Imputaron por homicidio a un joven en el caso de una mujer que murió de un infarto durante un robo en Guaymallén

Imagen ilustrativa. Ignacio Blanco/Los Andes
Imagen ilustrativa. Ignacio Blanco/Los Andes

Nahuel Griffone (23) fue arrestado y acusado por el deceso de María Pérez (49), ocurrido en septiembre pasado. La víctima sufrió un ataque cardíaco al ser abordada por delincuentes en su casa. Un sospechoso quedó libre y buscan a tres hombres más.

Presentó novedades importantes en los últimos días la causa por la muerte de una mujer de 49 años que sufrió un infarto mientras era abordada por ladrones en su casa de Guaymallén. El caso ya tiene a un segundo imputado, aunque uno de estos sospechosos fue liberado y podría ser sobreseído próximamente.

El jueves pasado fue detenido Nahuel Griffone (23), capturado por la Policía en la vía pública en la zona de Jesús Nazareno, Guaymallén. Hace algunas semanas había sido identificado y estaba a la orden del día en el expediente que investiga el homicidio de María Pérez Ruiz, encontrada sin vida el 3 de septiembre pasado en su vivienda de calle 9 de Julio al 2001, ubicada en el mismo distrito en donde aprehendieron a este acusado.

El hecho se conoció en aquella jornada y fueron los vecinos de la víctima quienes advirtieron que un grupo de sujetos desconocidos sacaba elementos del domicilio de la señora, que minutos después de la denuncia fue hallada muerta.

De acuerdo a la revisión que se hizo en la propiedad, los delincuentes se llevaron del lugar algunas herramientas y un camión viejo. Los testigos hicieron su aporte en la fiscalía, que además pudo obtener una serie de imágenes a través de las cámaras de seguridad colocadas en las inmediaciones.

Así los pesquisas pudieron observar el rodado sustraído y una camioneta Chevrolet S10 que habrían utilizado los malvivientes para escapar. De este último vehículo pudieron apreciar la patente y así llegaron a su titular.

Se trata de Mario González Marín (46), detenido el 23 de noviembre en una chacarita en la que trabaja en Colonia Segovia. Allí los sabuesos dieron con el camión antiguo robado, segundo indicio de la posible participación de este hombre en el atraco.

Por estas primeras pruebas es que fue arrestado y luego imputado por homicidio en ocasión de robo, delito con penas de 10 a 25 años de cárcel. Sin embargo, en los últimos días se incorporaron nuevos elementos en la investigación y la situación del sospechoso mejoró notablemente.

González Marín quedó en libertad tras el pago de una fianza de $150.000, y si bien seguirá imputado un tiempo más, todo indica que quedará desvinculado totalmente del homicidio. No se descarta que a futuro sea acusado por encubrimiento.

Un detenido y tres con pedido de captura

Quien quedó más complicado es Griffone, según confiaron fuentes judiciales. En distintos trabajos de campo ordenados por la fiscalía, este joven y otros tres hombres fueron señalados como presuntos autores.

Al muchacho que fue atrapado el jueves lo imputaron durante el fin de semana por homicidio en ocasión de robo y será alojado en el penal, y lo mismo ocurrirá cuando caigan los otros sindicados.

La calificación hace referencia a que los malhechores irrumpieron en la propiedad de Pérez no con la intención de matar pero si de robar, y que se dieron determinadas circunstancias que desembocaron en una fatalidad.

Con respecto a esto, la autopsia reveló que la mujer dejó de existir luego de sufrir un infarto y que no fue atacada con ningún tipo de arma; si presentaba algunas marcas en el rostro por golpes, aunque eran lesiones menores.

En este contexto, se deduce que la dueña de casa fue reducida y maltratada por los ladrones, se asustó ante la situación y se infartó. El caso está a cargo del fiscal Gustavo Pirrello.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA