Condenaron a 8 años y medio de prisión al médico que condujo ebrio, chocó y mató a Luciana Montaruli

La fiscalía y la querella habían pedido 14 y 15 años, respectivamente, para Paulos. De todas formas, la pena es contundente.
La fiscalía y la querella habían pedido 14 y 15 años, respectivamente, para Paulos. De todas formas, la pena es contundente.

Este martes el tribunal dio el fallo del juicio contra José Paulos, quien además quedó inhabilitado para conducir cualquier tipo de vehículos durante 10 años.

El dolor de la familia de Luciana Montaruli, la joven de 27 años que en 2019 había ido a bailar y terminó muerta luego de que un médico alcoholizado chocara el taxi en el que viajaba, encontró algo de consuelo con la sentencia que esta tarde se le dictó al imputado. José Paulos (37) fue condenado a ocho años y seis meses de prisión por homicidio simple con dolo eventual. A la pena se le suman 10 años de inhabilitación para conducir.

El trágico suceso ocurrió hace casi tres años, precisamente en mayo de 2019, pero recién el lunes 21 de marzo de este año se dio comienzo al juicio, el cual se dividió en siete jornadas que se llevaron a cabo en el nuevo Polo Judicial de Mendoza y que terminó hoy, con la sentencia dictada por los jueces Ramiro Salinas, Alejandro Miguel y Mauricio Juan.

A pesar de que fue la fiscal Liliana Giner quien instruyó la causa en aquel entonces, en esta ocasión el jefe de la Fiscalía de Tránsito, Darío Tagua, fue quien cumplió con la función acusatoria, mientras que la defensa estuvo a cargo del abogado Juan Day.

Paulos ya lleva casi tres años de detención domiciliaria, beneficio que le fue otorgado por la jueza Patricia Alonso tras el pago de una caución de 500.000 pesos, entendiendo que no existía riesgo procesal. Pero esta tarde, el tribunal resolvió condenar al médico por “homicidio simple con dolo eventual” por la muerte de Montaruli y por “lesiones leves con dolo eventual” por Fernanda Egaña (27), la otra pasajera del taxi, y Ricardo Ruiz (22), el conductor del vehículo de transporte público, quienes resultaron heridos.

Además, los jueces resolvieron condenar al médico a la “inhabilitación especial para conducir vehículos automotores durante 10 años”.

Luciana Montaruli tenia 27 años cuando falleció tras ser embestida por un conductor alcoholizado.
Luciana Montaruli tenia 27 años cuando falleció tras ser embestida por un conductor alcoholizado.

El fiscal Tagua había solicitado este lunes, durante los alegatos de cierre, que Paulos fuera condenado a 14 años de cárcel por el delito por el que finalmente fue condenado. La querella, a cargo de Antonio Carrizo, pidió una condena por el mismo delito, aunque de 15 años para que fuera “ejemplificadora”. Mientras que el defensor Day empleó su alegato para pedir una pena de tres años y nueve meses de cárcel por “homicidio culposo”.

El trágico caso

La madrugada del sábado 18 de mayo de 2019, Luciana y su amiga Fernanda tomaron un taxi para volver a sus casas después de haber salido a bailar. Ambas decidieron ocupar un tipo de movilidad que no requiriera de manejo, tomando conciencia de que preferían no conducir después de beber en un boliche.

Sin embargo, las injusticias de la vida las llevaron a protagonizar un suceso teñido de tragedia e ironía tras ser embestidas por un conductor alcoholizado en el Acceso Sur, a la altura de Godoy Cruz, entre el carril Rodríguez Peña y calle Alsina. El hombre que impactó el taxi fue José Paulos, un médico que en aquel entonces trabajaba en el hospital Español y que había salido a bailar a Maipú. En su regreso, el galeno manejó su VW Gol con 2,7 gramos de alcohol en sangre, es decir, cuatro veces más de lo permitido.

No sólo eso, sino que el hombre viajaba a una velocidad mayor a los 100 kilómetros por hora -según testigos- cuando en la zona hay letreros que indican que la máxima para circular es de 60. Carrizo, el abogado de la familia de Luciana, resaltó que el impacto del auto que manejaba el médico sobre el taxi fue “tan fuerte que, si no hubiera estado el guardarrail, el auto hubiera caído y hubieran muerto los tres ocupantes”.

Luego de ese trágico sábado, la familia de Luciana junto a vecinos y amigos salieron a las calles con pancartas a reclamar justicia por su muerte, tanto en las arterias del centro de la Ciudad como en la puerta de la Legislatura. La pandemia le puso un freno al reclamo, pero sólo de manera presencial porque todos ellos siguieron pidiendo la condena del conductor de manera incansable, a través de las redes sociales.

La esperada condena a Paulos quizás pueda traer un poco de alivio a los padres, hermanos y amigos de Luciana, quienes durante dos años y 10 meses no dejaron de alzar la voz para que su memoria obtuviera justicia.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA