Robaron un auto con una nena de 8 años que dormía en el asiento trasero: la encontraron varias horas después

Ocurrió en la localidad de Llavallol, en Buenos Aires. Los ladrones sustrajeron el vehículo sin percatarse de la menor. Horas más tarde, la pequeña apareció sana y salva en la zona porteña de Puerto Madero, a más de 30 kilómetros del lugar el robo.

Por el caso la policía informó que hay dos personas demoradas que quedaron a disposición de un fiscal de Lomas de Zamora.
Por el caso la policía informó que hay dos personas demoradas que quedaron a disposición de un fiscal de Lomas de Zamora.

Al menos dos delincuentes armados robaron hoy un auto en el que circulaban un hombre con su hija en la localidad bonaerense de Llavallol, partido de Lomas de Zamora, y se llevaron cautiva a la niña de 8 años que se hallaba durmiendo en el asiento trasero, quien finalmente apareció sana y salva varias horas después en la zona porteña de Puerto Madero, a más de 30 kilómetros de distancia, informaron fuentes policiales y judiciales.

El hecho comenzó cerca de las 6 de esta madrugada en Ramón Pareta y Germán Kurth, en esa localidad del sur del conurbano bonaerense, y por el caso la policía informó que hay dos personas demoradas que quedaron a disposición de un fiscal de Lomas de Zamora.

Según las fuentes, todo se inició cuando un hombre y su hija de 8 años circulaban a bordo de un Ford Ka color gris y aparentemente fueron sorprendidos por varios delincuentes armados que le cruzaron un auto con intenciones de robo.

Las fuentes policiales aseguraron que dos de los ladrones obligaron al hombre a bajar de su vehículo y se lo llevaron, sin percatarse que en el asiento trasero se hallaba durmiendo la hija del matrimonio, detalla Télam.

Ante la desesperación por lo ocurrido, el hombre alertó al teléfono de emergencia 911, por lo que se montó un operativo de seguridad en busca del automóvil, que los delincuentes dejaron abandonado en Río Gallegos y Castex, en Monte Grande, a pocas cuadras del robo.

El auto robado.
El auto robado.

La aparición de la niña y el operativo de seguridad

Se cree que en ese momento, los asaltantes huyeron y la niña, perdida, comenzó a caminar hacia la zona de su casa y fue encontrada por una vecina que es amiga de la familia y que, de inmediato, llamó a la madre que en ese momento estaba trabajando en un depósito judicial en proximidades del Casino de Puerto Madero.

La vecina pactó de común acuerdo con la madre de la niña que la trasladara en un Uber hacia su lugar de trabajo.

Sin embargo, paralelamente y sin saber que esto había pasado, la policía montó un operativo de búsqueda de la niña a partir de los datos aportados por el padre, quien quedó incomunicado porque los ladrones le robaron el teléfono celular, y aportó los datos fisonómicos de su hija, que estaba vestida con una remera color verde, con un short de jean también de color verde, tenía pelo rubio largo y rulos.

Mientras los efectivos de la policía científica trabajaban sobre el auto hallado en Monte Grande en busca de rastros, decenas de móviles de la policía bonaerense se desplazaban por la zona sur del conurbano donde había ocurrido el robo en busca de la niña y analizaban cámaras de seguridad que pudieran haber captado el momento del hecho y la fuga de los asaltantes.

Recién unas tres horas después, la madre de la niña, tras ser alertada por otros familiares que estaban viendo las imágenes de lo sucedido por televisión, alertó al 911 que estaba junto a su hija en la avenida Elvira Rawson de Dellepiane al 400, próximo al estacionamiento del Casino flotante de Puerto Madero, a unos 30 kilómetros del lugar donde se inició el robo.

La falta de comunicación fue lo que complicó la situación, porque mientras la policía buscaba por todos los medios a la niña, la nena ya estaba con su madre que no sabía qué había pasado porque no se podía comunicar con su esposo, a quien le habían robado el teléfono”, dijo a Télam un investigador judicial.

Según contó luego a la policía, la madre de la niña le agradeció a la vecina que le había llevado a su hija hasta Puerto Madero y ésta regresó a su casa en Llavallol, por eso no estaba en el lugar cuando llegó la policía.

Es que una primera versión indicó que la niña había sido llevada por una mujer hasta esa zona de la Capital Federal y que, luego, desapareció.

Pasadas las 10.30, personal de la comisaria vecinal 1E de la Policía de la Ciudad ya se encontraba resguardando a la madre y a su hija y se convocó a una ambulancia del SAME para el traslado de la menor de edad de manera preventiva al Hospital Argerich.

El arma hallada tras las detenciones / Foto: Prensa.
El arma hallada tras las detenciones / Foto: Prensa.

Dos presuntos delincuentes detenidos

En tanto, personal de la policía bonaerense trabajaba esta mañana en el lugar donde fue hallado el auto Ford Ka de las víctimas, que tenía la ventanilla delantera del lado del conductor rota, en busca de rastros de los delincuentes.

Fuentes policiales aseguraron que por el caso fueron demoradas dos personas en el barrio Campanario, de Llavallol, que se presume participaron de manera directa en el robo del automóvil y la privación ilegal de la libertad de la menor de edad.

Además, los investigadores intentaban hallar cámaras de seguridad que pudieran hacer captado el momento del robo, como así también del lugar donde fue abandonado el automóvil y del recorrido que pudo haber realizado el grupo delictivo con su víctima.

Los detenidos quedaron a disposición del fiscal Gerardo Mohoraz, de la Unidad Funcional de Instrucción 6 de Lomas de Zamora, quien los indagará en las próximas horas.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA