sábado 19 de junio de2021

Se entregó la empleada judicial acusada de estafar a 28 compañeros de trabajo en el Este
Norali Hornz, la sospechosa, se entregó la justicia. Facebook
Policiales

Se entregó la empleada judicial acusada de estafar a 28 compañeros de trabajo en el Este

La abogada Noralí Hornz será imputada por estafas y falsificación de documento público.

Se entregó la empleada judicial acusada de estafar a 28 compañeros de trabajo en el Este
Norali Hornz, la sospechosa, se entregó la justicia. Facebook

SE entregó la abogada y empleada de la Unidad Fiscal Correccional de San Martín, Noralí Hornz (34), quien ha sido denunciada por 28 compañeros por haber sacado préstamos en financieras utilizando sus datos personales.

Esta mañana su abogado se presentó en la fiscalía de San Martin junto con su clienta y ahora será imputada, inicialmente por estafas reiteradas y también por falsificación de instrumentos públicos y privados, ya que habría fraguado bonos de sueldos y facturas de impuestos y servicios de unos 40 denunciantes.

Está alojada en la Unidad Fiscal de San Martín, por orden del jefe de los fiscales de Este, Oscar Sívori, y la causa es tramitada por dos fiscales, Gustavo Jedur y Martin Scatareggi.

El caso explotó el lunes, cuando una empleada judicial del Este fue a sacar un préstamo personal en el banco Nación y allí le dijeron que tenía dos créditos en financieras pero que ambos habían sido cancelados. Esa fue la primera denuncia que llegó a manos de la justicia.

Según una fuente judicial, la mujer solicitaba datos personales a sus amigos y allegados para hacer una encuesta para la facultad, entonces los estafados les pasaban fotos de sus documentos. Con estos datos, la mujer fraguaba bonos de sueldos y los presentaba en compañías financieras por sumas que iban desde los 100 mil a los 800 mil pesos.

“Estoy haciendo una encuesta con abogados y procuradores sobre una tesis que estoy armando. Son 3 preguntas. Si querés te las respondo yo, muchos me han pedido eso, jajaja. Pero necesito acreditar que el encuestado existe y que no lo inventé. Por eso me piden fotos del DNI. Si me podés hacer el aguante te pongo como encuestado y me mandás la fotos.