de 2008 Freddy Baéz y Enrique Arístides asesinaron a María Ester Toloza (52) y Luis Crisóstomo Espínola (74).

La pareja era oriunda de Chubut y había comprado una casa en Misiones. La vivienda, ubicada en el barrio San Blas, necesitaba algunos arreglos por lo que contrataron a Baéz y su cómplice.

Terminados los arreglos, los jóvenes quisieron cobrar más dinero del que habían acordado con los propietarios. Esto derivó en una fuerte discusión y los jóvenes se fueron enojados.

El 18 de agosto regresaron a la casa por la noche y sorprendieron a la pareja mientras dormían. A la mujer la asesinaron de 17 puñaladas. Tenía signos de tortura. El hombre fue estrangulado con un cinto y degollado.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA