domingo 25 de octubre de 2020

Familiares de desaparecidos mendocinos en dictadura seguirán el nuevo debate de manera virtual / Archivo
Policiales

Se reanuda el noveno juicio por delitos de lesa humanidad en Mendoza

Por videoconferencia, ex integrantes del Ejército, la Fuerza Aérea y la Policía serán juzgados por desapariciones y detenciones. Del centenar de víctimas, 60 son desaparecidas.

Familiares de desaparecidos mendocinos en dictadura seguirán el nuevo debate de manera virtual / Archivo

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal 1 de Mendoza, que integran Alejandro Piña, Héctor Cortéz y Alberto Carelli (con Raúl Fourcade como cuarto juez), le dará hoy continuidad al juicio oral y público que abordará la responsabilidad penal de una veintena de imputados por delitos de lesa humanidad.

Se trata del juzgamiento, por primera vez, a integrantes del Destacamento 144 de Inteligencia del Ejército (con sede en una casona de la calle Emilio Civit, de Ciudad) y de la Fuerza Aérea, como parte del aparato organizado de poder. Entre las causas, se abordan las desapariciones ocurridas en el marco del “operativo antijesuita” contra militantes que trabajaban con el padre “Macuca” Llorens en el barrio San Martín y múltiples detenciones en la IV Brigada Aérea.

Además, hay nuevos procesados por el centro de detención D-2 y la comisaría Séptima, que se agrupan en ocho causas que investigan lo sucedido con un centenar de víctimas, 60 de las cuales están desaparecidas o fueron asesinadas.

Por parte del Ministerio Público Fiscal intervendrán el fiscal general Dante Vega y los fiscales ad hoc Daniel Rodríguez Infante y Patricia Santoni, y se espera la declaración de cerca de 300 testigos. Como querellantes estarán Pablo Salinas y Viviana Beigel, en representación del Movimiento Ecuménico de Derechos Humanos (MEDH).

Esta audiencia, la cuarta dentro de la cuarentena por el coronavirus, será transmitida por un sistema de videoconferencias aportado por el Poder Judicial de la Nación alojado en la plataforma Jitsi. Así, abogados de las defensas, querellantes, imputados y periodistas podrán participar.

Los acusados, de acuerdo a los datos aportados por los propios imputados durante su identificación en la primera audiencia desarrollada en marzo del año pasado, son Anacleto Calderón, Néstor Carmona, José Escobar, Julio Escudero, Juan Carlos Luis, Oscar Simone y Hugo Zalazar. Ellos fueron integrantes del Ejército.

Mientras que ocuparon cargos en la Fuerza Aérea: Julio Agüero, el ex Trovador de Cuyo, José Chiofalo, Juan Cuadrado, Emilio García, Eduardo Gaviola, Jorge López, Alberto Raganato y Juan Carlos Santa María. Por otro lado, Ramón Álvarez, Armando Fernández, Manuel Martínez, Marcelo Moroy y José Rocatto pertenecían a la Policía de Mendoza.

En mayo de este año el Tribunal sumó un nuevo imputado: Vicente Omar Navarro Moyano, del Destacamento de Inteligencia 144, que estaba prófugo cuando se inició este juicio.

Hace 10 años

El primer juicio oral por delitos de lesa humanidad en la provincia se concretó en San Rafael. Empezó en julio de 2010 y fue el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 2, integrado por los jueces Roberto Julio Naciff, Héctor Fabián Cortés y Jorge Roberto Burad, el encargado de escuchar crudos relatos y extensos testimonios sobre las desapariciones forzadas de Francisco Tripiana, Roberto Simón Osorio, Pascual Armando Sandobal y José Guillermo Berón, ocurridas entre marzo y agosto del año 1976 en el sureño departamento.

En el banquillo de los acusados estuvieron el teniente del Ejército Anibal Alberto Guevara Molina; Raúl Alberto Ruiz Soppe, quien fuera jefe de la Unidad Regional II de Policía de Mendoza; Juan Roberto Labarta Sánchez, integrante de la Policía de Investigaciones; Cristóbal Ruíz Pozo y Raúl Egea Bernal, médico y abogado de la fuerza policial, respectivamente.

Después de casi cinco meses de audiencias, el 16 de noviembre el Tribunal condenó a Anibal Alberto Guevara; Juan Roberto Labarta y Raúl Albero Ruiz Soppe a la pena de prisión perpetua e inhabilitación absoluta y perpetua.

En la misma sentencia se les revocó la excarcelación y se ordenó su inmediata detención.

Mientras que se condenó a 8 años de cárcel al abogado Raúl Egea.