Agredieron a un periodista que cubría el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa

El periodista vivió un fuerte cruce al intentar acercarse a los padres de los acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa.
El periodista vivió un fuerte cruce al intentar acercarse a los padres de los acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa.

Diego Moranzoni, del canal C´ronica TV, quedó en el medio del alboroto al intentar dar con la palabra de los padres de Máximo Thomsen.

El periodista de Crónica TV, Diego Moranzoni, fue agredido este miércoles por la tarde cuando cubría la salida de los padres de los acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa. Maranzoni en el intento de obtener declaraciones de la familia de Máximo Thomsen, fue empujado contra una pared y provocó que intercambiara insulto con uno de ellos.

El reportero que se encontraba a las afueras del tribunal de Dolores cuando la policía escoltó a los padres de los acusados. Él se acercó, logró meter el micrófono cerca de los familiares y le dijo “Disculpame, ¿qué sentís cuando mirás a tu hijo a la cara?”. El video muestra como la dificultad del cronista de poder acercarse a los padres de los imputados.

Al parecer la policía empezó a forcejear “Despacio, despacio. Estamos laburando chicos” haciendo referencia a los empujones que recibía por parte de la policía que custodiaba a los familiares.

Mientras caminaba recibió un golpe por parte de una persona y gritó: “Ehh. Él me golpeó. ¿Qué me pegás?”. En ese instante se acercó un hombre vestido de civil y le recriminó: “Escuchame, ¿Qué te pasa? Nosotros también estamos laburando” y comenzó a insultarse con él.

Cuando logró salir del alboroto, Moranzoni expresó: “Me acaban de pegar dos policías. No pude llegar más de ahí. No lo puedo creer” es lo primero que dijo, luego se corrigió. Una vez que el cronista comentó lo sucedido a sus compañeros del piso, corrió en busca del agresor, con el objetivo de identificarlo.

Al volver al aire, el periodista contó: “El loquito me decía que me iba a matar. La mayoría de la gente que estaba alrededor vio todo. No salté de la nada. Salté porque me golpearon, me insultaron y me faltaron el respeto. Y después me dicen que trabajan con la familia Thomsen, que son los custodios personales”.

Además, dijo que minutos después de lo sucedido comenzó a recibir amenazas por redes sociales con la dirección de la escuela de sus hijos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA