miércoles 24 de febrero de 2021

Andres Di Cesare fue condenado por el femicido de Julieta Gonzalez. Foto: Jose Gutierrez / Los Andes
Policiales

La Corte le dio prisión perpetua a Andrés Di Césare tras revisar su condena por el crimen de Julieta González

La fiscalía había pedido al máximo tribunal provincial revisar la pena de 18 años que había recibido en 2019 por el asesinato de la joven ocurrido 2016. El caso ahora se considera como femicidio.

Andres Di Cesare fue condenado por el femicido de Julieta Gonzalez. Foto: Jose Gutierrez / Los Andes

Andrés Di Césare fue condenado en 2019 por la muerte de Julieta González pero lo llamativo fue que el caso no fue considerado femicidio y el hombre recibió una pena de 18 años. Ahora, la Suprema Corte de Justicia de Mendoza revisó esa condena y la extendió transformándola en perpetua al considerar que la muerte de Julieta fue un femicidio.

En la noche de este viernes, el máximo tribunal de justicia de la provincia emitió su fallo tras revisar la condena que recibió Di Césare y consideró que había elementos para que el crimen fuera ponderado como femicidio.

En su fallo consideran que Andrés Di Césare es autor penalmente responsable del delito de homicidio calificado por haber mediado violencia de género”. El dictamen de la Corte tiene la firma de los ministros José Valerio, Mario Adaro y Omar Palermo.

Crimen de Julieta González y un fallo discutido

Julieta González fue raptada en el comienzo de la primavera de 2016 en Maipú, aunque sus restos fueron hallados un día después, el 27 de septiembre en Cacheuta. Allí la abandonó Andrés Di Césare, a quien la chica conocía desde que eran niños y que en 2016 habían comenzado una relación amorosa.

Julieta González.

No se estableció cuánto tiempo la tuvo cautiva hasta que la mató con un elemento contundente, que se presume, fue una piedra. La joven creía que estaba embarazada del acusado -pos mortem se descartó-, y esto habría desatado la furia de Di Césare, que tenía un noviazgo formal con otra mujer. Julieta también estaba de novia.

La investigación tuvo idas y vueltas y numerosos planteos defensivos que demoraron tres años la llegada del juicio. En septiembre de 2019 el sospechoso fue condenado a 18 años por homicidio simple, cuando había arribado a esa instancia imputado por femicidio y con el agravante del vínculo, que lo podían dejar con perpetua.

El tribunal repitió a dos de los tres magistrados del caso Zapata: Coussirat y Ratto, y se sumó Mauricio Juan. La decisión fue unánime y los tres señalaron que no se había probado ni la violencia de género ni la relación de pareja.

La madre de Julieta González, junto al colectivo Ni Una Menos. Archivo / Los Andes

La sentencia generó repudio social y marchas de escraches contra los jueces, principalmente contra Juan, que por entonces era promovido por Alfredo Cornejo para concursar un nuevo cargo.

Además del clamor popular, las tres partes involucradas fueron a casación disconformes con el fallo. A poco más de un año de la culminación del juicio, el expediente finalmente fue revisado por la Suprema Corte.

“Todavía tengo confianza en la Justicia y en que se valore la perspectiva de género. Es un femicidio, está claro. Y si no es ahora, iremos a la Corte nacional”, había dicho en 2019 la mamá de Julieta.