Pablo Arancibia confesó el femicidio de Florencia Romano y lo condenaron a prisión perpetua

Pablo Arancibia confesó el femicidio de Florencia Romano y lo condenaron a prisión perpetua
Familiares de Florencia Romano con su foto, en Tribunales para presenciar el dictado de la sentencia. José Gutiérrez/Los Andes

Se concretó el juicio abreviado y el acusado recibió la pena máxima por el asesinato de la adolescente de 14 años en Maipú. El hecho ocurrió en diciembre del 2020 y aún tiene una causa abierta.

Como ya se había adelantado en la jornada del miércoles, este jueves fue condenado a prisión perpetua Pablo Arancibia (33), el femicida confeso de Florencia Romano (14), la adolescente asesinada en Maipú.

Vía Skype desde el penal, el imputado admitió su autoría el hecho y recibió la máxima pena, que ya habían acordado la fiscal Claudia Ríos, el defensor oficial y los abogados de la familia de la víctima, Cristian Vaira Leyton y Agustín Magdalena. El pacto de las partes fue avalado por el juez Federico Martínez.

La menor fue encontrada sin vida el 17 de diciembre pasado, tirada en una acequia del mencionado departamento. La investigación logró probar que el acusado la había contactado vía redes sociales y la invitó a su casa del pasaje Berra, en Gutiérrez, donde la atacó primero a golpes y luego con un arma blanca, presuntamente en medio de una situación de abuso sexual.

La fiscal Ríos y José Vega, jefe de Investigaciones, en el pasaje donde mataron a Florencia.

Eso ocurrió el 12 de diciembre y, tras el crimen, el sospechoso quemó parte del cuerpo, lo envolvió en sábanas y lo arrojó en el lugar donde fue encontrado cinco días más tarde.

La detención de este sujeto se concretó incluso antes del hallazgo del cadáver-cuando se había iniciado una averiguación paradero por Florencia-, y en un principio se imputó también a la pareja y concubina de Arancibia, posteriormente sobreseída.

El ahora condenado.

Con esta perpetua se cierra gran parte del caso, al que todavía le falta la resolución del expediente contra la policía del 911 que atendió la llamada de un vecino del pasaje Berra, quien manifestaba escuchar los gritos de una mujer pidiendo ayuda. La operadora del CEO, Soledad Herrera, no le dio curso a la denuncia y cortó la comunicación.

Esta uniformada está imputada por incumplimiento de los deberes de funcionario público y abandono de persona ya que se cree que si actuaba como correspondía Florencia podría haber sido salvada, o al menos Arancibia hubiera sido detenido en el momento. La acusada está en libertad a la espera del juicio y la Inspección General de Seguridad ya pidió su cesantía en la Policía.

Pedidos de Justicia.

El femicidio generó un fuerte impacto en la provincia y motivó la realización de multitudinarias marchas por calles céntricas. Una de las manifestaciones terminó con incidentes, cruces con la Policía y daños contra Casa de Gobierno, la Legislatura y el Poder Judicial.

La Legislatura en llamas tras una de las movilizaciones.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA