martes 1 de diciembre de 2020

"Culón" Guaymás (25), sospechoso del femicidio de Abigail, fue linchado por vecinos - Gentileza
Policiales

Quién era “Culón” Guaymás, el presunto femicida de Abigail que fue asesinado a golpes por los vecinos

El joven de 25 años tenía 19 causas judiciales en su contra en la última década. Versiones cruzadas sobre su vinculación al abuso y crimen de la niña de 9 años en Tucumán.

"Culón" Guaymás (25), sospechoso del femicidio de Abigail, fue linchado por vecinos - Gentileza

José Antonio “Culón” Guaymás (25) fue linchado este miércoles por los vecinos del barrio Elena White, en la provincia de Tucumán. Lo habían señalado como el abusador y femicida de Rocío Abigail Riquel, la pequeña de 9 años hallada asesinada en un descampado en San Miguel de Tucumán.

Los vecinos habían seguido al presunto homicida y, antes de entregarlo a la Policía, lo desnudaron, lo golpearon con los puños y le patearon la cabeza cuando estaba en el suelo, causándole la muerte. El ataque feroz quedó registrado en video, viralizándose en las redes sociales y generando conmoción a nivel nacional.

“Culón” Guaymás tenía 25 años. En los últimos 10 años, le abrieron 19 causas judiciales. Todos por delitos contra la propiedad (robos, hurtos, asaltos), pero nunca afrontó un tribunal. Tres expedientes en su contra se encontraban listos para que se le iniciara un juicio, pero todas pasaron al régimen conclusional.

Gentileza

Fuentes judiciales desmintieron en La Gaceta que en algún momento haya sido involucrado por un caso de abuso sexual y, mucho menos, en contra de un integrante de su familia. “Ese es uno de los tantos mitos de las redes sociales”, dijo una fuente de Tribunales.

A diferencia de lo que circuló, Guaymás tampoco fue beneficiado con una medida judicial, ni fue liberado por tener un problema de salud.

Siempre de acuerdo al diario tucumano, en julio pasado, el joven de 25 años fue detenido por una tentativa de robo. Después de haber permanecido detenido 10 días, un juez le otorgó la libertad, al tratarse de un delito excarcelable. Pero solo pudo salir del calabozo el 10 de octubre, ya que no podía cumplir con la caución que le había impuesto la Justicia. La decisión no fue tomada por la fiscal Adriana Reynoso Cuello, que el miércoles fue víctima de un escrache en las redes sociales por esta situación confusa.

En sus dos brazos y en su pecho, “Culón” tenía más de una veintena de cicatrices producidas por los cortes que se realizaba cuando afrontaba períodos de abstinencia.

“Había comenzado a consumir drogas desde muy chico. Ya en los últimos tiempos estaba totalmente perdido y vivía drogado. Su madre buscó ayuda, pero nunca se la dieron porque él tampoco la buscaba”, indicó María Eugenia Flores, una vecina.

“Entiendo la bronca que tienen todos los tucumanos por el caso. Todo el mundo lo estaba buscando para hacer justicia por mano propia. Mató a un angelito. Pero no mereció tener un final así. Hubiera sido mucho más duro el castigo si lo condenaban a perpetua y pasaba gran parte de su vida encerrado. Y todos saben lo que les hacen en la cárcel a los violadores”, señaló.

Abigail, la niña de 9 años abusada y asesinada en Tucumán - Gentileza

Según otra fuente judicial, uno de los aportes fundamentales en la causa por el femicidio de Abigail fue la declaración de un testigo que aseguró haber visto al sospechoso “Culón” cuando caminaba de la mano de la pequeña por el lugar donde finalmente horas más tarde fue encontrado el cadáver.

Incluso, el propio fiscal Ignacio López Bustos declaró anoche: “Se trata de la persona que estábamos buscando por el crimen de Abigail”.

El femicidio de Abigail

La nena de 9 años fue hallada asesinada el domingo pasado en un descampado de la zona norte de San Miguel de Tucumán, detrás de unos enormes montículos de tierra que se formaron con la apertura de una calle en el lugar.

De acuerdo con los informes médicos, la niña murió a raíz de un golpe en la cabeza y tenía signos de abuso sexual y de intento de asfixia manual.

Lugar del hallazgo sin vida de Abigail en Tucumán - Gentileza La Gaceta

Según la primera hipótesis que manejan los investigadores, la niña les pidió permiso a sus padres para ir jugar en la casa de una amiga del barrio, aunque nunca llegó hasta ese lugar.

En el camino, sospechan los pesquisas, fue abordada por su asesino, quien la llevó hasta un descampado ubicado en las avenidas Francisco de Aguirre y Las Américas, donde la atacó sexualmente y luego la mató, presuntamente, para evitar que lo identificara.