En la nueva realidad los “viejos” son protagonistas

Tercera edad, adultos mayores
Tercera edad, adultos mayores

Muchas personas de más de 70 años que normalmente solían llamarse “viejos” están haciendo lo necesario para modificar de cuajo ese paradigma.

El reciente 20 de noviembre pasado, un señor –de nombre Joseph Robinette Biden –cumplió 80 años de edad. Quien quiera podría suponer que la jornada de este caballero está dedicada a acompañar a sus nietos, reunirse con amigos a recordar glorias pasadas y, tal vez, pasar tiempo en un plaza viendo como el viento mueve las hojas de los árboles y van, de rama en rama, los pajaritos. Pero no. El hombre está ocupado. Muy atareado. Es más conocido como Joe Biden y se trata del presidente de los Estados Unidos.

Es cierto que, de vez en cuando, Biden –en sus discursos y entrevistas – comete algún error producto de cierto olvido o alguna confusión. Pero es evidente que, aún con sus 80 años de edad cronológica, está capacitado para dirigir a ésta superpotencia.

Concluirá su mandato en dos años y, según comentó, piensa presentarse para la reelección presidencial.

Se trata del ejemplo paradigmático de que, esas personas que normalmente solían llamarse “viejos” están haciendo lo necesario para modificar –de cuajo– el paradigma.

Hoy por hoy, se hace cada vez más habitual que personas en edad cronológica de retirarse a “disfrutar los beneficios de la jubilación” (como solía decirse) se encuentran dispuestos a enfrentar nuevos logros y seguir plenos de actividad.

Uso la expresión “edad cronológica” porque ya es demasiado evidente que no puede asociarse esto con incapacidad para seguir siendo útil y vital en la vida cotidiana.

Una cosa es la “edad cronológica”, que se mide a través del calendario, y otra – distinta y diferente – la edad psíquica de cada persona. Por lo cual puede afirmarse que hay “viejos” de 30 años de “edad cronológica” y jóvenes de 80 años de “edad cronológica.”

Avancemos en otros ejemplos concretos.

Vladímir Vladímirovich Putin, presidente de Rusia, cumplió 70 años de edad cronológica el pasado 7 de octubre. Es innecesario comentar que planifica permanecer en tal cargo todo el tiempo que le sea posible.

El presidente de la República Popular China, Xi Jinping, es el más joven de todos ellos. Tiene, apenas, 69 años de edad cronológica cumplidos el pasado 15 de junio. También se encuentra bastante atareado asegurándose la continuidad en el cargo hacia un futuro aún indeterminado.

Pareciera que estamos limitándonos al campo de la política. De manera que nos abriremos a otras áreas donde habremos de hallar los mismos resultados.

Comencemos por el mundialmente conocido “beatle” James Paul McCartney quien, con sus 80 años de edad cronológica, continúa dando recitales, componiendo y grabando nuevos temas.

En la Argentina tenemos a Willy Quiroga, el legendario bajista del grupo pionero del rock en castellano Vox Dei quien, a sus 78 años de edad cronológica sigue viajando por el país y el exterior ofreciendo sus muy concurridos recitales. Hace un par de semanas recibió de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires la designación de Personalidad Destacada de la Cultura. En ese mismo ámbito y ocasión ofreció un recital donde pudo comprobarse todo su despliegue físico, vocal y artístico en general.

Mick Jagger, integrante de los Rolling Stones desde su fundación, se convertirá en octogenario en 2023. Innecesario es destacar el despliegue escénico de movimientos y contorsiones que continúa haciendo con su cuerpo en cada actuación así como su capacidad vocal.

Keith Richards, también cofundador de Rolling Stones cumplirá 79 en diciembre venidero. Igual que Jagger su vitalidad física y musical se mantiene en plena lozanía.

Ambos están convencidos que continuarán brindando recitales, componiendo y grabando por mucho tiempo.

Joan Manuel Serrat, que por estos días recorre tierras de América del Sur, cuando sólo le falta poco más de un año para convertirse en octogenario, avisa que abandona los escenarios pero, de ninguna manera, el hecho de seguir componiendo, creando y grabando nuevos temas.

El cantante, pianista, compositor y músico británico Elton Hércules John (popularmente conocido como Elton John), rumbo a sus 76, acaba de presentar su show en los Estados Unidos. Eso si, igual que Serrat, avisando que es el último.

Innecesario mencionar a Mirtha Legrand quien continúa semanalmente en televisión, con sus 95 cronológicos. La actriz María Rosa Fugazot, con sus 80, continúa haciendo teatro actualmente. Moria Casan, de 76, está en la misma situación.

El periodista Enrique Macaya Márquez –ya con 88– está cubriendo en Qatar su mundial número 17.

País donde también se encuentra la actriz Susana Giménez, pronta a cumplir 79 en enero venidero y que continúa con su trabajo actoral.

Tres ejemplos finales. Tres argentinos del campo de la escritura.

Roberto Alifano (llegará a los 80 el año entrante), que acaba de regresar de Madrid donde presentó su libro “Macoco, el primer playboy” sigue publicando su columna semanal en el diario “El imparcial”, de España, además de seguir planificando nuevos libros, viajando por conferencias y siendo el secretario de cultura de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE).

Con 76 años de edad cronológica, el poeta, escritor, crítico, periodista y que fuera jefe de prensa del Dr. René Favaloro, Carlos Penelas acaba de publicar un nuevo libro titulado “Poesía esencial” a más de ganar un prestigioso premio literario en Galicia.

Son éstos unos pocos ejemplos de una nueva realidad que, cada vez, tendrá más cantidad de protagonistas. Lo que hasta hace poco se consideraba el tiempo de “la vejez” es un espacio que se va diluyendo a gran velocidad para dar lugar a nuevos tiempos humanos en los que la persona continúa siendo protagonista. Como dijo alguien que es buen ejemplo de lo que hemos venido señalando, pero prefiere permanecer anónimo: “Uno tiene la edad de los proyectos que alberga… ¡y que – sin excusas – está dispuesto a concretarlos!”

* El autor es Doctor en Psicología Social. Magister en Psicoanálisis. Filósofo y escritor.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA