Del monstruo del Leviatán a un Estado capaz de crear valor público

Obras públicas en Godoy Cruz. Iniciaron obras para remodelar el bulevar San Vicente
Obras públicas en Godoy Cruz. Iniciaron obras para remodelar el bulevar San Vicente

Debemos pensar en un Estado con capacidad suficiente par encarar las grandes transformaciones sociales, económicas y ambientales que exige el desarrollo del siglo XXI.

Thomas Hobbes identificó al Estado como un Leviatán: un ser temible, omnipresente que no tiene piedad, escrúpulos ni compasión cuando se trata de defender la autoridad del Estado. No hay nada por encima de este poder absoluto.

En cuanto a esta idea de Estado, creo que debemos superarla y pensar en un Estado con capacidad suficiente para encarar las grandes transformaciones sociales, económicas y ambientales que exige el desarrollo del siglo XXI. Se trata de un Estado facilitador que logre sentar las bases hacia un desarrollo que comience a revertir las condiciones de estancamiento económico y que permita generar condiciones propicias para el crecimiento de los comercios y la generación de empleo privado.

Este modelo de Estado no carga en las espaldas de sus ciudadanos con una presión tributaria insostenible para financiar sus acciones y que, por ser un elemento que alimenta la inflación, termina impactando de forma más dura sobre los sectores más vulnerables. Tampoco es un Estado autoritario; por el contrario, apuesta a la coordinación dialógica para la resolución de los conflictos socioeconómicos. Es decir, impulsa espacios dinámicos de concertación y coordinación colaborativa entre los múltiples actores que conforman la arena de las cuestiones de índole pública.

Si bien, el conflicto es parte de esta realidad sistémica; a su vez, existen diversos interlocutores y espacios de participación ciudadana. Es, ahí, en donde el Estado tiene un rol negociador con el resto de los colectivos económicos y sociales. Este rol facilita la creación de espacios para disipar las tensiones y generar acuerdos; de eso se trata gestionar en un sistema democrático.

La función pública exige, como condición sine qua non, la dotación de un equipo de funcionarios profesionales de alta talla, como sostenía Max Weber; en donde confluye la convicción y la pasión, junto con un alto sentido de responsabilidad por el cumplimiento de los objetivos de la política pública. A estos dos elementos, el autor alemán le agrega un tercero: la mesura o el temple de ver las cosas en la perspectiva adecuada y resistir con tranquilidad a pesar de las múltiples presiones de la realidad y de los hombres.

Son, justamente, estos profesionales de la administración pública los que deben impulsar la transformación de este Leviatán, ese monstruo descomunal que es, hoy, nuestro Estado. Éste puede y debe convertirse en un aliado del desarrollo y de las libertades, dando respuestas adecuadas a un contexto regional y nacional de bajo crecimiento, alta inflación y aumento de la desigualdad.

Cabe preguntarse: ¿mediante qué acciones puede el Estado conciliar políticas dirigidas a impulsar la reactivación económica, hacer frente a la inflación y mantener el apoyo a los sectores más vulnerables?

Estas preguntas deben estar encuadradas en un marco que busque propiciar economías con bajas emisiones de carbono para hacer frente al cambio climático. Por consiguiente, comparto algunas acciones de políticas públicas que se impulsan desde el Municipio de Godoy Cruz y sirven de ejemplo para el caso y la construcción de este Estado posible.

Creando Valor Público

En estos casos de alianzas público - privadas, el municipio se convierte en un “actor clave” para impulsar este desarrollo que reactiva, genera empleo en armonía con el ambiente y da cuenta de verdaderas capacidades desde la gestión local:

Cambios en el sistema de transporte público

● Sistema troncalizado de transporte en Avenida San Martín, política pública que unificó y ordenó tanto el acceso como la circulación, generando la plataforma propicia para la incorporación de unidades eléctricas de cero emisiones. Dicha intervención, en un primer momento generó mucha discusión y polémica pero, sin dudas, los beneficios al transporte público y el cuidado del ambiente son notorios a partir de esta obra.

● Estación Multimodal de transferencia vehicular Parque Mitre, con su máxima de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, alentando el uso del Metrotranvía urbano; posee un estacionamiento equipado con paneles solares, puestos de carga para automóviles y bicicletas eléctricas, sumado a una estación de préstamo gratuito de bicicletas.

Inversión en áreas urbano comercial

● Intervención en calle Paso de los Andes. No sólo acompañó a un sector comercial deprimido sino que, además, generó mejoras de carácter urbanístico en todo el entorno de la arteria, con el aporte de vecinos y comerciantes.

Parque fotovoltaico

● La solución consiste en la generación de energía limpia que permita reducir sustantivamente el gasto en alumbrado público, solventado por vecinos y comerciantes.

Este reducido raconto de algunas políticas públicas de gestión local, dan cuenta de las posibilidades reales a la hora de impulsar un Estado que acompañe grandes transformaciones que la sociedad está demandando.

Un Estado capaz de crear valor público, acompañando el liderazgo privado, que impulsa un modelo de desarrollo desde una perspectiva de “crecimiento verde”, creando empleo privado, reduciendo la pobreza y la vulnerabilidad.

* El autor es Secretario de Obras y Servicios Públicos de Godoy Cruz.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA