Con el asesinato de la psicóloga de Guaymallén ya son 5 los femicidios registrados en Mendoza este año

La cifra es menor a los casos registrados el año pasado, donde fueron 8 las muertes marcadas por la violencia machista.

Vanina Gabriela Videla Cinquemani, la víctima, junto a su ex y asesino Esteban Fernando Rodríguez Salva.
Vanina Gabriela Videla Cinquemani, la víctima, junto a su ex y asesino Esteban Fernando Rodríguez Salva.

Con la brutal muerte de la psicóloga Vanina Gabriela Videla Cinquemani (33) a manos de su ex pareja, ya son 5 los casos de femicidios registrados en lo que va del año, cifra marcadamente menor a los casos de muertes de mujeres, contabilizados durante el año pasado.

El año pasado, según cifras del Ministerio de Seguridad de los 70 homicidios registrados, 8 fueron femicidios. Además, hubo 2 casos que fueron considerados como femicidios vinculados o transversales. Este año hay un solo caso considerado como trasnversal. Se define técnicamente este tipo de asesinato cuando se mata “con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la que se mantiene o ha mantenido una relación”.

El último caso grave de violencia machista se dio la semana pasada en el sur provincial y el agresor, Javier Correa (27) y la fiscalía de Instrucción 1 de San Rafael, a cargo de Iván Ábalos, imputó a Correa por “homicidio agravado por relación de pareja y violencia de género, en grado de tentativa”.

El lunes 27 de noviembre la víctima, de apellido Pino, llegó a las 2 de la madrugada del pasado lunes al hospital Schestakow. Tenía severas quemaduras en distintas partes del cuerpo, por lo que fue rápidamente asistida y luego quedó internada en la Unidad de Cuidados Coronarios Quirúrgicos.

Caso Vanina Gabriela Cinquemani. Anoche fue apuñalada por su ex pareja. La herida le ocasionó la muerte, pero antes del deceso la víctima identificó al atacante, en Guaymallén
 Foto: Orlando Pelichotti
Caso Vanina Gabriela Cinquemani. Anoche fue apuñalada por su ex pareja. La herida le ocasionó la muerte, pero antes del deceso la víctima identificó al atacante, en Guaymallén Foto: Orlando Pelichotti

Según el relato de las hijas, su madre las envió a dormir y posteriormente se despertaron por los gritos de pedido de auxilio de la mujer, quien se hallaba envuelta en llamas. Luego en el hospital, una de las hijas de la manifestó que su madre había estado con su pareja y tuvieron una violenta discusión.

Pero ayer a las 21 se produjo un caso más grave: Vanina Gabriela Videla Cinquemani fue apuñalada a metros de su casa, cuando se bajó de un colectivo en Guaymallén

Esta mañana la fiscal de Homicidios Andrea Lazo imputó a Esteban Fernando Rodríguez Salva por el delito de “homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género (femicidio)”, y luego ordenó que quede alojado en la cárcel.

Esteban Rodríguez, el detenido por el femicidio
Esteban Rodríguez, el detenido por el femicidio

Según explicó una fuente judicial fue un pasajero de micro la persona que vio cómo Rodríguez agredía a golpes a su ex pareja y le avisó al colectivero. El chofer, entonces, dejó su butaca y comenzó a perseguir al agresor por la calle hasta que logró detenerlo. “El colectivero no se había dado cuenta que a Vanina la habían apuñalado. Cuando ya lo tenían inmovilizado, vuelve y se ve que tiene el puñal en el pecho”, explicó la fuente consultada.

Todos los femicidios del año

Según los registros del Ministerio de Seguridad, el asesinato de la psicóloga es el quinto femicidio registrado en lo que va del año.

El 24 de enero fue asesinada en las Heras Jesica Olguín (33), una joven madre de tres pequeños que fue hallada maniatada y asfixiada, en su casa de Las Heras. Por el caso está detenido e imputado por femicidio en concurso ideal con homicidio agravado por el vínculo Juan Manuel Tarres.

El hecho se conoció cuando un joven de 33 años acudió a la comisaría 36° y dijo que un tío había llegado al loteo Tierra Nuestra, en calle Sánchez y Starace de Guaymallén, confesando que “había matado a su esposa”, quien residía en Molinero Tejeda al 3.112, en el barrio Los Chilenos de Las Heras.

De inmediato, personal policial se dirigió al lugar y constataron que yacía el cuerpo de sin vida de Jésica Olguín. Estaba en el interior de una habitación boca abajo, con la particularidad de encontrarse maniatada de pies y manos, con indicios de ahorcamiento.

Luego, efectivos de Guaymallén se trasladaron a la vivienda donde estaba el marido de la víctima fatal y encontraron al acusado, identificado como Juan Manuel Tarres, de 48 años, acostado sobre una cama y profundamente dormido producto de haber ingerido pastillas para el sueño (Clonazepam).

El 13 de febrero fue asesinada la ciudadana surcoreana Yoo Kyunga (49) en una finca de San Martín y por el caso está detenido Kim Cong Jim (34), quien confesó el crimen de la mujer.

El caso salió a la luz a partir del relato de un hombre que integra una pequeña comunidad de ciudadanos surcoreanos, en la finca Don Pedro, en calles Sullivan y Coneto, en el límite de San Martín con Lavalle y que llamó al 911.

En simultáneo, otra alerta a la línea de emergencias avisó que al agresor lo estaban llevando en vehículo particular al hospital Perrupato debido a una intoxicación tras un intento de suicidio. En el camino, Kim Cong Jim dijo que había matado a su pareja, quien estaba desaparecida por lo cual los vecinos habían compartido una foto.

En la finca de los coreanos la Policía realizó un rastrillaje y divisó en una zona de nogales un montículo de tierra de 1,80 metros, donde fue encontrado el cuerpo de Yoo Kyunga. Según indicaron fuentes policiales, las razones del femicidio habrían sido porque la víctima no habría querido mantener más la relación amorosa con el imputado.

El 28 de mayo pasado murió Rosa Alfaro (53), quien falleció en su casa de Montecaseros tras recibir un balazo en el corazón a manos de su marido, Gustavo Ceferino Repetto. El fiscal Gustavo Jadur imputó a Repetto por el delito de homicidio triplemente agravado por el vínculo, por mediar violencia de género y por uso de arma de fuego.

La mujer fue llevada al hospital Perrupato donde se constató fue muerte por un disparo de arma de fuego, los investigadores activaron el protocolo para casos de femicidio al tiempo que tampoco descartaron estar ante un caso de suicidio, ya que el marido de la víctima fue una de las personas que llegó al hospital junto a la mujer.

Repetto y otro hombre se presentaron en la guardia del hospital Perrupato llevando a Rosa Alfaro. Los médicos de inmediato detectaron que tenía una herida de bala en el pecho, más precisamente en costado izquierdo, y que era la causa de muerte ya que el proyectil había imputado en el corazón.

El 1 de abril pasado fue la última vez que vieron con vida a Ivana Molina (31) en el barrio Las Rosas de Ciudad. El 8 de mayo la fiscal Claudia Ríos imputó a su pareja, Carlos Díaz (64), por el delito de homicidio agravado por femicidio y por el vínculo. El cuerpo de la mujer no ha sido encontrado todavía.

Los investigadores creen que Ivana podría haber sido víctima de un femicidio y que Díaz sería el autor, pero hasta el momento no se ha encontrado el cuerpo de la mujer.

Díaz tiene antecedentes por violencia de género: fue condenado a 2 años y 6 meses de prisión en 2017, cuando amenazó con un arma de fuego a su pareja anterior.

La última noticia que se tuvo sobre Ivana fue que salió de la casa que habitaba junto a Díaz, en el barrio Las Rosas, de Ciudad. Sus hermanas, las denunciantes, sospecharon del Díaz.

Testigos vieron ese sábado, 1 de abril, a Ivana y Carlos Díaz en la zona del barrio San Martín. Pasaron los días y su familia no conseguía contactarse con ella. Por eso, familiares y amigos de Molina efectuaron la denuncia el 10 de abril y salieron a las calles para pedir su pronta aparición.

También utilizaron las redes sociales para viralizar la foto de la mujer y solicitar la colaboración de cualquier persona que pueda aportar información relevante.

Inicialmente, Díaz declaró en calidad de testigo en la causa por la desaparición de su pareja, pero poco después dejó de ser visto en los lugares que solía frecuentar. Además, distintos indicios llevaron a la fiscal de Homicidios Claudia Ríos a activar el protocolo de femicidio y solicitar su detención.

Desde que se reportó su desaparición, se han llevado a cabo distintos rastrillajes en descampados y lotes baldíos entre los barrios Cano y San Martín, con la ayuda del Cuerpo de Canes de la Policía de Mendoza y de los perros especializados en la localización de rastros humanos de la Escuela de Adiestramiento Canino de Mendoza (Escam). No se ha obtenido ningún resultado.

Femicidio transversal

El pasado 23 de abril Sergio Lázaro Morales (39) murió en el hospital Central, donde había permanecido 9 días internado tras ser baleado. Por este crimen está imputado el sodero Víctor Hugo “Mono” Sánchez (41).

Se trata de un femicidio transversal: el 14 de abril, cuando Morales fue con su novia y con su hijo a la casa de la exesposa del presunto agresor, ubicada en Julio Leónidas Aguirre al 1500 de Guaymallén. Morales se encontraba en el patio, preparando un asado en la churrasquera, junto a la dueña de casa, su propia novia y algunos niños.

Cerca de las 22, el sodero Sánchez trepo la medianera, bajó al patio sacó un arma y habría comenzado a disparar, previo a preguntarle a al hombre si era él la nueva pareja de su ex. Una bala terminó con la vida de Morales.

La fiscal Claudia Ríos imputó a Sánchez por el delito de homicidio agravado por el uso de arma, en relación al asesinato de Morales. Además, también lo imputó por amenazas agravadas por uso de arma de fuego en contexto de violencia de género.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA